Blogia
Terrae Antiqvae

Io, bona Saturnalia!

Saturnalia Sol Invictus 01 Terrae Antiqvae

Foto: La llegada del "Sol Invictus" en la celebración de las Saturnales

Las Saturnales era la fiesta dedicada al dios Saturno. Oficialmente se celebraban el día de la consagración del templo de Saturno en el Foro romano, el 17 de diciembre, con sacrificios y un banquete público festivo. Pero esta fiesta era tan apreciada por el pueblo, que de forma no oficial se festejaba a lo largo de siete días, del 17 al 23 de diciembre. Las autoridades estatales se vieron obligadas incluso a atender a la costumbre popular. A finales del siglo 1 d.C., las vacaciones judiciales se prolongaron definitivamente a cinco días. Las Saturnales eran, si se permite la comparación, Navidad y Carnaval a un mismo tiempo y el cristianismo victorioso de la Antigüedad tardía se las vio y deseó para acabar con la fiesta pagana. El calendario de Polemio Silvio del año 4.8 d.C. no denomina la fiesta, todavía viva, con el nombre del dios, sino que la llama "fiesta de los esclavos", por su faceta más destacada, si bien es cierto que en sus orígenes no lo fue. Probablemente las saturnales fueron la fiesta de la finalización de los trabajos del campo, celebrada tras la conclusión de la siembra de invierno, cuando el ritmo de las estaciones dejaba a toda la familia campesina, incluidos los esclavos domésticos, tiempo para descansar del esfuerzo cotidiano. En medio de las dificultades de la II guerra Púnica, cuando Aníbal se encontraba en Italia, la fiesta oficial del dios Saturno se rehizo de acuerdo con el ritual griego. Pero esta reforma no afectó al carácter de la celebración popular, en la que todos se esforzaban por pasárselo bien.

L’hiver ou les Saturnales 01 Terrae Antiqvae

Foto: L’hiver ou les Saturnales por Antoine-François Callet, de finales del siglo XVIII, Musée du Louvre.

Vivir y dejar vivir era el lema de la fiesta y el 17 de diciembre, según cuenta el poeta Cátulo, su mejor día. Catón el Viejo, que por lo demás calculaba con un rigor sin compasión los costos y utilidad del trabajo de los esclavos de sus posesiones rurales, les concedía en las Saturnales una ración extra de 3,5 litros de vino. Las mismas escuelas, que en otras ocasiones no prestaban atención alguna a las numerosísimas fiestas del calendario romano, cerraban sus puertas en estas fechas. Lo que de ordinario esta prohibido, se autorizaba en estos días locos. Las leyes contra el lujo permitían en las Saturnales gastar en comidas una cantidad mayor que en los días corrientes y quien no aprovechaba la oportunidad para cogerse una melopea resultaba desagradablemente llamativo. Como mucho, se condescendía con las rarezas del erudito que buscaba inútilmente un refugio en su cuarto de estudio para huir del guirigay ruidoso y alegre que llenaba toda la casa. Pero, en especial, en el interior de la familia se eliminaban todas las barreras que separaban al esclavo del hombre libre. El juego de los dados, estrictamente prohibido en fechas normales, aunaba a señores y siervos.

La representación de gráfica de las Saturnales en el calendario de Fiocalo (del año 336 d.C.) nos muestra, entre otros motivos, una mesa de juego con dados y cubilete y debajo la siguiente inscripción: "Ahora, esclavo doméstico, puedes echar una partidita con tu señor". Esto podía entenderse en sentido estrictamente literal. Sabemos que en las Saturnales el esclavo tenía licencia para "dar la vuelta a la tortilla" y decir a su señor verdades incómodas. El mundo quedaba patas arriba y podía ocurrir que los señores sirvieran a sus propios esclavos.

En las Saturnales se jugaba al mundo al revés y se caricaturizaban leyes y cargos públicos. La dignidad de rey de las Saturnales, que presidía aquel enloquecido ajetreo provisto de la autoridad suprema, se echaba a suertes. Luciano a vuelve a darnos una idea de su gobierno burlesco poniendo en boca del dios Saturno estas palabras en alabanza de su fiesta: "Y una vez que los dados te dan la suerte de ser rey, sólo en virtud de esa dignidad tienes el derecho a que no se te impongan órdenes ridículas, mientras que tú puedes ordenar a uno que declare algo vergonzoso de sí mismo, a otro que baile desnudo, a un tercero que cargue con la flautista y la lleve a hombros tres veces por toda la casa; todo ello es, sin duda, una prueba de que puedo repartir dones importantes."

Pero las Saturnales no eran sólo el carnaval de los romanos; en muchos aspectos se parecían, por ejemplo, a la costumbre de encender velas y hacerse regalos, a nuestras fiestas populares de Navidad. En un principio era habitual regalarse velas y muñecos de barro -donativos rituales en origen, cuyo sentido es muy debatido. Luego, en parte por influencia griega, fue común agradecer con alguna pequeña atención o con un regalo en dinero a los amigos y a todas las personas a quienes se debía algo por algún servicio prestado. Las Saturnales tenían también en este sentido sus propias perfidias: nadie estaba a salvo de convertirse en víctima de algún regalo bromista y muy calculado.

Templo de Júpiter en Foro Romano 01 Terrae Antiqvae

Foto: Templo de Saturno en el Foro romano

La eliminación de la división social entre libres y esclavos daba pie a diversas especulaciones sobre la esencia de la fiesta de las Saturnales. ¿Sería, quizá, un reflejo de la Edad de Oro, de aquellos felices comienzos de la humanidad, cuando bajo la égida de Saturno manaban leche y miel y no había ni señores ni esclavos? La utopía social se apoderó de la antigua fiesta campesina cuyos orígenes estaban lejos de una cultura urbana y cosmopolita que la interpretó como una reliquia de aquella época de justicia social en la que nadie era esclavo y no existía la propiedad privada. Pero, si la justicia social era un sueño y no podía restablecerse (pues, en definitiva, Saturno hubo de ceder su soberanía a Júpiter), había que hacer todo lo posible para que la semana puesta bajo el gobierno de Saturno ofreciera un reflejo de la antigua gloria. (2) (*)

(*) Fuente de todas las citas: Klaus Bringmann, El triunfo del emperador y las Saturnales de los esclavos en Roma, en La fiesta. De las saturnales a Woodstock, Ed. Alianza.

Solsticio de invierno

Sol Invictus ("sol invicto") o en forma completa , Deus Sol Invictus (latin "el invencible Dios Sol") fue un título religioso aplicado al menos a tres divinidades distintas durante el Imperio Romano; El Gabal, Mitra, y Sol.

A diferencia de los primeros cultos del Sol Indiges "el sol nacido" o "el sol invocado" -La etimología y el significado de la palabra "indiges" es debatido- , el título Deus Sol Invictus se formó a partir de analogías con el título imperial "titulature plus felix invictus" (latin "laborioso afortunado, inconquistado").

Mitra Soli Invictus 01 Terrae Antiqvae

Foto: Mitra como “Soli Invictus”. Museo Vaticano

El Festival del Nacimiento del Sol Inconquistado (Dies Natalis Solis Invicti) se celebraba cuando la luz del día aumentaba después del solsticio de invierno, en alusión al "renacimiento" del sol.

Este Festival corría desde el 22 al 25 de diciembre. Es muy probable que esta fecha fue escogida por la temprana Iglesia Católica como el cumpleños de Jesucristo para erradicar esta muy celebrada fiesta pagana.

Fuente: Wikipedia

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

José Luis Santos -

La conmemoración del nacimiento de Jesús, la fiesta más universal de Occidente, se celebró por primera vez el 25 de diciembre de 336 en Roma, pero hasta el siglo v, la Iglesia de Oriente siguió conmemorando el nacimiento y el bautismo del ‘niño Dios’ de los cristianos el 6 de enero. El nombre de la fiesta Navidad, proviene del latín nativitas, nativitatis (nacimiento, generación).

En siglos posteriores, las diócesis orientales fueron adoptando el 25 de diciembre, y dejando el 6 de enero para recordar el bautismo de Cristo, con excepción de la Iglesia armenia, que hasta hoy conmemora la Navidad en esa fecha de enero.

Angel Gomez-Moran -

DESDE SERVIDOR EXTRANJERO CARENTE DE ORTOGRAFIA HISPANA
AcentuaciOn en mayUsculas
Sonido GN=NN (Espanna)

DesearIa hacer un pequenno apunte al artIculo que en sus comienzos dice textualmente "LAs Saturnales eran, si se permite la comparaciOn, Navidad y Carnaval al un mismos tiempo".

En primer lugar referirnos que la Saturnal es solo la fiesta que hace referencia a la Ultima semana de vida del Sol. Son los siete ultimos dias del sol de un anno (del 17 al 24 de diciembre). Por su parte, dicha fiesta tuvo un caracter puramente romano, que consistIa como bien dice, en diversiones, fiestas y juergas por doquier.

Muy al contrario. cuando entra el Mitraismo y se expande por Roma, deciden trasladar estas fiestas tan carentes de sentido religioso, a la semana del fin de anno calendArico.

Es decir, que por respeto a Mitra (Sol), que morIa y nacia en la noche del 24 al 25 de Diciembre, se deciden trasladar los festejos tan lujuriosos como BAquicos, a la Ultima semana del anno zodiacal (la que va desde la desapariciOn de Piscis a la entrada de Aries). Quedando asI unas fiestas que hoy conocemos con el nombre de carnaval( en recuerdo de ellas)es este mes de Marzo Abril. Pero a su vez, ya era comUn celebrar el comienzo del anno zodiacal (la primavera) con ritos dionisiacos. Es decir que el traslado de las Saturnales a lo que corresponde con nuestro carnaval, fuE mas biEn la unificaciOn de esa fiesta de fin de anno solar, con la de Kora-PersEfone y los ritos de Baco del nacimiento del Aries.

Por su parte, como decimos quedO finalmente el dia 24 de diciembre como dia sagrado del nacimiento de Mitra, y con carActer festivo muy distinto. Mas cuando se decide promulgar el cristianismo como religiOn Unica del Imperio Romano, definitivamente se sustituye el dia del nacimiento de mitra (el Sol) por el de Cristo.

Todo ello no significa mas que el cristianismo obrO en sIncresis conservando ritos antiguos (no destruyEndolos), y sobre todo que la nueva religiOn trajo una adoraciOn a JesUs igual a la que el Mitraismo promulgaba por el Sol.

Por el hecho de pedir disculpas el articulista antes de pronunciarse sobre ese tema, debemos afirmar que en nada puede afectar a la filosofIa y humanismo del cristianismo el hecho de que el 24 de diciembre se celebre un rito antiguo. SinO mas bien habrA que reconocer que los antiguos romanos que obraron la sincresis, respetaron a las saturnales y al mitraismo, tanto como para recordar sus fechas y guardarlas como sagradas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres