Blogia
Terrae Antiqvae

El nuevo asedio de Numancia

Salvemos Numancia

Aunque algunos crean que Soria es una invención poética de Antonio Machado o una atrevida fantasía de los cartógrafos, lo cierto es que existe y que es bellísima, empezando por su capital, algo que el Ayuntamiento parece haber olvidado y que han venido a recordárselo la Academia de la Historia, la de San Fernando, la asociación Hispania Nostra y la Universidad Nacional de Educación a Distancia, que se oponen a la construcción del Polígono Industrial Soria 2 en el entorno de Numancia. Así también lo hace la familia del Duque de Lugo -los Marichalar- propietaria de parte de los terrenos y donante en su día de aquel sitio arqueológico, donación que hace un siglo dio nacimiento a Patrimonio Nacional.

Numancia vuelve a estar asediada y no sólo por este proyecto auspiciado por el Ayuntamiento soriano y la Junta de Castilla y León, sino también por la construcción de un cementerio privado junto a las ruinas del monasterio de San Juan de Duero, erigido por los Hospitalarios en la falda del monte de las Ánimas. Por el proyecto de la Ciudad del Medio Ambiente (800 viviendas, más edificios institucionales y suelo industrial) junto a Garray (un magnífico proyecto que debería realizarse en otro lugar). Por la construcción de 300 viviendas junto al campamento de Alto Real del Cerco de Escipión. Y por la creación de otro polígono industrial de 40 hectáreas en el cercano municipio de Garrejo.

Polígono Industrial Soria 2

En 16 de octubre de 2007 la Junta de Castilla y León modificó, a instancias de su Consejería de Fomento, el Plan General de Ordenación Urbana de Soria para autorizar la construcción del Polígono Industrial Soria II, que tendrá una superficie de 117 hectáreas, modificación puntual que fue denunciada y recurrida por la familia Marichalar, pues considera que «se han producido múltiples y gravísimas irregularidades», entre las que se citan «la exclusión de la revisión del PGOU de Soria del convenio firmado entre el Ayuntamiento y Gestión Urbanística de Castilla y León (Gesturcal), suscrito en 2005 para la construcción de ese polígono industrial. Este hecho -según la familia Marichalar- supone un fraude de ley». Además «se ha omitido el trámite esencial de emitir un informe de sosteniblilidad ambiental exigido por la ley, y máxime para una operación a gran escala que exige la destrucción de más de un millón de metros de cubierta vegetal; ignorándose y despreciándose la futura incidencia de actividades industriales sobre el río Duero y todas las áreas naturales y de patrimonio cultural colindantes, entre ellos siete Bienes de Interés Cultural (BIC): Numancia y Cerco Romano de Garray; el Casco Antiguo de la Ciudad, Margen Izquierda del río Duero; Claustro de la Iglesia de San Pedro; Iglesia Concatedral de San Pedro; Iglesia y Claustro de San Juan de Duero; y la Muralla Medieval».

Se da la circunstancia de que en las proximidades de Soria se ha puesto en marcha el Polígono Industrial de Valcorba, que con sus 267 hectáreas habilitadas, cubre las necesidades de desarrollo de la zona durante los próximos 20 o 30 años.

La Academia de Historia

A pesar de las reacciones contrarias que se han suscitado, ni la Junta ni el Ayuntamiento de Soria han rectificado sus posiciones. ni siquiera al recibir el informe aprobado el pasado 22 de junio por la Real Academia de la Historia.
La Docta Casa señala, en primer lugar, «el gran valor paisajístico y cultural del entorno de la ciudad de Soria» y enumera como partes suyas el monte de las Ánimas y los Arcos románicos de San Juan de Duero, a los que califica como «uno de los parajes de mayor interés de la zona»; así como la Sierra de Santa Ana, el monte de Peñaranda, El Cabezo, La Rasa y Numancia. «Estas parameras y laderas -añade- pertenecen a unos de los tipos de paisajes más representativos del interior ibérico».

Por ello, para la RAH «toda intervención en este entorno debería hacerse con sumo cuidado de no devaluar el patrimonio paisajístico de la ciudad. En efecto, los miradores de la ciudad, empezando por los del Parque del Castillo y la Ermita del Mirón, se proyectan sobre esta garganta del Duero, y son una de las señas de identidad más reputadas de la ciudad».

Asimismo, el informe recuerda que España ha suscrito el Convenio Europeo del Paisaje en el año 2000, y sin «entrar en consideración de la normativa urbanística de Soria, ni de su aplicación», llama la atención sobre el «estrecho criterio paisajístico que se ha manejado, ajeno a toda la normativa reciente, tanto europea como española».

Por ello, el informe concluye que esa intervención «entrañaría un considerable impacto paisajístico y rompería la armonía. Ese detrimento vendría incrementado por el hecho de tratarse de una zona de gran interés cultural con toda la secuencia de puntos de interés histórico y arqueológico como son los que jalonan el Duero en este entorno hasta la propia Numancia».

Real Academia de Bellas ArtesPor su parte, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando remitió el 5 de diciembre de 2007 una carta al alcalde soriano, Carlos Martínez Mínguez, en la que transmitía su «inquietud al conocer el proyecto para construir un polígono industrial en el paraje conocido como El Cabezo, que afectaría negativamente y de un modo irreversible a unos de los paisajes históricos de esta provincia, que visual y físicamente lindan con lugares como Numancia, Ermita del Mirón y San Juan de Duero».

Por último, le notifica el acuerdo aprobado el 19 de noviembre por el que se «solicita de ese Ayuntamiento que dicho paraje de El Cabezo siga conservando el carácter rústico» que le daba el PGOU de Soria antes de su modificación.

Hispania Nostra y UNED

La Asociación Hispania Nostra también se pronunciaba en concordancia y le hacia saber al Consistorio soriano el 5 de diciembre último que «en caso de no seguirse la autorizada opinión de esas Reales Academias (Historia y BB.AA.), Hispania Nostra estima que la intervención urbanística propuesta en ese lugar supondría un considerable impacto paisajístico y una pérdida de Patrimonio cultural y natural en una zona con numerosos puntos de gran interés histórico y arqueológico».

Por último, el pasado lunes 28 de enero la UNED hizo público un comunicado en el que manifestaba su «enorme preocupación por la degradación y destrucción que pueden acarrear» los proyectos del polígono industrial Soria II y el de Garrejo; el de la Ciudad de Medio Ambiente de Garray; y el del cementerio del Monte de las Ánimas, por lo que solicitó al Ayuntamiento que «valore la posibilidad de situarlos en otros lugares».

Fuente: TULIO DEMICHELI / ABC.es, 3 de febrero de 2008


(2) Defendamos «este nido de Numancia»

Numancia fue el primer Monumento Nacional, con San Juan de Duero y Santa María de Huerta, en 1882

POR JOSÉ MARÍA LUZÓN NOGUÉ.

Pocas veces un yacimiento arqueológico, un cerro de ruinas, deja memoria de quienes lo habitaron, de quienes edificaron lo que fue una ciudad, la amurallaron y la defendieron. A menudo de los lugares ocupados por castros, plazas fuertes e incluso ciudades amuralladas en emplazamientos estratégicos, no queda más que el registro de que en ellos hubo alguna ocupación olvidada con el tiempo. Con frecuencia desconocemos el nombre que tuvieron y los episodios históricos por los que pasaron sus habitantes desde la fundación hasta el abandono. En ocasiones apenas quedan algunos recuerdos en los alrededores de nombres más o menos corrompidos por el tiempo, que derivan de aquellos otros que tuvieron hace dos o tres mil años y que hoy permanecen casi olvidados. Esta fue la situación de Numancia durante largo tiempo hasta que los estudiosos del Renacimiento comenzaron a rescatar su memoria.

Desde Apiano

Numancia fue uno de los nombres más repetidos entre los historiadores clásicos que narraron los primeros decenios de la conquista romana de Hispania. El nombre de Numancia y los episodios vividos por la ciudad aparecen en los textos de Apiano narrando las guerras de Iberia, pero es igualmente mencionado en historiadores como Diodoro de Sicilia, Tito Livio, Valerio Máximo, Plutarco, Dion Casio, Paulo Orosio y otros. Para Roma el caso de Numancia fue un símbolo de la conquista de Hispania y la resistencia de los pueblos arévacos, pero también fue el modelo del asedio tenaz que Escipión organizó en su entorno mediante la bien planificada construcción de una red de campamentos que cerraba y aislaba a sus habitantes. Su acción le valió los honores del triunfo.

Numancia 001

La recuperación del nombre de Numancia y la protección de sus ruinas ha tenido momentos realmente gloriosos y no es de los menores el que se debe a la pluma de Cervantes. Sin duda hoy uniríamos nuestra voz a la suya repitiendo las palabras que puso en boca de Escipión: «Avergüénceos, varones esforzados,/ ver que, a nuestro pesar, con arrogancia, / tan pocos españoles, y encerrados, /defiendan este nido de Numancia».

Entre abandono y sensibilidad

La protección de los monumentos y yacimientos arqueológicos en España ha pasado por etapas de abandono y otras de mayor sensibilidad histórica. A veces con enormes contradicciones, puesto que en el siglo XIX algunas ciudades destruían con alborozo sus antiguas murallas en aras del progreso y la modernidad, mientras las Comisiones Provinciales de Monumentos se esforzaban por evitar la ruina de los conventos desamortizados y los yacimientos arqueológicos. Sin embargo, en aquellos momentos en que por una parte se desmontaba el claustro de un convento o la sillería de un coro para llevarlos a museos extranjeros, las Academias de la Historia y de Bellas Artes de San Fernando unían su voces para promover las ruinas de Numancia, apenas aún sin excavar, como primer Monumento Nacional, declarado por Real Orden de 25 de Agosto de 1882.

Le siguieron de inmediato otros como las murallas de Tarragona (1884), el teatro de Sagunto (1886) y tras la primera Ley de Protección del Patrimonio de 1911, las ruinas de Itálica y Mérida (1912). Está claro cuáles eran los motivos que llevaban a seleccionar aquellos lugares y declararlos, a veces con más grandilocuencia que efectividad, con el sonoro título de Monumentos Nacionales. Y no deja de ser una triste coincidencia que al tiempo que se acerca al entorno de Numancia el tsunami del desarrollo actual de la ciudades, el Tribunal Supremo haya declarado en sentencia firme la ilegalidad de una obra de arquitectura moderna superpuesta en el teatro romano de Sagunto. Tan sólo han transcurrido cien años para que la decisión de nuestros abuelos de proteger aquellos lugares del expolio y saqueo de que habían sido objeto durante largo tiempo, apenas tenga otra validez que el recuerdo rancio de lo que fueron entonces símbolos históricos de identidad nacional.

Las leyes de protección del patrimonio histórico definen con precisión los monumentos y los yacimientos arqueológicos, procurando defender no sólo los lugares sino su entorno paisajístico. Y pocas veces se puede poner un ejemplo de yacimiento arqueológico en el que el entorno haya jugado un papel más decisivo. En los alrededores de Numancia, que ocupa algo más de veinte hectáreas en el término municipal de Garray (Soria), se localizaron y excavaron parcialmente a comienzos del siglo pasado los campamentos romanos del Castillejo, Peñarredonda, Valdeborrón, Traverseras, la Dehesilla o la Rasa, cada uno de ellos ocupando una superficie de varias hectáreas. Nunca unas ruinas y su entorno constituyen una unidad tan completa como la que nos ofrece Numancia.

Obra monumental de Schulten

Por ello, la primera gran obra monumental que la arqueología alemana publicó de un yacimiento hispano fue precisamente la de A. Schulten, en que se daban a conocer de manera exhaustiva a la comunidad internacional los campamentos numantinos de Escipión y sus generales.

Es posible que a muchos de los que hoy podrían defender y promover este lugar histórico se les haya olvidado la significación que ha tenido, desde la historiografía romana más antigua, hasta la bibliografía arqueológica más reciente. Pero no cabe duda que Numancia y sus alrededores, sus ruinas y sus paisajes, deben ser mantenidos con su entorno como paraje histórico. Cervantes ya lo intuía de este modo cuando ponía significativamente en boca de España una invitación a que aquellas ruinas desoladas se transformasen en su propia fuente de riqueza: «Oh, si saliesen sus intentos vanos, / y fuesen sus quimeras desatinos, / y esta pequeña tierra de Numancia / sacase de su pérdida ganancia».

Fuente: ABC.es, 4 de febrero de 2008

13 de marzo de 2008

El Instituto de España se opone al polígono industrial junto a Numancia

El Instituto de España que engloba a los académicos numerarios de la Real Academia Española y de las de Historia; Bellas Artes de San Fernando; Ciencias Exactas, Físicas y Naturales; Ciencias Morales y Políticas; Medicina; Jurisprudencia y Legislación; y Farmacia, considera que la construcción del Polígono Industrial Soria II junto a Numancia causaría un daño irreversible.

El informe emitido por la Mesa del IE señala que «existen paisajes emblemáticos que por su singularidad deben ser respetados en su integridad», sobre todo cuando están «ligados a un acontecimiento histórico trascendental», como el «vasto panorama bélico en el que se desarrolló la batalla de Verdún, que los franceses han conservado tal como quedó; y el amplio paisaje de Numancia, que debe servir de testimonio de una de las gestas más heroicas del Mundo Antiguo».

Pone el IE como ejemplos a seguir el Museo de los Claustros de Nueva York (la familia Rockefeller compró un bosque en la otra orilla del río Hudson para que no se pudieran construir edificios modernos que perturbaran la sensación de encontrarse en la Edad Media); y en España, la Vega Baja de Toledo, pues constituye «el testimonio fidedigno del paisaje del Greco» y que «ha podido ser salvada de su desaparición gracias a la acción de la Comisión conjunta de las Reales Academias de San Fernando y de la Historia, y a la decisión determinante del presidente de la Junta de Castilla-La Mancha. Así quisiéramos que ocurriese en Numancia».

Por ello, el Instituto anuncia que su «Comisión de Monumentos, después de un detenido estudio y minucioso análisis del tema, ha resuelto dar la batalla para defender el paisaje que la rodea. De llevarse a cabo la construcción del proyecto del Polígono Industrial Soria II, el daño sería irreversible. El abierto paraje, -en el que se encuentran Numancia, el cerco del Garray, los Campamentos de la Rasa y Peña Redonda y el vecino conjunto del margen izquierdo del río, con la Iglesia y el Claustro de San Juan de Duero, el Monte de las Ánimas y la Muralla Medieval-, debe quedar despejado como está en la actualidad».

Soria en Debates de Patrimonio

María Jesús Peréx (directora del Departamento de Historia Antigua de la facultad de Historia y Geografía de la UNED), que participaba junto con Alfredo Jimeno (director del Plan Arqueológico de Numancia) en los Debates de Patrimonio que organizan la Fundación Santander e Hispania Nostra, mostró a ABC su satisfacción por el apoyo del IE que se suma al de instituciones como las Reales Academias de Bellas Artes e Historia, Hispania Nostra, Institut Catalá de Arqueologia Classica, la Sociedad Española de Estudios Clásicos y la UNED.

Peréx recordó que se modificó el plan urbanístico de Soria para dar vía libre a este polígono industrial a pesar de que el informe realizado por Arquetipo para la Junta de Castilla y León, que impulsa el proyecto, reconocía que podría afectar a siete Bienes de Interés Cultural. Además, el proyecto se ha aprobado sin el preceptivo informe medioambiental. Asimismo, recalcó que no sólo ese proyecto afecta a Numancia y a la propia capital, sino también la Ciudad del Medio Ambiente, que es «un proyecto estupendo que debería realizarse en otro sitio»; así como una urbanización colindante en Garray; otro polígono menor, que asumiría las construcciones inaceptables en la Ciudad del Medio Ambiente, y un cementerio privado junto al Monte de las Ánimas.

Por su parte, Alfredo Jimeno manifestó a ABC que él considera que «en el proyecto del Polígono Industrial Soria II no hay ilegalidad», porque, si bien es verdad que limita con el Campamento de la Rasa, «no le afecta directamente, aunque sí podría tener incidencia visual». Jimeno considera que «no hay que poner en conflicto las distintas potencialidades de Soria. Hay que impulsar las de desarrollo económico y defender otras, tan importantes, como las de desarrollo turístico. Hay que tener muy en cuenta que Numancia y el Cerco atraen cada año a 70.000 visitantes. ¿Para qué crear un conflicto entre potencialidades cuando Soria es muy grande?»

Fuente: TULIO DEMICHELI / ABC.es, 13 de marzo de 2008

-

28 de marzo de 2008

Un polígono arrasa los terrenos de la familia Marichalar en Soria

El Ayuntamiento aprobará la polémica expropiación en abril a pesar de su proximidad con el yacimiento de Numancia.

El Ayuntamiento de Soria aprobará en abril la expropiación de los terrenos en el paraje del Cabezo a la familia Marichalar para la construcción del polígono industrial Soria II, que promueve la Junta de Castilla y León a través de la empresa pública Gestrurcal.

El alcalde de Soria, Carlos Martínez, ha explicado en una rueda de prensa que los técnicos municipales han desestimado las alegaciones que la familia Marichalar había presentado al proyecto, que aluden a la proximidad con el yacimiento de Numancia y diversos bienes de interés cultural, y por tanto la expropiación "es definitiva".

De esta manera, los grupos municipales darán el visto bueno a la construcción del polígono en el próximo pleno municipal y, posteriormente, el expediente se remitirá a la Junta de Castilla y León, que es la institución que tiene que dar la aprobación definitiva al proyecto.

Martínez ha anunciado que no permitirán "que se pierda la inversión de treinta millones de euros", aunque en principio el grupo socialista prefería otra ubicación para esta obra.

En cuanto a la defensa de los afectados, la familia Maricharlar ha manifestado durante el litigio que en Soria existe oferta de suelo industrial para los próximos treinta años y por lo tanto no es necesaria esta construcción.

Otras instituciones como el Instituto de España, la Real Academia de la Historia y las Artes de San Fernando, las de la asociación de la defensa del patrimonio Hispania Nostra y de profesores del departamento de historia de la UNED, se han opuesto a la ubicación del polígono industrial en este paraje también por su proximidad con el yacimiento de Numancia y diversos bienes de interés cultural.

En cuanto a la defensa de los afectados, la familia Maricharlar ha manifestado durante el litigio que el polígono industrial Soria II, aprobado entre la ciudad de Soria y el Cerco y ruinas de la ciudad de Numancia, ocuparía 117 hectáreas de suelo rústico "de alto valor paisajístico, cultural, arqueológico y natural", sostienen.

La familia Marichalar propietaria de los terrenos ha denunciado al Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León la "fraudulenta e irregular" operación urbanística autorizada en 2007 por el Ayuntamiento de Soria y por la Junta para la construcción del polígono, "pese a existir suficiente oferta de suelo industrial en la ciudad de Soria para los próximos 30 años, según el Plan General de Ordenación Urbana de Soria aprobado en 2006".

Concretamente Alfredo Jimeno, director del plan arqueológico de Numancia, ha asegurado recientemente que dentro del Plan Director del yacimiento se contempla la reconstrucción de algunos de los campamentos prehistóricos y que uno de ellos, el de La Rasa, quedaría sólo a 400 metros del proyectado polígono, mientras que el de Peñaredonda también se encontraría bastante cerca de las naves industriales.

Fuente: EFE, Soria / El País.com, 28 de marzo de 2008

¡Únete a la protesta, deja tu comentario!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

20 comentarios

despertando... -

Conforme totalmente con lo que coloca Anstar. La involución de esta ciudad lleva tiempo plasmándose... Proyectos como el nuevo polígono industrial, la "Ciudad del Medio Ambiente", la futura macrocárcel, el gran aparcamiento subterráneo, se plantean desde arriba como respuesta a los problemas que existen en la localidad, así, su propuesta solucionará el paro, ampliará infraestructuras...
a mí no me parecen cambios pensados para los residentes en la zona, ni acepto ni me creo los "beneficios" que traeran a Soria... ¿para quién son esos beneficios? ¿a costa de qué y de quién? Muchas otras cosas escasean más en la provincia, las cuales necesitan una financiación que nunca llega.
Tristemente, una de las cosas que más nos faltan es Movimiento y capacidad de lucha. El espíritu numantino que una vez existió en esta tierra quedó en el baúl del olvido. Es más cómodo y sencilla intentar rehuir los problemas, mirar para otro lado... ¿Para que pensar las consecuencias? Yo ahora estoy bien sentado en mi sofá y mirando el televisor. Espero, vayamos tomando conciencia de lo que (nos) están haciendo... antes de que sea demasiado tarde.

Jose Luis Ramos -

Me parece impresentable. La culpa es nuestra. Debemos hacer que los responsables de esta atrocidad no vuelvan jamas a ocupar puestos en lo publico. De por vida, inhabilitarlos y que sientan el desprecio de la sociedad como los pedrastas, que se tengan que ir avergonzados a donde nadie los conozca. Por favor, haced algo, al margen de ideologias politicas. Por favor, os lo suplico. Si hay que recoger firmas, o aportar dinero, lo que sea, y rápido. Porfavor.

Marta -

Sobre el problema actual del yacimiento de Numancia (Soria) con más de 2000 años de historia, en grave peligro por los proyectos urbanísticos que atentan contra los bienes culturales y naturales (medio ambiente y paisaje), pues se trata de un yacimiento rural, perfectamente integrado al paisaje, sin esa integración se encuentra fuera de su contexto, perdiendo su valor de gran sitio arqueológico, siendo conjuntamente con Clunia (Burgos), Tarraco (Tarragona), Merida (Badajoz), por citar algunos de los mas importantes sitios arquelógicos, de gran importancia para el estudio de la antigua civilización romana. Contamos con extensas fuentes escritas desde la antigüedad. Símbolo de la resistencia celtíbera (pueblos autóctonos del lugar) contra la invasión romana,uno de los episodios sin duda más trágicos, los numantinos prefirieron el suicidio, después de 20 años de conflictos, finalizando con un asedio y cerco (cortando comunicaciones y suministros a sus pobladores). Finalmente, cae sobre el año 134-133 A.C. Me caen las lágrimas de impotencia, pues llevamos muchos años estudiando, conservando y manteniendo en perfecto estado el sitio arqueológico, para que en pocos años den al traste el esfuerzo de tantos profesionales de la historia y arqueologia. No es ir contra el progreso, se trata de racionalizar y gestionar correctamente nuestro mas preciado patrimonio, respetando el medio ambiente y la historia, buscando otras alternativas y soluciones, sin agredir nuestros tesoros. Un cementerio privado? un poligono industrial? una depuradora? viviendas? plazas hoteleras? tenia que ser en el cerco de Numancia???? por que???? Como bien se ha dicho, es el nuevo cerco a Numancia. Es un atentado al sentido comun y al patrimonio de la humanidad. No, no y no! Unica solución: la oposición de todos ante tal arqueocidio", la tenemos desde el principio, ninguna entidad cultutal podria permanecer impasible, debemos conseguir hacer invulnerable el yacimiento como bien del patrimonio de la humanidad por la Unesco con nuestra colaboración y la aportación personal de nuestras firmas.

http://www.salvemosnumancia.org/portada.htm

Saludos,

Marta Jordan

Adolfo De Barricart -

Soy periodista y desearia saber como esta el tema del poligono Soria II porque estoy interesado para escribir sobre el tema

Angel Gomez-Moran -

DESDE SERVIDOR EXTRANJERO SIN ORTOGRAFIA HISPANA, acentuaciOn con mayUSculas y sonido gn=nn (Espanna).

En mi opiniOn, este caso de Numancia es la "punta de lanza" de un gravISimo problema al que se enfrenta nuestra civilizaciOn en el siglo XXI: la de "Un progreso ignorante". Pues progresar parece que al dia de hoy es solo avanzar economicamente y tecnolOgicamente, olvidandose del pasado y la cultura. Es mas, incluso el desprecio por el pasado, es muchas veces sinOnomo de progreso. Para colmo, la formaciOn que recibe hoy la gente joven olvida estas "pequenneces" como Numancia. A ello se une las pocas inquietudes espirituales en que viven y la Unica preocupaciOn del comUn de los mortales por cosas como el deporte, el mundo del corazOn, la fama y etc..
Los amantes de la arqueologIA podemos resgusrdarnos, pues se avecina una hecatombe cultural.
Dicen que un gran avance supone un retroceso, y el tremendo avance que fuE el siglo XX en todos los tErminos, puede traer como consecuencia que la ignorancia, el desprecio por la cultura y por el pasado, sea la pauta a seguir para sobrevivir en el XXI...

Pido perdOn por ser tan pesimista, pero vivo en el extranjero y veo en su gente joven el mismo desinterEs que en la de Espanna por su Historia, su pasado y su cutura (divirtiEndose solo con maquinitas, consolas, coches, motos etc).

Jose Luna -

Penoso e indignante, que traten de este modo el patrimonio historico.Estas maneras de gestionar el desarrollo economico a costa de una gran falta de sensibilidad con lo que nos legó la historia,definen a quienes hoy en dia ostentan responsabilidades públicas en la provincia de Soria.

Jose Maria -

Hay que oponerse a esta barbaridad con todas las fuerzas y tambien a la instalacion de la Ciudad del Medio Ambiente en el Soto de Garray, un proyecto bueno como este debe ir a otro sitio y no destrozar el entorno del Soto de Garray, por ejemplo en el Bellosillo. Y en cuanto al Poligono Soria II ni aqui ni en ningun sitio no hace falta y pedir declarar todo el entorno desde Soria a Numancia Patrimonio de la Humanidad para tenerlo protegido para siempre.
Saludos/jose Maria

sergio -

Las Administraciones Públicas, en este caso la regional y local, como siempre amparandose en el amplio concepto de interes general, el desarrollo economico, etc, un amplio concepto y difuso y de contornos poco definibles, rechaza otro interes o intereses, la preservacion de un paisajenatural e historico, patrimonio nacional, cuna de la leyenda y la historia y un episodio de valor, resistencia frente a la tirania.
El proyecto es pues detestable y vergonzoso, acaso no se pueden buscar otros emplazamientos, que no se encuentren a los pies de numancia, que no afetcen al rio Duero???
Un poco de sensibilidad y buen hacer a lo hora de dicidir, señores politicos.

UN SALUDO DESDE CADIZ Y A RESITIR NUMANCIA¡¡¡¡ UNA VEZ MAS¡¡¡

vicente -

La historia se repite: otro cerco a Numancia...

luis -

Los Marichalar deberian decir por escrito que es lo que quieren hacer en ese lugar,¿una urbanizació con su correspondiente campo de golf?. Si esos terrenos fueran de otro nadie habria dicho nada.

ROGELIO -

Por desgracia la voracidad urbanística y especulativa no tiene límites en nuestro país. Ahora quieren destruir a Numancia y su entorno. Reclamo desde aquí a los sorianos que defiendan con uñas y dientes su identidad y patrimonio cultural que unos pocos y bastardos intereses privados les quieren arrebatar, y por otro lado, reclamar que las instituciones a todos los niveles, encargadas de proteger el patrimonio cultural y artístico se pongan manos a la obra, y si hay que recurrir al Tribunal de la Haya se haga. En mi opinión debe redactarse una base de datos a nivel de toda España, con todos los monumentos y piezas artísticas, revelando su estado de conservación, e indicando la prioridad absoluta de su conservación, con efectos para todo el territorio nacional.

Saludos a todos los amantes de la arqueología

Anstar -

Yo creo que desde Soria sí se está protegiendo Numancia, y se está trabajando mucho por su puesta en valor y difusión. Pero lo que también creo es que todas estas instituciones han salido a la palestra fruto del aguijonamiento de alguien y por motivos muy concretos donde creo que Numancia queda en un segundo plano. ¿Por qué nadie se ha quejado del impacto que producira a Numancia la famosa Ciudad del Medio Ambiente, o de las distintas urbanizaciones proyectadas en Garray?. Por tanto, Numancia hay que protegerla siempre, no sólo cuando responde a interes personales o partidistas. Para los que dicen que Numancia "solo son unas p...s piedras, decirle que la pirámide de Keops también los son, y las visitan 13 millones de personas al año... algo tendrán las p...s piedras.

Fernando -

Creo que lo del poligono en el entorno de Numancia , se debe de tratar de un mal sueño. Es inconcebible el proyecto que quieren hacer. Soria no se merece semejante barbarie.Saludos. Resistiremos.

Josue -

me parece muy mal lo que quieren hacer, esos restos son patrimonio tanto de la propia tierra de Soria como de España por su historia. Además, me fastidia mucho que se piense 'cuatro piedras que molestan a la hora de construir y de las que no se saca nada', porque he escuchado bastante esto y los promotores del polígono industrial seguro que también lo han pensado, yo creo que la consejería de cultura de Castilla y León debe luchar por este yacimiento, y si es necesario, también llevar esto al ministerio de cultura, porque aunque sean "cuatro piedras" contienen nuestro pasado y nuestra historia.

Diario de un burgense -

Si Numancia resistio frente a todo un imperio romano, creo que en el siglo XXI tambien esta capacitada para resistir al imperio del ladrillo y la uralita.

Numantinos, oxomenses, termentinos, unios y luchad contra el invasor de nuestras tierras y nuestra libertad!!!

Diario de un burgense.

arnulfo -

Vergonzoso al final acabaremos suicidandonos antes que rendirnos al enemigo dejando de esta forma via libre a todos sus delirios y es que la historia suele repetirse irremediablemente. SORIANO = NUMANTINO----SORIANO = JESUS GIL.

Gonzalo Ulloa López -

Espero que la cordura se imponga. Sorianos: se espera mucho de vosotros. Que la tierra milenaria en la que vivís os inspire.

José Caro Núñez -

Si de algo puediera servir esta queja silenciosa, que no sea porque se haya quedado en mi teclado. Salvemos lo poco que nos queda de nuestro pasado, pues sin pasado no tendremos nada en lo que apoyarnos en los duros momentos que han de venir en el futuro. No a la destrucción de Numancia

J. Felipe Molina -

Me parece una vergüenza. Es intolerable que los gobiernos locales hagan y deshagan a su antojo y más cuando se trata de nuestro patrimonio. Esto va de mal en peor...

José Luis Santos -

La facultad de Historia de la UNED rechaza el proyecto del polígono industrial de Gesturcal en Soria.

Varios directores de departamentos de la facultad de Geografía e Historia de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) hicieron llegar hoy a los medios de comunicación una carta dirigida a la consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, María José Salgueiro, en la que expresan su rechazo al polígono industrial que construirá Gesturcal en Soria.

En concreto, el proyecto recoge la creación de un polígono industrial en el paraje conocido como 'El Cabezo', al este de la ciudad, y afecta a terrenos que son propiedad de la familia Marichalar.

En el escrito, los firmantes aseguran que este polígono afectará de forma 'irreversible' a una zona de 'gran valor paisajístico e histórico', ya que supondrá, según sus palabras, la 'degradación' de lugares tan emblemáticos como los arcos de San Juan de Duero, las ruinas de Numancia y las hoces del río Duero.

En la carta, los directores de los departamentos que suscriben este documento manifiestan su 'preocupación' por la 'degradación y destrucción' que puede conllevar la ejecución de ese proyecto, al que se suman, según especifican literalmente, la Ciudad del Medio Ambiente así como 'otros proyectos urbanísticos'.

En consecuencia, los responsables de este escrito instan a la Junta de Castilla y León y al Ayuntamiento de Soria a valorar la posibilidad de ubicar estos proyectos en otros emplazamientos 'cuyo impacto no tuviera tan graves consecuencias para el entorno histórico, artístico y del paisaje'.

Los autores de la carta basan su iniciativa en los informes emitidos por las Reales Academias de Historia y de Bellas Artes de San Fernando, en su pertenencia y representación de una universidad de carácter nacional como es la UNED, y en su condición de profesores de Historia, Geografía y Arte.

La carta aparece firmada por la directora del departamento de Prehistoria y Arqueología, Ana Fernández Vega, el director del departamento de Historia Moderna, Juan Antonio Sánchez Belén, la directora del departamento de Historia del Arte, María Dolores Antigüedad del Castillo Olivares, la directora del departamento de Historia Antigua, María Jesús Pérex Agorreta, el director del departamento de Historia Contemporánea, Juan Avilés Farré y el director del departamento de Geografía, Tomás Franco Aliaga.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres