Blogia
Terrae Antiqvae

Alicante. Pecio Bou-Ferrer es 'joya mundo antiguo' según expertos

PecioBouFerrerVilaJoiosa

Expertos internacionales consideran que el pecio descubierto en el año 2000 frente a la costa de la Vila Joiosa (Alicante) constituye uno de los yacimientos arqueológicos submarinos más importante del Mediterráneo Occidental y una ’una joya del mundo antiguo’.

Así lo explicó Carlos de Juan, uno de los arqueólogos que han dirigido la primera campaña de intervención en los restos y cuyos resultados preliminares fueron presentados en las quintas Jornadas Internacionales de Arqueología Subacuática celebradas esta semana en Gandia (Valencia).

Las excavaciones han concluido que el pecio Bou-Ferrer, que debe su nombre a los submarinistas aficionados que descubrieron el barco, es ’uno de los más importantes del Mediterráneo occidental, por sus dimensiones (30 metros de eslora), 400 toneladas de porte, y por su interés científico.

Interés que reside tanto en el cargamento de ánforas como en los análisis de fangos donde está naufragado el barco, que ha permitido que toda la madera enterrada en el fango se conserve’, explicó De Juan.

’Tenemos un auténtico barco romano bajo el agua, en muy buen estado de conservación, una joya del mundo antiguo’, añadió el arqueólogo.

De Juan, arqueólogo subacuático de la dirección general de Patrimonio Cultural de la Comunidad Valenciana, y Franca Cibercchini, experta internacional y profesora en la universidad de Pisa (Italia), son los responsables del proyecto científico de investigación del pecio, que impulsa la Conselleria de Cultura.

En la primera campaña de intervención, en julio pasado, se realizó una cata de sondeo, en la que se observaron ’tres capas de cargamento, de ánforas, y recuperamos del mar 40 ánforas completas, que llevaban unas salsas, derivadas del pescado, muy caras y apreciadas en época antigua’, y se han contabilizado hasta 1.200 ánforas conservadas en el interior del barco.

Los responsables de la intervención arqueológica datan el barco en torno a la mitad del siglo I (en los años 40-50 después de Cristo), y lo relacionan con el comercio del emperador de Roma, ’en la época tumultuosa de emperadores como Tiberio, Claudio o Nerón, en la que se empieza a articular el sistema para que la población romana tenga asegurado el alimento por parte del estado romano’.

En cuanto a las circunstancias del hundimiento de la embarcación en la costa de la Vila Joiosa, los investigadores mantienen la hipótesis de que ’el barco hacia una ruta directa, de puerto principal a puerto principal, desde un puerto situado en torno a la bahía de Cádiz hasta el puerto de Roma’ y debió encontrarse con ’algún temporal o problema técnico que le impidió continuar su ruta’, añadió el arqueólogo que ha dirigido las excavaciones.

BarcosRomanosCarga1

’Los problemas derivados del temporal debieron ser de tal importancia que los mismos marinos deciden abandonar la empresa y enfilar a tierra’, hacia la costa alicantina, donde se hundiría, subrayó.

Añadió que ’en toda la costa española no conocemos en estos momentos ningún pecio de las características del Bou-Ferrer’.

Los responsables del programa de estudio de la embarcación romana no descartan la posibilidad de realizar un proyecto que permita la exposición de parte de los restos del pecio, para su mayor difusión pública.

Fuente: Terra Actualidad – EFE, 11 de noviembre de 2006
Enlace: http://actualidad.terra.es/ciencia/articulo/
pecio_bou-ferrer_joya_mundo_antiguo_1202320.htm


GUIDA PER LA VALORIZZAZIONE SOSTENIBILE DEL PATRIMONIO SUBACQUEO E/O LEGATO ALLA PRESENZA DI ANTICHI PORTI E LO SVILUPPO DELLE RELATIVE FILIERE ECONOMICHE


(2) Alumnos submarinistas rescatan ánforas de una nave romana en Villajoyosa

05/07/2004. Fuente: www.panorama-actual.es

En el curso de arqueología habrá alumnos de varias nacionalidades.
Un total de dieciséis alumnos de submarinismo de Malta, Italia, Argelia, Marruecos y España participarán en un curso de arqueología subacuática para rescatar las ánforas del "Pecio Bou-Ferrer", una embarcación romana que data del siglo I, y que se encontró hace cuatro años frente a las costas de Villajoyosa.

BarcosRomanosCarga2TA

Este municipio acoge desde la celebración del tercer Curso Internacional sobre "Nuevas tecnologías para la investigación y la puesta en valor del patrimonio arqueológico marino" organizado por la asociación Proyecto ANSER (Antiguas Rutas Marítimas del Mediterráneo).

El arqueólogo municipal, Antonio Espinosa, explicó tras la inauguración del curso que para su ejecución ha sido necesario realizar una campaña previa de preparación en los yacimientos arqueológicos subacuáticos del municipio, porque "es muy complicado acceder a la embarcación romana debido a la dureza del fondo".

Las prácticas del curso consistirán en aplicar las últimas tecnologías en investigación subacuática al Pecio Bou-Ferrer para recuperar unas 2.000 ánforas romanas que transportaban salsas de pescado, "un producto de altísimo precio en la época romana", explicó el arqueólogo.

Según Espinosa, se trata de una de las embarcaciones romanas "más grandes que se conocen en el Mediterráneo" que habría salido de alguna zona portuaria de Andalucía para dirigirse a los puertos de Roma o Marsella, "donde se distribuían las mercancías por todo el Imperio Romano", estimó el arqueólogo municipal.

Por su parte el alcalde del municipio José Miguel Llorca, señaló que estaba previsto que los trabajos comenzaran en 2004 pero que debido al "complicado y minucioso" estudio técnico se retrasarán previsiblemente hasta 2005.

El director de Proyecto ANSER-Comunidad Valenciana, Rafael Azuar, destacó, entre las actividades realizadas hasta el momento, la organización de cinco seminarios y tres cursos, además de la creación de una página web y una base de datos sobre el patrimonio subacuático del Mediterráneo occidental.

La Comunidad Valenciana participa en el proyecto ANSER con 280.000 euros, de los que el 75 por ciento está subvencionado con fondos europeos, y el presupuesto global supera los 1,5 millones de euros.


(3) La falta de peritos bloquea el caso del expolio del pecio Villajoyosa en Valencia

03/11/2004. Fuente: http://www.bajoelagua.com/articulos/noticias-buceo/1136.htm

PecioBouFerrerVilaJoiosa10

(Levante) Un juzgado lleva más de un año esperando un informe sobre los daños sufridos en los saqueos de las ánforas de la embarcación

La falta de informes periciales mantiene bloqueada la investigación sobre los expolios sufridos por el pecio romano de la Vila Joiosa, según confirmó este diario en fuentes judiciales. El caso está paralizado en el juzgado de la Vila Joiosa a la espera de que lleguen estos estudios para que el fiscal pueda concretar la acusación, aunque estos documentos están pedidos desde hace casi un año.

Desde el juzgado se han hecho varios requerimientos a la Dirección General de Patrimonio pero todavía no ha llegado nada. A estos retrasos, se une el que los delitos están a punto de prescribir porque las detenciones se llevaron a cabo hace cuatro años.

Los hechos ocurrieron en septiembre de 2001, cuando la Guardia Civil de la Vila Joiosa detuvo a un matrimonio de la localidad como presuntos autores del expolio que estaba sufriendo la nave de 2.000 años de antigüedad en el fondo del mar. Meses antes los servicios arqueológicos de la provincia habían localizado frente a las aguas de la Vila Joiosa esta embarcación, que ha sido bautizado como Bou Ferrer en reconocimiento a los pescadores que descubrieron estos restos.

En su interior, se estima que había más de 2.000 ánforas, y se pensaba que era una embarcación que comerciaba con especias cuando se hundió. A los pocos meses del hallazgo, los arqueólogos detectaron que alguien iba allí por la noche, y se estaba llevando las ánforas. En el mercado negro, se vendían a un precio de 1.800 euros, según las estimaciones que hizo en su día la concejalía de Cultura.

PecioBouFerrerVilaJoiosa11

La Guardia Civil montó un dispositivo en el Club Náutico que culminó con la detención de los dos sospechosos, y la intervención del yate que utilizaban para ir a la zona del barco. El fiscal necesita un informe pericial que determine los daños que los detenidos causaron en el yacimiento arqueológico, así como del número de ánforas desaparecidas para formular la acusación. Sin embargo, la falta de estos documentos mantiene paralizado todo el proceso, que inicialmente iba a haberse celebrado en enero de este año en un juzgado de lo Penal de Alacant.

Inicialmente, desde el juzgado se pidió el trabajo pericial a la Guardia Civil. Sin embargo, desde la Benemérita se les respondió que no son ellos los técnicos más adecuados para ello, y remitían a otro organismo más especializado como es la dirección general de Patrimonio de la Conselleria de Cultura. Este informe no termina de llegar, y en el juzgado se espera desde hace casi un año, hasta el punto de que se han hecho varios requerimientos para que se aporten las conclusiones de este estudio.

El abogado de los acusados, Ernest Armada, criticó la lentitud con la que se desarrollan estos procesos, «ya que no hay derecho que una persona tenga que esperar tanto tiempo para un juicio». La defensa sostiene que los implicados pescaron accidentalmente las ánforas, y que no hubo intención de hacer un saqueo arqueológico. La pena prevista en el Código Penal por los delitos cometidos contra el patrimonio es de un año de prisión.

Este mismo abogado llevó otro caso por expolios arqueológicos en la Cova Pinta de Callosa d’En Sarrià que el juzgado tardó hasta doce años en investigar, para finalmente archivarlo. Uno de los implicados era el ex alcalde socialista de la localidad, Vicent Berenguer. «No hay derecho que una persona, sobre todo siendo cargo público, esperando a que le digan que es inocente», dijo.

NaveRomana003TA

4) Spanish researchers delighted with first-century Roman shipwreck

Some of the hundreds of well-preserved clay amphoras or two-handled jars, used to hold fish sauce prized by wealthy Romans, in waters off Alicante, eastern Spain. The shipwreck of the first-century vessel was found b Marine archaeologists.

MADRID, Spain — Marine archeologists in Spain said Monday that the shipwreck of a first-century vessel carrying delicacies to the richest palates of the Roman Empire had proved to be a dazzling find, with bones still nestling inside two-handled clay jars of fish sauce.

PecioBouFerrerVilaJoiosa15

Recreational sailors came across the remains in 2000 when an anchor was tangled up in them in shallow waters, and after years of arranging financing and assembling crews, exploration of the site off Alicante in southeast Spain began in July, said Carles de Juan, a co-director of the project, who works for the Valencia regional government.

The ship is estimated to have been 100 fee) long with capacity for around 400 tons of cargo, making it twice the size of most other Roman shipwrecks found in the Mediterranean, de Juan said in an interview with the Associated Press.

The freight was an estimated 1,500 well-preserved clay amphoras, or two-handled jars, used in this case to hold fish sauce — a prized condiment for wealthy Romans, he said.

RomanShipwreck003TA

For centuries the meter-tall amphoras lay undisturbed but for an occasional octopus that would pry one open, breaking the ceramic-and-mortar seal in search of food or shelter.

Besides the size of the ship and good condition of its cargo, the site is also important because it is so easily accessible — in just 80 feet of water about one mile from the coast. Other wrecks are so deep they cannot be examined by scuba divers.

"I am not going to say it was on the beach, but almost," said de Juan, who was among the first divers to examine the shipwreck in 2000.

"We knew it was an important find but had no real idea until now," de Juan said. "It is an exceptional find."

The last time a ship of this size and quality emerged was in 1985 off Corsica, he said.

Javier Nieto, director of the Center for Underwater Archeology of Catalonia and not related to this project, also called it immensely important because of the fine condition of the cargo. No other Roman shipwreck is currently under study in the Mediterranean, he added.

PecioBouFerrerVilaJoiosa14

"For archeologists, a sunken ship is a historic document that tells us about ancient history and how its economy worked," Nieto said from Barcelona. "This ship will contribute a lot."

This ship probably sank in a storm while sailing back to Rome from Cadiz in the south of what is now Spain. The storm must have been ferocious because it is odd for such a vessel to have been so close to shore.

"The crew did not care about the cargo or money or anything. They headed for land to save their lives," de Juan said.

De Carles and the other co-director of the project, Franca Cibercchini of the University of Pisa in Italy, presented their first academic report on the site at a marine archaeology conference last week in the town of Gandia, near Valencia.

When word of the find first spread in 2000, pirate scuba divers raided the site and stole some of the amphoras. This forced the Valencia government to build a thick metal grating to cover the remains and protect the jars.

AnforasBarcoRomano01TA

What remains of the wooden structure of the ship itself — about 60% — is buried under mud in the seabed, de Juan said.

The cargo probably also includes lead, which the Romans used for plumbing, and copper, which they mixed with tin to make bronze for everything from plates to jewelry.

The fish sauce is no longer in the amphoras because the seals were not hermetic and could not withstand 20 centuries under water. But traces of fish bone remain inside and these will help researchers determine how the sauces were made, de Juan said.

Fuente: Daniel Woolls / Associated Press / USA Today. 14 de noviembre de 2006
Enlace: http://www.usatoday.com/tech/science/
discoveries/2006-11-13-roman-shipwreck_x.htm

PecioBouFerrerVilaJoiosa12

Los restos de un barco del siglo I guardan el secreto del garum

MADRID (Reuters) - Los científicos esperan recuperar la receta del garum, una antigua salsa de pescado romano, a partir de las ánforas halladas en un barco de 2.000 años de antigüedad hundido a una milla de las costas alicantinas, dijo el jueves el co-director del proyecto.

"El estado del yacimiento es excelente", dijo Carles de Juan, co-director del proyecto, que trabaja para la Generalitat valenciana.

Los restos del barco del siglo I, muy bien conservados, fueron descubiertos en 2000 cuando un ancla se quedó enganchada en la embarcación.

Los científicos esperan que el hallazgo de más de 1.200 ánforas, cada una de medio metro de altura, les permita recuperar la receta de la salsa, una delicia de la antigua Roma.

La embarcación está sumergida en aguas poco profundas cerca de la costa y también ofrece importantes lecciones sobre las rutas comerciales de entonces.

"Normalmente naufragan muy, muy alejados de la costa y es casi imposible encontrar yacimientos como éste", dijo de Juan.

"Seguramente por causas de una fuerza temporal esta embarcación se salió de su ruta y se acerco a la costa", dijo.

Los trabajos arqueológicos comenzaron en julio, después de que se rodearan los restos con una red metálica para impedir los saqueos.

Cuando el barco naufragó, la quilla se hundió en la arena, preservando la madera, mientras que la erosión de las olas durante 20 siglos afectó al resto del carguero.

Fuente: Reuters, 16 de noviembre de 2006
Enlace: http://es.today.reuters.com/News/news
Article.aspx?type=entertainmentNews&storyID=
2006-11-16T172105Z_01_SAN661486_RTRIDST_0_
OESEN-ESPANA-BARCO-GARUM.XML

AnforasGarumBauFerrerAlicante

(2) Wreck off Spain holds secret to ancient delicacy

MADRID (Reuters) - Scientists hope to piece together the recipe for an ancient Roman fish sauce from storage jars found in a 2,000-year-old shipwreck off the eastern coast of Spain, the co-director of the project said on Thursday.

"The remains are in excellent condition," said Carles de Juan, co-director of the project, who works for Valencia’s regional government.

The well-preserved wreck of the first-century merchant vessel was discovered in 2000 when a ship’s anchor got tangled in its cargo.

Scientists now hope the discovery of more than 1,200 storage jars, each a metre high, will yield samples with unbroken seals, allowing them to recreate the recipe for the sauce, a delicacy in ancient Roman households.

The wreck is unusual in that it lies in shallow water near the coast and also holds important lessons about ancient trade routes.

PecioBouFerrerVilaJoiosa13

"Normally ships like this sink very, very far from the coast, they are practically impossible to find," de Juan said.

"The boat left its course and tried to come into the coast, probably because of bad weather. It didn’t succeed and sank one mile off the coast of Alicante," he said.

Archaelogical work began in July, once authorities had surrounded the wreck with a metal net to prevent plundering.

When the vessel was wrecked its keel sank into the mud, preserving the wood, while wave erosion over 20 centuries exposed the cargo.

Fuente: Reuters, 16 de noviembre de 2006
Enlace: http://news.yahoo.com/s/nm/20061116/
od_uk_nm/oukoe_uk_spain_shipwreck_1

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres