Blogia
Terrae Antiqvae

Hipatia de Alejandría, la primera mujer científica de la Historia

Hypatia Charles William Mitchell 1885

Foto: Hypatia. Óleo de Charles William Mitchell, 1885

El nombre de Hipatia significa la más grande. La leyenda de Hipatia de Alejandría nos muestra a una joven, virgen y bella, matemática y filósofa, cuya muerte violenta marca un punto de inflexión entre la cultura del razonamiento griego y el oscurantismo del mundo medieval. Como ocurre con todas las biografías de los matemáticos (y matemáticas) de la antigüedad, se sabe muy poco de su vida, y de su obra se conoce sólo una pequeña parte.

Fue recordada como una gran maestra y admirada por la magnitud de sus conocimientos. Era considerada como “el mejor matemático vivo” del mundo greco-romano. En la época de la Ilustración, Toland y Voltaire, utilizaron su figura como expresión de la irracionalidad del fanatismo religioso, y en el Romanticismo la recrearon como la encarnación del espíritu de Platón y el cuerpo de Afrodita. Pero toda esta notoriedad ha hecho que se pierdan de vista sus logros intelectuales y su auténtica biografía.

Hipatia (o Hypatia) nació en Alejandría (Egipto), en el año 370 de nuestra era y murió en esa misma ciudad en el año 415. Fue una mujer científica, filósofa neoplatónica y maestra, que con su sabiduría y sus enseñanzas contribuyó en gran medida al desarrollo de las Matemáticas y la Astronomía.

Alejandría en el siglo IV

En el siglo IV Egipto era una provincia romana y continuaría siéndolo hasta la llegada de los árabes en el siglo VII. En el año 312, el emperador Constantino se había convertido al cristianismo. Al año siguiente, en el 313, fue firmado el Edicto de Milán por el cual se estableció la paz religiosa y la libertad de cultos. En el año 330, Constantino traslada la capital del imperio a Bizancio, que pasaría a llamarse Constantinopla. En los últimos años del siglo IV Roma se divide en dos partes: el Imperio de Occidente y el Imperio de Oriente. Egipto es incorporado al Imperio de Oriente y en estos años vive el ocaso de su Historia Antigua. El cristianismo también había llegado a Egipto. En la época que nos ocupa se suceden grandes controversias y disputas entre las distintas facciones de cristianos. Algunos autores reseñan cómo las peleas llegan a hacerse callejeras. La Iglesia cristiana defendía en estos momentos su independencia respecto al poder imperial y los emperadores del siglo IV se consideraban autócratas y muy por encima de la ley. En Alejandría vive y predica el obispo Teófilo (385-412), enemigo de Juan Crisóstomo que predicaba en la Iglesia de Antioquía (actualmente en Turquía). La rivalidad entre Alejandría y Constantinopla también era algo a tener en cuenta, ya que afectó grandemente a las iglesias del resto de la cristiandad. Finalmente la iglesia egipcia se separó de la iglesia de Oriente. Fue entonces cuando apareció la lengua copta, una mezcla entre el egipcio demótico y la influencia del griego.

En estas circunstancias históricas vino al mundo Hipatia de Alejandría, en un momento en que el estudio y la importancia de las ciencias y del saber estaba casi olvidado, y no sólo eso, sino perseguido por personajes como el obispo Teófilo y el obispo Cirilo.

Filosofía

En la llamada escuela de Alejandría, el neoplatonismo tiene sus últimos representantes en el círculo que Olimpiodoro fundó en Alejandría en el siglo IV, y que continúa con varios autores de no mucho relieve, entre otros: la filósofa Hipatia, Hierocles, Filipón (ca. 490-530) —comentador de Aristóteles convertido luego al cristianismo— y por último, ya en el siglo VII, otro comentador de Aristóteles, Esteban de Alejandría.

Una mujer en la ciencia

Hipatia nació en Alejandría a mediados del siglo IV, algunas referencias dicen que en el 370 y otras en el 355. Su padre Teón de Alejandría era un célebre matemático y astrónomo, muy querido y apreciado por sus contemporáneos, que seguramente trabajaba y daba clases en la Biblioteca del Serapeo, sucesora de la legendaria Gran Biblioteca que desapareció en el incendio del año 48 a.C. Teón fue un sabio que no se contentó con guardar los conocimientos de la ciencia para sí y sus discípulos sino que hizo partícipe de ellos a su propia hija, algo verdaderamente insólito en el siglo IV. Hipatia por su parte era una mujer abierta a todo el saber que su padre quisiera volcar sobre ella y así fue cómo se educó en un ambiente académico y culto. En efecto, Teón le transmitió su conocimiento sobre las matemáticas y la astronomía además de la pasión por la búsqueda de lo desconocido. Los historiadores han llegado a asegurar que incluso superó al padre, y que muchos de los escritos conservados que se suponen de Teón son en realidad de la hija.

Escuela de Atenas Rafael Sanzio

Hypatia Escuela de Atenas Rafael Sanzio

Foto: (1) “Escuela de Atenas” (2) detalle Hipatia. Rafael Sanzio

Aprendió también sobre la historia de las diferentes religiones que se conocían en aquel entonces, sobre oratoria, sobre el pensamiento de los filósofos y sobre los principios de la enseñanza. Viajó a Atenas y a Roma siempre con el mismo afán de aprender y de enseñar. La casa de Hipatia se convirtió en un lugar de enseñanza donde acudían estudiantes de todas partes del mundo conocido, atraídos por su fama. Uno de sus alumnos fue Sinesio de Cirene, obispo de Ptolemaida (en Fenicia), rico y con mucho poder. Este personaje dejó escrita mucha información sobre Hipatia, su maestra. Por medio de él pueden llegar a conocerse los libros que ella escribió para la enseñanza, aunque ninguno ha llegado a nuestros días. Otro alumno llamado Hesiquio el hebreo escribió unas obras que se conservan, en las que también hace una descripción sobre las actividades de Hipatia y asegura que los magistrados acudían a ella para consultarle sobre asuntos de la administración. Dice también que fue una persona muy influyente en el aspecto político. También se interesaba por la mecánica y ponía en práctica la tecnología. Se sabe que inventó un aparato para destilar el agua, un hidrómetro graduado para medir la densidad de los líquidos y un artefacto para medir el nivel del agua.

hypatia biblioteca alejandria

Pero Hipatia era pagana y le tocó vivir en tiempos duros para el paganismo. Su situación llegó a ser muy peligrosa en aquella ciudad que se iba haciendo cada vez más cristiana. Los filósofos neoplatónicos como Hipatia pronto se vieron perseguidos. Algunos se convirtieron al cristianismo, pero Hipatia no consintió en ello a pesar del miedo y de los consejos de sus amigos como el caso de Orestes, prefecto romano y alumno suyo, que no consiguió nada a pesar de sus ruegos. Hipatia resultó ser para sus enemigos, no una mujer científica sino una bruja peligrosa.

Muerte de Hipatia

En el año 412 el obispo Cirilo de Alejandría fue nombrado (para sustituir a su tío Teófilo), patriarca, un título de dignidad eclesiástica que sólo se usaba en Alejandría, Constantinopla y Jerusalén, que equivalía casi al del papa de Roma. Cirilo (elevado siglos más tarde a los altares) era un católico que no consentía ninguna clase de paganismo ni de herejía y que luchó toda su vida defendiendo la ortodoxia de la Iglesia católica y combatiendo el nestorianismo. Los historiadores creen que Cirilo fue el principal responsable de la muerte de Hipatia, aunque no exista documentación directa que lo acredite.

Sinesio escucha a Hipatia

Foto: Sinesio de Cirene escucha a Hipatia

Se dice que Cirilo era enemigo de esta mujer, a la que temía y admiraba a la vez. Pero siguiendo la tónica general de la época, no le era posible comprender ni tampoco consentir que una mujer se dedicase a la ciencia y menos aún a esa clase de ciencia que difícilmente podían comprender las personas que no eran eruditas en el tema. Por lo tanto creó un clima y un ambiente de odio y fanatismo hacia ella, tachándola de hechicera y bruja pagana. En el mes de marzo del año 415, Hipatia fue asesinada de la manera más cruel por un grupo de monjes de la iglesia de San Cirilo de Jerusalén (no hay que confundir a los dos Cirilos: el de Jerusalén había muerto en el año 387). Los hechos están recogidos por un obispo de Egipto del siglo VII llamado Juan de Nikio. En sus escritos justifica la masacre que se hizo en aquel año contra los judíos de Alejandría y también la muerte de Hipatia. Cuenta cómo un grupo de cristianos impetuosos y violentos, seguidores de un lector llamado Pedro fueron en su busca, la golpearon, la desnudaron y la arrastraron por toda la ciudad hasta llegar a un templo llamado Cesareo; allí continuaron con la tortura cortando su piel y su cuerpo con caracolas afiladas, hasta que murió; a continuación descuartizaron su cuerpo y lo llevaron a un lugar llamado Cinaron y allí finalmente lo quemaron. De esta manera creyeron dar muerte a lo que ellos llamaban idolatría y herejía.

Hypatia retrato

Retrato idealizado de Hipatia. Gasparo’s. 1908

Orestes, el prefecto romano amigo y alumno de Hipatia informó de los hechos y pidió a Roma una investigación. Pero por «falta de testigos», se fue retrasando, hasta que llegó un momento en que el propio Cirilo aseguró que Hipatia estaba viva y que habitaba en la ciudad de Atenas. Orestes tuvo que huir de Alejandría y abandonar su cargo. Con la muerte de Hipatia se terminó también la enseñanza del pensamiento de Platón no sólo en Alejandría sino en el resto del Imperio. El interés por las ciencias fue debilitándose y la Historia entró en el oscurantismo. Pudo sobrevivir en Bizancio y poco después empezó de nuevo a florecer en el mundo árabe musulmán.

Bibliografía:

Dzielska, María (2004 (2ª edición 2006)), Hipatia de Alejandría, Madrid: Ediciones Siruela. ISBN 9788478447497.
Escolar Sobrino, Hipólito (2001 (3ª edición 2003)), La biblioteca de Alejandría, Madrid: Editorial Gredos. ISBN 9788424922948.
Russell, Dora (2005), Hipatia. Mujer y conocimiento, traducción Eduardo Viñuela. Oviedo: Krk Ediciones. ISBN 9788496476448.
Sinesio de Cirene (1993), Himnos. Tratados, Introducción, traducción y notas de F. A. García Romero. Madrid: Editorial Gredos. ISBN 9788424916275.
(1995), Cartas, Intr., trad. y notas de F. A. García Romero. Rev.: C. Serrano Aybar. Madrid: Editorial Gredos. ISBN 9788424916824.

Fuente: Wikipedia

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

alfredo zamora -

La verdad es que discutir sobre los detalles de como murio resulta morboso y esteril el hecho que diversas fuentes refieren es que fue linchada por una turba de fanaticos religiosos y si parecen que esos tiempos estan lejanos basta con mirar al medio oriente donde una mujer es azotada solo por asistir a una fiesta sin sus conocidas vestiduras que las cubren de pies a cabeza o tratar de entender la guerra entre israel y palestinos o el odio del taliban a los ocidentales y eso que ya han pasado casi 1800 años y como humanidad seguimos haciendo las mismas estupideces "te mato en nombre de Dios" (que segun todas las religiones es "amor")

Jack Celliers -

El tal "Lapidario" es maravilloso en su cinismo: no la torturaron con caracolas sino que simplemente la machacaron con tejas... Vamos ¡que la diferencia es grande!

Vicente M. es un poquito más moderado, aunque su argumento es debilucho: si Cirilo hizo aportes a la escritura alfabética... ¡entonces no podía ser un malvado! ¡Qué pedazo de argumento!

Los neocatólicos conservadores son aún más despreciables que la más despreciable new age.

Vicente M. -

No hay fuentes, pero "los historiadores creen que Cirilo..."

Los historiadores cuando no tienen fuentes tienen tanta credibilidad como el Papa de Roma en temas historiográficos, y la metáfora viene al pelo.

Los neopaganos de la "new age" ponen a Cirilo a parir, pero un patriarca que fue conocido en su tiempo por el apodo de "El Lector" y que hasta se atrevió a teorizar una reforma de la escritura alfabética, el famoso alfabeto cirílico, usado hoy en Rusia y paises eslavos, no cuadra con la imagen maniquea que intentan imponer de un Cirilo malvado, fanático, y sobre todo, enemigo de la filosofía y la cultura. Pero está de moda tirar a la iglesia católica y a sus doctores por el fango... algo quedará.

En cuanto a la imagen de la Edad Media como una edad oscura en contraposición con la antiguedad clásica, tampoco es una idea que se sostenga ni un segundo con los datos de la historiografía moderna. El modelo esclavista romano se derrumbó por su propio peso, y el sistema feudal mejoró notablemente no solo la producción, sino que mejoró la situación personal de los antiguos esclavos, que de objetos pasaron a ser reconocidos como siervos, personas hacia las que el dominus tenía obligaciones y deberes como la defensa frente a enemigos

Javi -

En la Europa medieval no se mejoró en mucho la ciencia romana, sólo se mejoraron ciertos aspectos. Los únicos que sobrepasaron en algun aspecto a los romanos fueron los Omeyas.

laura -

pues mira no entiendo na da de filosofia y menos con el profesor que tenemos que lo da todo x splcado y asi no se puede a probar una asignatura....me gustaria que se resumiera la biografia de estos personajes porque asi se nos aria un poco mas facil el trabajo.un beso

Angel Gomez-Moran -

DESDE SERVIDOR JAPONES CARENTE DE ORTOGRAFIA HISPANA. AcentuaciOn en mayUsculas; sonido gn=nn (Espanna)

El primer comentario con todos los respetos estA escrito en un tono bastante irrepetuoso para referirse a Hypatia y la caida de las escuelas NeoplatOnicas de Oriente. Pues fuE la muerte de esta mujer matemAtico (hija del gran TeOn) el sImbolo de la entrada en el oscurantismo medieval( tal y como el texto dice). Con ella se destruye la Ultima escuela del pitagorismo alejandrino. Y tras la pErdida, cierra y posterior prohibiciOn de teorias filosOficas como la pitagOrica o la platOnica, la pluralidad ideolOgica se pierde en Roma. Es decir, que ello es la primera represiOn religiosa de la Historia del catolicismo, que ademAs fuE iniciada unos annos antes por el emperador de origen espannol Teodosio.

Muy posiblemente quien suscribe tal comentario irrisorio sobre Hypatia (mencionando que seguro que fuE apedreada etc), es partidario del sistema aristOtelico y por lo tanto odiarA todo lo referente a el neoplatonismo. Pero tristemente, la tierra se movIa como decIa PitAgoras, PlatOn y sus seguidores, y no era el centro del Universo (como afirmaba AristOteles y despuEs Ptolomeo). Tristemente amigo que te ries del tormento y la muerte de una mujer tan maravillosa como se recuerda que fuE Hypatia, la Tierra se mueve y los ignorantes han dejado de martirizar a los sabios en muchos lugares ya (gracias a Dios).

Pero continuando con el tema, en nuestra opiniOn, hasta que no se regresO al neoplatonismo, no se saliO de la Edad Media y de ese oscurantismo que con gran acierto menciona el articulista. Aunque estarIAmos muy interesados en conocer quE grandes cientIficos y filOsofos medievales superaron con tantas creces a los grecorromanos (como Ud. dice). Pues mas bien pensamos que aquellos hombres cultos en la Edad Media (que los hubo) lo fueron por respetar, continuar y estudiar profundamente el Mundo ClAsico.

Esperando poder recibir una rEplica contundente de Ud. y que apedree mis palabras con argumentos sOlidos que me dejen como Hypatia (de lo que parece, le gusta tanto reirse).

Se despide atentamente:
Un admirador de Hypatia y del pitagorismo.

Javier -

Oí hablar de ella por primera vez en una de las aventuras de Corto Maltés: "Fábula de Venecia"

Jonathan -

Que los medievales le dan mil vueltas a los romanos....que desfachatez. ¿En que te basas para afirmar tamaño despropósito? Léete un libro antes de pronunciarte sobre Roma

Lapidario -

A ver, eso de que la mataron con "caracolas afiladas" no tiene ni pies ni cabeza.

las crónicas en griego hablan de que la muchedumbre la mató con "ostrykion", que no son ostras ni moluscos ni mejillones. Son tejas, tejas de tejado.

[El error viene de carl sagan, que lo ha dicho y el resto le han repetido, pero quien lea los textos griegos verá que no cuela].

Y de torturas refinadas, nada. Debía haber un montón de tejas de construir por allí y la apedrearon, que es lo que hacen las muchedumbres alborotadas. Nada de torturas refinadas comanches.

Y lo de "la historia entró en el oscurantismo" es un bulo. Una cosa es que Europa fuera pobre y saqueada por bárbaros, y otra que no se apreciara la ciencia y la tecnología: los medievales le ganaron mil vueltas a los romanos en esto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres