Blogia
Terrae Antiqvae

La huella romana en Vigo es de una sandalia

Foto: Esta suela pertenece a una talla de calzado correspondiente al 38. Los cerca de 24 centímetros que mide la suela de la fotografía se corresponderían en la actualidad con la talla 38. Aunque no existe una equivalencia exacta entre tamaño de pie y altura, el dueño de esta suela podría medir alrededor de un metro y sesenta y cinco centímetros.  

En la excavación realizada en Rosalía de Castro aparecieron tres suelas de «cáligas» romanas cuya antigüedad oscila entre los 1.800 y los 1.600 años. Además de la gran salina localizada en el solar de Rosalía de Castro, los arqueólogos también hallaron otras estructuras pétreas que pudieron ser utilizadas para el almacenaje de la sal. 

La huella romana en Vigo es un hecho incuestionable. Y más ahora que incluso podemos ver el calzado que la provocó. Son tres suelas de sandalia datadas entre el siglo II y el IV, aparecidas durante la intervención arqueológica dirigida por María Jesús Iglesias Darriba en la unidad de actuación urbanística de Rosalía de Castro II.

La aparición de materiales orgánicos antiguos es muy infrecuente en Galicia debido a la acidez de los suelos, pero en esta ocasión hubo mucha suerte. Las suelas y otros materiales orgánicos, como un tronco de árbol, ramas, semillas de melocotón, cáscaras de nueces y castañas, una fuente de madera y fragmentos de cuero trabajado, quedaron depositados sobre la salina existente en esta zona durante el siglo I. El descenso del nivel del mar y la acción del viento fue consolidando este terreno en unas condiciones adecuadas para la pervivencia de estos materiales, que acabaron siendo fosilizados. 

Las suelas de las sandalias todavía permiten ver el claveteado de este calzado usado habitualmente por los soldados romanos. Este tipo de calzado era conocido con el nombre de cáliga y se aseguraba en el propio pie y en el tobillo mediante unas correas. Su suela estaba guarnecida de clavos algo sobresalientes que aseguraban la estabilidad de quien las portaba. 

Mote de Calígula 

Las cáligas dieron el sobrenombre militar al emperador Calígula, diminutivo de cáligas, algo así como «Sandalitas», que teniendo en cuenta el carácter que se gastaba Cayo Julio César Augusto Germánico, a buen seguro que provocó más de un disgusto entre su tropa. 

Este hallazgo quedó documentado en la fase VI del yacimiento, que se corresponde contextualmente con la fosilización de la salina altoimperial y su nivelación de suelos en época tardorromana. Es decir, las suelas localizadas pueden tener entre 1.800 y 1.600 años, un amplio espectro cronológico que no ha podido ser concretado más debido a la ausencia de estructuras pétreas en este estrato.

Los arqueólogos encargados de este trabajo sí localizaron diverso material cerámico. Tanto cerámica común, como de transporte, de construcción y terra sigillata hispánica y gálica. 

La intervención arqueológica, que todavía sigue su curso en zonas marginales del yacimiento de Rosalía de Castro, proporcionó hasta ocho estratos diferentes, que recorren el terreno desde un nivel de limos y de arena, hasta la época moderna, aunque la propia arqueóloga en su evaluación reconoce que esta secuencia estratigráfica tiene matizaciones puntuales. La intervención arqueológica fue precedida por unos sondeos realizados a comienzos del año 2006 por el arqueólogo Víctor J. Barbeito Pose. 

La campaña comenzó el 3 de julio del 2006, con el desmonte mecánico de los restos contemporáneos, y finalizó el 19 de enero del 2007, después de excavar manualmente 1.160 metros cuadrados, repartidos en dos áreas. 

Vía: Jorge Lamas | La Voz de Galicia, FOTOS DE LA CONSELLERÍA DE CULTURA, 23 de septiembre de 2008 

Artículo relacionado en el foro de Terrae Antiqvae: Hallan 4 hornos romanos en las obras del puerto seco de Vigo  

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Roque Gallego -

Me parece excepcional. Lo cierto es que nunca había visto una información en éste sentido.
Respecto a la traducción dada al apodo de Calígula, la más común, la que más he encontrado, quizás menos literal y más interpretativa del hecho donde surgió el apodo o mote del personaje, en éste sentido: "botitas" (Calígula acompañaba de niño a su padre, Germánico, en sus expediciones en la Germania (s.I d.c.), calzando unas pequeñas caligas de legionario.

Our -

Cuantas mas noticias de este tipo leo por internet, mas sorprendido me quedo, y es que en la antiguedad hacian cosas impresionantes.

Hoteles Ibiza -

No tenia ni la menor idea de que se pudieran conseguir tantisimos datos a partir de una huella! Es impresionante todo lo que encuentran.

Sergio Rodriguez -

Digamos, que la sandalia encontrada pertenecía a u general o a un civil romano, con 1800 años de antigüedad podría llegar a entonces a los 2010 años seria el tipo de calzado mas común en tiempos de la Jesús..? Entonces puede tener una relación con el Cristianismo y la Iglesia Primitiva, en sus costumbres y modas.

bertranvall -

como vemos , nuestros calzados modernos , se asemejan a los calzados romanos halldos.////
jorge hugo bertran vall

xenophon -

Los reconstruccionistas estan de enhorabuena con este hallazgo. Mas material para recrear la disposicion de los clavos en las suelas de tan famoso calzado

Pepe Lanas -

Un segundo estudio muy interesante a incluir a este de la huella aparecida, sera el de descubrir si ademas de sandalia romana llevaba puesto calcetin (celta). Ello podria demostrar que la costumbra barbara de ponerse sandalias con calcetines es de origen iberorromano. De ser asi y la pisada hallada tener calcetin, podremos hablar de que la terrible costumbre vista en nuestras playas en los extranjeros, no es sino el reflejo del mundo celta unido con el romano.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres