Blogia
Terrae Antiqvae

Celtas y Vettones

Celtas y Vettones ****************************************
GALERÍA FOTOGRÁFICA DE LA EXPOSICIÓN
****************************************

Los pueblos Celtas de la Antigüedad presentan un gran atractivo para el hombre actual. Los celtas hispánicos constituyen, además, uno de los más antiguos vínculos de la península Ibérica con Europa, a la par que un capítulo fundamental de nuestra Historia.

Las exposición Celtas y Vetones se hace eco de esta consideración y muestra, por primera vez en España, una panorámica general sobre los pueblos célticos, con especial incidencia en los de Hispania y singularmente los del actual territorio abulense, los vetones. Organizada por la Diputación Provincial de Ávila, se ha instalado en esta ciudad, que resulta un marco idóneo por los poblados –castros- que la circundan y la profusión de esculturas zoomorfas –verracos- que conserva.

La muestra ilustra quienes eran los celtas, dónde y cuando vivieron, qué hacían y qué legado nos han dejado, a través de 350 piezas de cerca de 50 museos de España y de Europa. Se ha distribuido en dos Secciones, Los celtas en Europa y Los celtas en Hispania, que, con estas coordenadas, describen los orígenes y extensión de estos pueblos, sus creencias y "tesoros", su expansión y guerreros, su vida cotidiana, sus conocimientos intelectuales y su expansión artística. Finalmente, un colofón de Arqueoturismo Celta, abre la muestra al Paisaje Cultural, más allá del recorrido de las salas.

Los Celtas en Hispania

Tras una alusión al descubrimiento científico de los celtas en Hispania y a su extensión por la Península Ibérica, se distribuyen las piezas con un hilo argumental que ilustra su origen y evolución; sus poblados y necrópolis, incidiendo en que los mejores documentos para conocer sus modos de vida se han conservado en sus sepulturas, con armas, cerámicas y joyas. Continúa el planteamiento de su organización social, economía y artesanado, según los principales pueblos y tribus que describen los historiadores de la Antigüedad. Entre ellos, quedan destacadas en el ábside "Los Vettones", antiguos habitantes de las tierras abulenses, con la presencia de verracos, armas, joyas y cerámicas junto a una visión del Altar del Oppidum de Ulaca.

Después del análisis de las creaciones, escritura, lengua y arte, se hace hincapié en el fenómeno romanizador, que si bien supone el ocaso de estos pueblos, también permite la canalización duradera de muchos des sus rasgos. Finalizan la muestra una serie de referencias al folklore y a las pervivencias célticas actuales en muchas regiones de España, sin olvidar el eco popular que los celtas tienen actualmente en curiosos y sorprendentes aspectos de nuestra vida.

Celtas y Vettones, ya se ha dicho, no quiere acabar en las estrictas Salas; por eso invita a conocer sobre el terreno el denominado Arqueoturismo Celta, los castros y verracos de los vettones, visitando los principales poblados y disfrutando de paisajes de inolvidable belleza que se retrotraen fácilmente al entrono de la vida vetona, como en Las Cogotas, Ulaca, Mesa de Miranda, El Raso y Los Toros de Guisando.

Son viajes que pueden servir de introducción a otros itinerarios celtas previstos por toda Hispania y Europa, como guión de un turismo cultural de la más alta calidad.

------------------------------------------------------------------------------

LOS CELTAS EN ÁVILA

Comisario de la Exposición D.Martín Almagro Gorbea.

Doctor y Catedrático en Prehistoria por la Universidad Complutense de Madrid. Académico Anticuario de la Real Academia de la Historia.

La Revista de Ávila, suplemento dominical del Diario de Ávila, 30 de septiembre de 2001.

Ávila acoge desde el 28 de septiembre hasta el día próximo día 9 de diciembre la mayor exposición sobre el mundo celta que se haya organizado jamás en Europa: 'Celtas y Vettones' ha sido el nombre escogido para dar a conocer al gran público y a los científicos de todo el mundo las y secretos de éstas antiguas civilizaciones; el profesor comisario de la muestra, ofrece de sus impresiones sobre esta gran exposición.

No es fácil explicar, como arqueólogo, las impresiones personales de una gran exposición como la de 'Celtas y Vettones' que se acaba de inaugurar en Ávila y que va a esta abierta, como un acontecimiento excepcional, hasta el 10 de diciembre de este año 2001.

Desde hace muchos años, los celtas es uno de los temas más 'populares' en las exposiciones temporales de toda Europa y muestras sobre los celtas se suelen realizar casi cada año en distintos países de Europa. El motivo es la popularidad del tema, que supera al de cualquier otra cultura arqueológica.

En efecto, los celtas forman parte de la raíces de muchas naciones de Europa, pero su éxito radica, en parte, en el misterio de su origen y de su visión del mundo y, en parte también, en el eco que todavía tenemos de ellos a través de las sagas irlandesas y bretónas, como el ciclo del Rey Arturo y los Caballeros de la Tabla Redonda, y en cuentos y tradiciones populares, conservados hasta hoy en gran parte de Europa.

Para mejor comprender lo que supone este acontecimiento, hay que tener en cuenta algunas circunstancias que le dan gran realce. La primera, es que esta exposición es la primera vez que en España se va a gozar por todo el público el fascinante mundo de los celtas, con lo que se cubre un importante vacío de nuestra Cultura al valor de esta importante faceta de nuestro Patrimonio Cultural e Histórico.

La idea de esta exposición internacional ha sido una iniciativa de la Diputación Provincial de Ávila, la cual, a través de su Institución Gran Duque de Alba y del museo de Ávila nos indicó su deseo de emprender alguna empresa que permitiera dar a conocer los singulares castros y restos arqueológicos de los vettones, pueblo prerromano que habitaba las tierras ganaderas a caballo del Sistema Central y del Occidente de la Meseta.

Los preparativos comenzaron hace más de dos años. El año pasado, en colaboración con la Fundación Duques dé Soria, se llevó a cabo una reunión científica internacional para estudiar las posibilidades de una gran exposición internacional que lanzara al general conocimiento de la cultura de los céltas de Híspania y la de los vettones en particular: la idea inicial acabó concretándose en esta gran exposición internacional sobre Celtas y Vetones que en estos días puede verse en Ávila. Pero para lograr este ambicioso plan se ha contado también con la colaboración de la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León y con el patrocinio científico de la Real Academia de la Historia, cuyo eficaz apoyo ha permitido que la muestra alcanzara la altura deseada y que se lograran las mejores obras de los principales museos de España y de toda Europa y el apoyo de sendos comités científicos, uno internacional y otro hispánico.

La colaboración de instituciones y personas ha sido siempre generosa y ha contribuido decisivamente al éxito de la empresa. Gracias a todos, se ha logrado organizar este evento, que marcará una nueva época en los estudios y la valoración del mundo celta, tanto entre los especialistas y público europeos, que hasta ahora conocían muy mal la cultura de los Celtas de Hispania, como entre los especialistas y el gran público de España, que por primera vez vamos a poder gozar las mejores creaciones de los celtas de uno y otro lado de los Pirineos.

Otra idea que hay que resaltar es el porqué esta gran muestra se ha organizado era una ciudad relativamente pequeña como es Ávila. A algunos colegas extranjeros les sorprendía que no fueran Madrid o Barcelona las ciudades elegidas para esta magna muestra, pero la elección de Ávila resulta muy acertada pues esta población es Patrimonio de la Humanidad y une a su propio encanto y atractivo turístico su proximidad a Madrid, lo que la hace fácilmente visitable por el gran público, siendo la exposición un motivo ideal para volver a verla; pero, sobre toldo, Ávila es la antigua Abula, en sus orígenes oppídum o ciudad de los vettones y , además, toda la provincia de Ávila atesora alguno de los más bellos castros de toda Europa, a los que se añaden los famosos verracos o esculturas de cerdos y toros, algunos tan conocidos como los Toros de Guisando. Estos elementos se han 'integrado' en la exposición para permitir no sólo ver las obras de los Celtas, sino conocer sus poblados y sus paisajes, conservados hasta nuestros días en hermosos parajes naturales apenas transformados. Tal posibilidad hace que esta exposición sea abierta', lo que sólo se podía lograr en Ávila, que se convierte en una capital de la cultura celta, pues esta idea es una novedad mundial. Pero con ello también se desconcentran los grandes eventos culturales de carácter internacional de las grandes ciudades al favorecer sede alternativas que permiten desarrollar un turismo cultural arquelógico por áreas rurales que contribuirá con más eficacia a valorar nuestro rico Patrimonio.

Para aprovechar todas estas circunstancias tan favorables, se pretende que la exposición sea 'abierta', no limitada a los dos locales donde se exhiben los objetos, por lo que la visita de los yacimientos vettones más importantes, seleccionados por su interés y atractivo, arqueológico y paisajístico, constituyen una tercera sección de la muestra.

En consecuencia, la exposición consta de tres partes, 'Los celtas en Europa', instalada en el renacentista Torreón de los Guzmanes, 'Los Celtas en Hispania', instalado en la bella iglesia románica de Santo Tomé el Viejo y la visita a castros y verracos, cuya entrada es independiente, pero aconsejada como complemento de la exposición y motivo de magníficas excursiones para los que amen la naturaleza, el senderismo o la Arqueología.

En el Torreón de los Guzmanes el recorrido es lineal, como si se fuera mirando un libro ilustrado con láminas, pero que son auténticas obras maestras directamente visibles. Se han organizado como capítulos sucesivos: quiénes eran los celtas, su situación geográfica, cuándo vivieron, sus orígenes, sus reyes y príncipes, sus tesoros 'mágicos', vinculados a sus creencias en el Más Allá, la nueva época de los guerreros y su expansión por toda, Europa, su vida en la ciudad, los conocimientos 'científicos' de los druidas y sus preciosas creaciones artísticas. La exposición resulta muy completa, con 210 objetos o conjuntos. Pero quiero dejar a juicio del visitante qué obra u obras le resultan más bellas o atractivas, elección ciertamente difícil entre tantos 'tesoros' de nuestra cultura. En todo caso, están reunidas las mejores piezas de muchos museos de Europa y, por supuesto, de España, verdaderas obras cumbre del Arte
Europeo de todos los tiempos.

En la iglesia de Santo Tomé el Viejo se expone, en un sugestivo marco mágico presidido por el mapa de Hispania y el 'altar de sacrificios de Ulaca', el descubrimiento de los celtas en Hispania, su origen y extensión, los principales pueblos con sus peculiaridades, su arte y sus tesoros y su aparente desaparición con la romanización, pues se muestran fotografías y objetos que nos permiten la pervivencia de muchas costumbres celtas entre nosotros. Para el disfrute de esta magna muestra conviene tener presente que las obras expuestas son creaciones de artesanos al servicio de una sociedad que, en objetos aparente mente funcionales como un broche de cinturón, un arma o un vaso, plasmaban sus creencias mágicas y religiosas, que el visitante puede llegar a descubrir analizando con minucia detalles que pasan casi desapercibidos, pues los Celtas gustaban de una arte elusivo en el que figuras y decoraciones ofrecen diversas lecturas según el punto de vista que se adopte. Pero su genialidad creadora y su espontaneidad lo hacen accesible a todos los públicos, desde un niño al más exigente conocedor de las artes.

Para finalizar estas impresiones, esta exposición espera contribuir al conocimiento del fascinante mundo de los Celtas y de su cultura, una de las raíces de Europa y de gran parte de España, lo que nos une hacia el pasado igual que su disfrute actual nos está uniendo en presente y lo hará en el futuro. Además, contribuirá a conocer los castros y verracos en parajes natura es e gran belleza, lo que promocionará el turismo en pueblos del territorio abulense y de otras áreas al crearse rutas de arqueoturismo celta, pues visitar castros y museos, disfrutar de paisajes y apreciar la gastronomía y la hospitalidad de las áreas rurales es un turismo cultural de la más alta calidad. Por todo ello, el visitante de 'Celtas y Vettones' va a disfrutar nuevas experiencias culturales y a conocer mejor este rico Patrimonio Cultural de España y de toda Europa, que tal vez le aficionen a un turismo arqueológico que lleve a conocer mejor nuestras lejanas raíces, que compartimos con, gran parte de la Europa actual, donde los Celtas generan cada día mayor interés.

GALERÍA FOTOGRÁFICA DE LA EXPOSICIÓN
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Angel Gomez-Moran Santafe -

INVITO A TODOS LOS LECTORES A QUE PARTICIPEN DE LA MAGNIFICA GALERIA DE FOTOS QUE CONTIENE EL ARTICULO.

Muchas gracias, pues las fotos son una magnIfica muestra de arte celta.

asuncion -

Me ha gustado mucho el artículo por varios motivos. Primero por hacer un gran resumen del contenido y objetivos de la exposición.

En segundo lugar por hacernos llegar las declaraciones del comisario de la muestra que son muy interesantes, y que creo que son de dificil acceso al aparecer en un diario de ámbito local.

En tercer lugar considero que es un gran acierto el caracter abierto de la exposicion y creo que debería aplicarse con más frecuencia de aquí en adelante, y en futuras exposiciones.

Por último, agradecer la posibildiad de ver algunas piezas de la muestra, pues me fue imposible acercarme in situ, cosa que me hubiera gustado enormemente.

Un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres