Blogia
Terrae Antiqvae

Huesca. Hallados restos del teatro romano en la calle Canellas

Huesca. Hallados restos del teatro romano en la calle Canellas

Foto: Imagen de los restos hallados en el patio de un edificio en rehabilitación en la calle Canellas. - Fotos: VÍCTOR IBÁÑEZ / R. GOBANTES

Como un hallazgo de extraordinaria importancia se ha valorado la localización de restos del teatro romano en Huesca, del siglo I. Los arqueólogos finalizaron hace una semana la excavación en el patio de una promoción privada en la calle Canellas donde se han localizado la estructura del teatro, las cimentaciones, una cámara para que se elevara sobre el graderío y parte de un acceso por el lateral de la escena del teatro. El Gobierno de Aragón va a iniciar la declaración de Bien de Interés Cultural del teatro.

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, visitó ayer los restos del teatro romano que han sido hallados en el patio de una promoción privada de rehabilitación de una vivienda en la calle Canellas. Según las primeros estudios, se puede fechar en la primera mitad del siglo I después de Cristo, en la época de Tiberio o Nerón.

Hace una semana los arqueólogos finalizaron las excavaciones en el patio del edificio, de entre 200 y 300 metros cuadrados, que ha dejado a la luz una parte muy pequeña del teatro romano, correspondiente a la parte alta del graderío y posiblemente a uno de los laterales. El director general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, Jaime Vicente, indicó que, por los datos con que se cuenta, se trata de un teatro similar al de Zaragoza, en cuanto a tipología y cronología, pero se refirió a que, a diferencia del de la capital aragonesa que sólo se conservaba la parte de cemento, “en este caso conserva parte también de la sillería, unos sillares espléndidos, y da la impresión de que está en un aceptable estado de conservación”.

El teatro podría estar delimitado por las calles Canellas, Peligros, plaza de la Moneda y quizá la parte alta de la calle la Palma y el coso Bajo, sin llegar hasta ésta vía. Nunca se había ubicado en esta zona el teatro romano que se suponía que tenía la ciudad, dada la envergadura de la Osca romana, y es el tercero de Aragón, junto con el de Zaragoza y Bílbilis. Jaime Vicente señaló que “esta forma tan extraña que tiene la zona se achacaba en algún estudio en algún quiebro en la muralla musulmana al que se adaptaron las casas. A partir de los datos que tenemos ahora, se intuye bien la forma que puede tener el teatro y cómo el parcelario responde a esa ubicación, que es perfecta, en una ladera, perfectamente orientado”.

CONSTRUIDO EN EL SIGLO I CON TIBERIO

Los arqueólogos se plantearon desde que aparecieron los primeros restos la posibilidad de que correspondieran al antiguo teatro romano de Huesca, que fue construido, a tenor de los datos barajados por los expertos, en la primera mitad del siglo I de la era cristiana, en la época del emperador Tiberio. La presencia de las características celdas que utilizaban los arquitectos romanos para la cimentación de los graderíos de los teatros constituyó una de las pistas esenciales para determinar los usos para los que estaba destinado el edificio.

La disposición de los restos hallados apunta, según los arqueólogos, que el teatro romano se extendería en una zona del casco antiguo delimitada entre la calles Coso, Canellas, Peligros y Desengaño, y la plaza de la Moneda y podría tener una importancia superior al de Zaragoza, de la época de Augusto.


Fuente: M.M. / Diario del Alto Aragón, 11 de mayo de 2006
Enlace: http://www.diariodelaltoaragon.es/
noticias/detalle.php?id=169674


(2) La DGA declarará BIC el teatro romano descubierto en Huesca

Marcelino Iglesias y Eva Almunia visitaron el emplazamiento.

El Gobierno aragonés prevé declarar Bien de Interés Cultural (BIC) el recientemente descubierto teatro romano de Huesca, cuyos primeros vestigios fueron hallados hace dos semanas en un solar del casco antiguo de la ciudad, una vez se confirmen las hipótesis del equipo de arqueólogos que trabajan en la excavación.

Así lo aseguró ayer la consejera de Educación y Cultura, Eva Almunia, tras visitar en compañía del presidente Marcelino Iglesias los restos arqueolcógicos, que consisten en un tramo de una de las partes laterales del anillo exterior del edificio público romano.

"Es emocionante --destacó-- estar frente a los restos del tercer teatro romano de la Comunidad aragonesa con los de Bílbilis (Calatayud) y Zaragoza, pero vamos a esperar a que los arqueólogos ultimen sus informes para declararlo como BIC y podamos trabajar sobre las distintas hipótesis que se plantean".

Almunia, que calificó de "muy importante para Aragón" el hallazgo, comentó que la ubicación de los restos en una zona con numerosos edificios en el entorno obligará a diseñar entre el Gobierno aragonés y el Ayuntamiento de Huesca una operación conjunta a largo plazo para investigar el conjunto y posibilitar la localización de nuevos vestigios.

La consejera añadió a este respecto que "el hecho de declarar BIC al teatro significa que hay que estar más vigilantes a la hora de hacer cualquier movimiento que se haga en la zona", en alusión a futuros proyectos de derrumbe de inmuebles o de rehabilitación de edificios a llevar a cabo en el entorno.

Por su parte, el presidente aragonés se mostró satisfecho del hallazgo de los restos de origen romano pero prefirió conocer los informes de los expertos antes de valorar el alcance del descubrimiento.

Iglesias se limitó a afirmar que los restos muestran "el arranque de un edificio muy importante", tanto por las características de los grandes sillares localizados como de los muros y de las cimentaciones.

El arqueólogo José Luis Cebolla aseguró que los restos evidencian la presencia del teatro romano de Huesca, tanto por la localización de una de las características celdas sobre las que los romanos asentaban los graderíos de este tipo de edificios en forma de hemiciclo como por las dimensiones de los muros y las proporciones de las cimentaciones.

Cebolla explicó que la localización de los primeros vestigios fue una "sorpresa" para los miembros del equipo ya que no existían datos que permitieran ubicar el teatro en esa zona de la ciudad, entre las calles Canellas y Peligros.

Este experto destacó que la presencia de numerosos edificios privados en la zona exigirá una acción conjunta entre el Gobierno aragonés y el Ayuntamiento de Huesca dirigida a implicar a los propietarios en las excavaciones.

El alcalde de Huesca, Fernando Elboj, que también visitó las ruinas, se mostró satisfecho del hallazgo y mostró su disposición a colaborar con el Gobierno aragonés para diseñar una estrategia a largo plazo.

Fuente: El Periódico de Zaragoza, 11 de mayo de 2006
Enlace: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/
noticia.asp?pkid=249264

-------------------

Hallados en el casco antiguo de Huesca los primeros restos de un teatro romano

Patrimonio va a iniciar los trámites para declarar la zona y el entorno como Bien de Interés Cultural.

Una excavación en la calle Canellas saca a la luz los primeros restos del teatro romano de Huesca, del que se intuía su existencia pero se desconocía su posible localización. Es un importante hallazgo que contribuye a completar el pasado histórico de Aragón, donde ya se han encontrado edificios públicos similares y de la misma época en Zaragoza y Calatayud.

El director general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, Jaime Vicente, celebraba ayer el descubrimiento porque "es una obra de envergadura, puesto que siempre se había hablado de un posible teatro romano en Huesca, pero nunca se había localizado.

Realmente pensamos que es una gran noticia y una obra importante como para que se pueda conservar en el futuro". Al mismo tiempo, comentó que se iban a iniciar los trámites para declarar Bien de Interés Cultural, la máxima protección, toda la zona que pudiera ocupar.

Los restos se han hallado en un solar de la calle Canellas, situado frente al edificio del Archivo Provincial, donde se rehabilita un edificio de principios del siglo XX. Por tanto, todo indica que el teatro romano podría estar ubicado entre la calle Peligros y plaza de la Moneda y los edificios del Coso Bajo desde la plaza Santo Domingo. Las piezas encontradas corresponden a la parte media alta de la construcción pública, que podría datarse de la primera mitad del siglo I de nuestra era, posiblemente de la época de Tiberio, explica Jaime Vicente. Por el estado de los materiales que han aparecido, todo apunta a que la edificación podría encontrarse en el subsuelo en un buen estado de conservación.

El director general de Patrimonio, Jaime Vicente, confirmó ayer el hallazgo del que tuvo conocimiento HERALDO. Aunque tenía la información desde hace unos días, "nosotros no queríamos contar nada hasta no tener el informe de los excavadores por dar la información con precisión. Pero las comunicaciones previas y los arqueólogos del departamento (que han visitado los restos) confirman que sí, que es una parte reducida del teatro porque es un solar pequeño el que se ha excavado". Los restos salieron a la superficie hace unos quince días, según confirmó ayer José Luis Cebolla, uno de los arqueólogos zaragozanos que realiza la excavación con Francisco Javier Ruiz.

Una celda o cámara, que utilizaban los romanos como cimientos para el graderío de los teatros, y la presencia de abundante "opus caementicium", conocido popularmente como el cemento romano, han sido las pistas definitivas que han llevado a los arqueólogos a determinar el origen de los restos.

La empresa ABSA, que lleva a cabo la rehabilitación de un edificio de principios del siglo XX situado en dicho solar, contrató a los expertos para que realizaran las catas de la zona donde plantean situar el jardín, y apareció parte del teatro romano. No obstante, los restos que se han hallado podrían suponer sólo una de sesenta partes, ya que la zona excavada es pequeña y no excede los 300 metros cuadrados.

Esas primeras piezas que ya están a la vista son unos grandes muros de sillería de más un metro de largo, con una zona aporticada. Además, se pueden observar con claridad las cimentaciones de "opus caementicium", características de las construcciones públicas. La pista definitiva es una celda de cimentación, de tipo trapezoidal, del anillo radial del teatro sobre las que asentaban el graderío, según explica José Luis Cebolla. También se puede distinguir una galería aporticada, por lo que sería uno de los accesos laterales.
Un plan global de la zona

La idea de Patrimonio de iniciar los trámites para la declaración de Bien de Interés Cultural de la zona, bajo la que podría situarse el resto del teatro romano, responde a la necesidad de adoptar una postura acorde con la importancia del hallazgo. "A partir de ahora se inicia un proceso un poco diferente. Al haber localizado restos de esta importancia, tenemos que tener un planteamiento global de una zona que está en proceso de rehabilitación en estos momentos y por tanto vamos a tomar las medidas necesarias para que los restos que se encuentren en los otros solares se documenten y se conserven", comentó. El proceso será lento, puesto que se producirá a medida que se planteen proyectos de rehabilitación o construcción en los edificios colindantes.

"Sobre el callejero se ve cómo los edificios actuales han ido aprovechando los cimientos, y se insertan en las cámaras del teatro, por lo que podrían conservarse muchos restos", detalla el arqueólogo José Luis Cebolla. Confía en que el graderío esté en buen estado, puesto que todo apunta a que se apoyaba en la ladera de baja desde la calle Peligros al Coso Bajo. Como dice el experto que ha realizado la excavación, será cuestión de componer el puzzle poco a poco, y obra a obra.

El público podrá visitar las piezas

Los restos arqueológicos del teatro romano de Huesca se conservarán e integrarán en el entorno de forma que el público pueda visitarlos. Al menos es la propuesta en la que va a trabajar el propietario y promotor de la obra que se realiza en el solar, una idea que gusta al director general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, Jaime Vicente.

Las piezas se han hallado en la parte de un terreno en obras que se iba a convertir en el jardín de un edificio de principios del siglo XX, que está en proceso de rehabilitación como un edificio de viviendas. La empresa promotora, ABSA, ha encargado un proyecto para integrar los restos en el interior del jardín. La empresa rehabilita un singular edificio de principio de siglo XX del que conserva la fachada de ladrillo y en el interior mantiene la estructura de la escalera.

El director general de Patrimonio destacó ayer la sensibilidad del promotor, ante este hallazgo. "Los promotores están colaborando mucho con nosotros y nos van a hacer una propuesta. Nosotros la analizaremos y si es respetuosa con los restos, como casi seguro lo será, nosotros lo aceptaremos. Creo que plantean una conservación e incluso la posibilidad de que se puedan observar con algún sistema que permita su contemplación", detalló.

Fuente: ELENA PUÉRTOLAS. Huesca | Heraldo.es, 10 de mayo de 2006
Fotógrafo: R. GOBANTES
Enlace: http://www.heraldo.es/heraldo.html?noticia=165047


(2) El Gobierno de Aragón garantiza que protegerá el teatro romano de Huesca

Marcelino Iglesias y la consejera Eva Almunia visitaron ayer el lugar y se comprometieron a recuperar las ruinas.

El Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Huesca se comprometieron ayer a recuperar y proteger los vestigios del teatro romano de Huesca, que fueron encontrados hace dos semanas en un solar del casco viejo de la ciudad y cuyo hallazgo adelantó ayer HERALDO.

La consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Eva Almunia, reiteró que se iba a declarar Bien de Interés Cultural, la máxima protección, tal y como había anunciado el director general de Patrimonio, Jaime Vicente. "Es un hallazgo realmente importante para la ciudad y para Aragón", afirmó la consejera.

Los representantes institucionales aseguraron que es el momento de iniciar un plan de recuperación, aunque ya precisaron que será muy lento.

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, y la consejera Eva Almunia acudieron por la tarde a visitar los restos romanos, ya que se había generado una gran expectación tras conocerse la noticia. "Es muy emocionante porque estamos frente al tercer teatro que tenemos en la Comunidad aragonesa de época romana: el de Bilbilis (Calatayud), el de Zaragoza y éste", dijo Eva Almunia en el solar donde están situados los restos.
Un celebrado hallazgo

"Hemos estado muchos años encima, y sin saberlo", señalaba ayer José María Lafarga, el hasta hace pocos años propietario del edificio de la calle Canellas, número 5, en cuyo patio se han hallado los restos. Se trata de una casa de principios de siglo XX, catalogada por su singularidad.

El actual dueño y promotor de la obra, Julio Sopena, comentaba que, desde el principio, el descubrimiento se puso en conocimiento del Gobierno de Aragón, con quien han estado en contacto permanentemente para continuar los trabajos. Sopena cree que ahora lo importante es la actuación para conservar las ruinas.

Este hallazgo arqueológico puede ralentizar la finalización de la obra, aunque es algo que no preocupa a su promotor, quien cree que ahora lo importante es encontrar una buena solución para preservar las ruinas y hacerlas accesibles. Con todo, Lafarga manifestaba ayer su curiosidad por ver qué hay bajo el cemento del antiguo almacén de muebles.

La posible existencia de un teatro romano en Huesca y su localización era hasta ahora un misterio. No obstante, por la magnitud de la Osca romana los expertos intuían que sus restos podían estar enterrados. La principal cuestión era dónde. Ahora, algunos historiadores oscenses celebran el hallazgo. "Las evidencias son las evidencias, y si ha salido allí estará. Es incuestionable. Indudablemente cualquier hallazgo que se haga es una buena noticia", comentó ayer el historiador Antonio Naval Mas. Este experto había realizado una investigación en la que barajaba la hipótesis de que el teatro romano de Osca pudiera estar situado próximo a la basílica de San Lorenzo.

El semicírculo se dibujaría sobre el actual callejero con un compás situado en la travesía Espinosa de los Monteros (entre San Lorenzo y plaza Alfonso I el Batallador), que trazaría un arco en su recorrido desde la calle San Lorenzo por la Travesía del Lirio, San Orencio y Santa Paciencia.

Así lo detalla Antonio Naval en el libro "Huesca, ciudad fortificada", que editó en 1997 el Ayuntamiento de Huesca. Por tanto, la construcción estaría fuera de la muralla de la ciudad.

Aunque el hallazgo que se dio a conocer ayer sitúa el teatro en otra parte de la ciudad, y en este caso en el interior de las murallas, Antonio Naval está convencido de que en la zona que él señaló como probable ubicación de un teatro podía haber algo.

La fisonomía de la ciudad en el área de la calle Canellas también ha dado una pista a los arqueólogos José Luis Cebolla y Francisco Javier Sánchez, que han encontrado las primeras piezas.

A vista de pájaro

De hecho, el historiador oscense Carlos Garcés hablaba ayer de que en una fotografía aérea se podía apreciar el trazado de la calle Peligros, desde la calle Canellas hasta la plaza de la Moneda, que podía definir el arco del teatro romano.

Garcés comentó que algunas de las casas de la calle Peligros tenían una estructura trapezoidal, ya que quizá se había aprovechado la existencia de una de las celdas o cámaras, que servían de cimentación para sostener el graderío, que descendería hacia el Coso Bajo.

Carlos Garcés celebró el anuncio que el director general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, Jaime Vicente, hizo de declarar la zona donde podría estar situado el teatro como Bien de Interés Cultural, la máxima protección, puesto que así se garantiza que se siga investigando a medida que se acometan actuaciones en otros edificios de la zona y puedan aparecer nuevos restos.

Fuente: ELENA PUÉRTOLAS. Huesca | Heraldo.es, 11 de mayo de 2006
Fotógrafo: R. GOBANTES
Enlace: http://www.heraldo.es/heraldo.html?noticia=165142

-------------------------

’Quizá no se descubra otro en cien años’

José Luis Cebolla, uno de los arqueólogos que halló restos del teatro romano de Huesca en la calle Canellas

“Quizá no haya un descubrimiento de un teatro romano en Aragón hasta dentro de cien años”, comenta José Luis Cebolla, un miembro del equipo de arqueólogos que halló recientemente el teatro romano de Huesca, del siglo I, realizando las catas habituales en un patio de un edificio en rehabilitación de la calle Canellas.

HUESCA.- Aunque es muy prudente a la hora de manifestar lo que supone para él haber localizado el monumento, sí que destaca que “para toda la arqueología y la historia de Aragón es muy importante. Se ha estado siempre especulando sobre la existencia del teatro romano, y esto lo que confirma es la importancia de Huesca en la época romana”.

Cebolla, que ha desarrollado los trabajos con Francisco Javier Ruiz, explica que, en las catas arqueológicas, “hicimos tres sondeos y en ninguno de ellos detectamos ningún elemento romano. A raíz de que salieron elementos del siglo XIV, de época islámica, se requirió una excavación arqueológica”. Fue entonces cuando empezaron a detectarse los primeros elementos romanos. “Lo primero que apareció fue una masa de cemento romano y los primeros indicios, luego los pilares de una galería porticada”, recuerda. No tiene duda de que “estamos ante el teatro”, que ocuparía la zona comprendida entre la calles Canellas, Peligros, plaza de la Moneda y la parte alta de la calle la Palma, para finalizar en el coso Bajo, aunque sin llegar a esa vía.

Cebolla considera que hay zonas del teatro que están en ladera y otras en la parte baja de la misma. “La que realmente se ha podido preservar es la que está abajo. En todo el resto de la ladera, que es la propia pendiente de la calle Canellas, posiblemente todo el graderío estaría excavado en la roca base”.

VALORACIONES DE UN ESPECIALISTA

Teatro romano y protección de la historia

Las evidencias son las evidencias, y si las evidencias están allí los actos de fe son inútiles sucedáneos. Pero, a pesar de ello, si efectivamente eso es el teatro de la Osca romana, alguna explicación hay que dar a pistas tan sorprendentes como las que delatan la presencia de una antigua construcción que, justo tenía la forma de un teatro romano, en las proximidades de la iglesia de San Lorenzo. Más exactamente, en el área delimitada por la calle de Espinosa de los Monteros, plaza de San Lorenzo, travesía del Lirio y travesía de Santa Paciencia. La metodología que detecta estas coincidencias ni está forzada ni es exótica, puesto que fue usada hace varias décadas en Italia, con probados resultados. El plano parcelario de la ciudad, presumiblemente levantado con rigor, es sugerente en esa zona.

Lo grave es que esta llamada de atención ya fue hecha en este Periódico el Altoaragón en el año 1993. En esa década, se levantó toda la plaza de San Lorenzo sin prestar ninguna atención. Después se hundió y fue demolido un edificio en la travesía del Lirio; dos edificios han sido recientemente sustituidos en la calle del Padre Huesca, un tercero en la travesía de Santa Paciencia, y, otro, en la calle de Espinosa de los Monteros. Se puede decir que, el no haber encontrado nada, es la prueba de una hipótesis mal fundada. Pero la cuestión es si se ha prestado atención a lo que podría haber.

Porque es que, también en Huesca, los hallazgos arqueológicos, frecuentemente, son percibidos como un accidente que acaba complicando las cosas. Generalmente, solo la casualidad o el descuido de los constructores suele dejar en evidencia indicios arqueológicos fuera del casco protegido.

Antonio NAVAL MAS, especialista en Conservación del Patrimonio

Fuente: M.M. / Diario del Alto Aragón, 15 de mayo de 2006
Enlace: http://www.diariodelaltoaragon.es/noticias/detalle.php?id=170282

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

luis moranta -

Para interesados en el tema de parcelarios que ocultan teatros...

http://palma.infotelecom.es/~moranta/

Egocentrico -

La verdad, es que deberías incluir una imagen aerea de la zona. Urbanísticamente llama mucho la atención.

Yo por mi parte lo he puesto como entrada de mi inclasificable blog, espero que lo leas:

http://egocentria.blogspot.com/2006/05/busca-el-teatro-romano.html
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres