Blogia
Terrae Antiqvae

Málaga, 2.000 años atrás

Málaga, 2.000 años atrás Patrimonio desde ronda hasta Estepona se pueden ver ejemplos de los usos y costumbres que introdujeron los romanos.

Las dimensiones del Teatro Romano de Málaga, un edificio construido en el siglo I antes de Cristo bajo la ladera de la colina de la Alcazaba, suponen una aproximación al número de habitantes que tenía la ciudad hace 2.000 años. El yacimiento también da información sobre el tipo de población y su desarrollo posterior, puesto que en este solar también se conservan restos de factorías de salazones. El visitante que se acerque a este espacio también puede ver el graderío de su cávea, sentarse en los sillares (pero no en los originales) y distinguir las diferentes partes que formaban un teatro. Este edificio, que se descubrió de manera fortuita en 1951, es uno de los vestigios romanos más importantes de la capital malagueña. Pero la provincia cuenta con otros ejemplos abiertos al público que ayudan a comprender, a unos 20 siglos de distancia, desde la vida privada a la industria, la salud y el ocio de los pobladores que se regían por las leyes y los gustos de Roma.

Uno de los teatros mejor conservados de la península, el único cuyo graderío está excavado en la piedra, es el de Acinipo, una población a 20 kilómetros de Ronda que se desarrolló desde el cuarto milenio antes de Cristo a los siglos IV o V de esta era. Además, se mantienen en pie más de dos pisos del frente de escena de esta construcción del siglo I a. C. en la que cabían sentadas unas 2.000 personas. Pero Acinipo no es sólo el teatro, también se pueden apreciar (aunque aún hay mucho sin excavar) algunos restos de una importante urbe romana, que acuñó moneda propia.

Según los arqueólogos, el urbanismo se halla en un buen estado de conservación. Una de las razones es que se ha mantenido bajo tierra. Otra es que esta ciudad fue abandonada y no ha tenido prácticamente ocupación posterior a la época tardorromana. Las edificaciones se disponen en terrazas escalonadas para salvar la pendiente del terreno. Además de lo que parece ser el foro y la plaza principal, se ha trabajado en dos viviendas contiguas. Son típicas casas de atrium, con varias habitaciones en torno a un patio con una pequeña alberca para la recogida de aguas de lluvia. Estas habitaciones están estucadas y pintadas con colores rojos, verdes, amarillos, formando motivos geométricos, solerías de ladrillos o de opus, una especie de mortero romano.

Pero no son las únicas viviendas romanas que se pueden ver en Málaga. En la zona de Río Verde, en Marbella, se conserva una villa romana que posee un mosaico de tema culinario único en el mundo hasta el momento. En una franja de unos 15 metros de longitud en la que se disponen una gran variedad de estos motivos relacionados con la gastronomía de la época. También se pueden ver divisiones de habitaciones bastante bien conservadas, según los técnicos. Esta villa data del siglo primero al segundo después de Cristo y también contiene un mosaico de teselas en color que representa una medusa.

También en Marbella, se encuentran las termas romanas de Guadalmina, del siglo II al III después de Cristo, y la basílica tardorromana (s. IV-VIII d. C.). Se trata de un continuum poblacional, es decir, una zona que ha tenido una ocupación constante desde las oleadas coloniales hasta la Málaga musulmana. Se cree que estos restos pertenecían al pueblo romano de Cilniana. La basílica se reconstruyó en el siglo VI d. C. y junto a la pila bautismal antigua se excavó una de algo más de metro diez de profundidad para realizar bautismos por inmersión. Tiene forma de cruz en el interior y de pez en la parte de fuera. Estos yacimientos se tienen que visitar mediante una cita previa, los martes y los jueves, y acompañados por un técnico.

En el municipio de Estepona se encuentra la Villa romana de las Torres, construida en el siglo I d. C. Ahora se puede ver una parte pero se está trabajando para ampliar la zona arqueológica y hacer visitable todo el conjunto. "Tenemos parte de un patio con un impluvium, lugar donde se recogía y luego almacenaba el agua de lluvia, y unos 80 metros cuadrados con distintas habitaciones", explica el arqueólogo Ildefonso Navarro. "Hacia el siglo III d. C. se compartimentaron las habitaciones con intención industrial, por lo que el espacio doméstico se reorienta", añade Navarro que afirma que, según las catas, existen mosaicos en otras partes aún sin excavar. Para finales de año esperan tener listo el ajardinamiento, los paneles, el centro de interpretación, las maquetas y el audiovisual que ayudarán al público a comprender este enclave que pudo ser la ciudad de Salduba.

El yacimiento que sí se encuentra especialmente diseñado para la visita turística es el de la Finca del Secretario en Fuengirola. Este espacio, fechado entre el siglo I y el V d. C., cuenta con un recinto de termas romanas de carácter privado. Junto a ellas se pueden ver tres hornos "vinculados a la fabricación de ánforas y objetos dedicados a la factoría de salazón", comenta el arqueólogo Ramón Hiraldo. Junto a los hornos, se conservan piletas destinadas al garum y las salazones. El pasado año se amplió la zona de descanso "en la que se han recreado unos jardines romanos con estanques, paseos y pérgolas", dice Hiraldo, y se ha levantado una sala de usos múltiples en la que se ha hecho una reconstrucción casi a escala aunque ideal de la sección de un edificio de termas.

Las termas romanas de Santa María, en Antequera, son los únicos vestigios romanos que, por el momento, pueden ser apreciados por el público. Se encuentran junto a la Real Colegiata y datan del siglo I al V d. C. "Se trata de las termas públicas de la ciudad romana de Anticaria que conservan un mosaico que representa a Oceanus, el dios de las aguas", asegura el arqueólogo Manuel Romero. Aunque este mosaico está tapado por motivos de conservación, la Junta de Andalucía ya ha encargado y licitado el proyecto para su revalorización. "Desde una terraza en la Plaza del Escribano se pueden ver las dependencias de agua templada, fría y caliente", añade Romero.

Otro ejemplo de termas que se pueden visitar son las de Torre de Benagalbón, junto a Rincón de la Victoria, dependencias aparejada a una villa en la que aparecieron hermosos mosaicos y para la que está en proyecto la construcción de un museo. En la comarca de la Axarquía, en Vélez Málaga, se encuentran las murallas romanas de Toscana. "Están en la desembocadura del río Vélez y se trata del recinto fortificado que protegía un antiguo templo romano de lo que se cree fue la ciudad de Maenoba", explica Emilio Martín. El arqueólogo comenta que también se pueden ver los restos de la ciudad de Claviculum en Torrox Costa. Se han excavado piletas de garum, un horno alfarero y restos de villas.

Lo que todavía está por ver. Yacimientos en los que se trabaja para hacerlos accesibles al público.

Aunque no se puedan visitar todavía, la provincia de Málaga esconde tesoros arqueológicos romanos como la Villa de la Estación en Antequera, una de las cinco más importantes de España. Un grupo multidisciplinar de 14 personas empezó este pasado viernes un programa de excavaciones de seis meses, financiado en su mayoría por la consejería de Obras Públicas con el objetivo de buscar una solución a la circunvalación norte que quedó paralizada en 1998. Esta villa cuenta con un ejemplo único en la península de mosaico en rampa y con un gran estanque cuadrado de más de 250 metros cuadrados y compuesto por cuatro fuentes con surtidores. Además, en esta villa se ha encontrado un amplio repertorio escultórico, como una escultura de Melpómene, y una pieza de sectile, una especie de zócalo para la pared. También se está trabajando en la villa de la Torre de Benagalbón, junto al Rincón de la Victoria. Los mosaicos están actualmente protegidos y se espera que este verano "se de la licencia de obra del edificio de viviendas que tendrá un sótano diáfano, de cinco metros de altura, que servirá como museo", dice Juan Bautista Salado. Este arqueólogo considera que en 2007 puede estar listo este espacio en el que el visitante podrá ver las estructuras de la villa además de los mosaicos, las esculturas (como el hermes báquico de la foto) y las cerámicas más interesantes.

Fuente: CRISTINA FERNÁNDEZ, Málaga Hoy, 17 de julio de 2005
Enlace: http://www.diariomalagahoy.com/diariomalagahoy/articulo.asp?idart=1567443&idcat=2841
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Malaga -

Málaga tiene una gran riqueza histórica, es una pena que el boom de la construcción haya lapidado muchos restos a propósito que ni han podido llegar a verse.

beny -

porque no pasan los 12 templos sagrados de atenas quisiera que los pasaran por internet para saber mas de la cultura griega
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres