Blogia

Terrae Antiqvae

Descubren la corona y el escudo de Alejandro Magno

Arqueólogos griegos  y estadounidenses descubren que la tumba que se pensaba que albergaba al padre de Alejandro Magno, es en realidad la de su medio hermano. Esto puede significar que algunos de los artefactos encontrados en la tumba, incluyendo un casco, un escudo y una corona de plata, podrían haber pertenecido originalmente al mismísimo Alejandro Magno. 

Esto lo creen porque el medio hermano de Alejandro se cree que reclamó toda la parafernalia tras la muerte del conquistador. 

La tumba es una de las tres tumbas reales macedonias excavadas en 1977 por arqueólogos que trabajaban en la villa Vergina, al norte de Grecia. Allí los excavadores encontraron una banda de plata para usarse en la cabeza, un casco de hierro, y un escudo ceremonial, junto con una gran cantidad de armas y un objeto identificado como un cetro. 

En aquel momento lo anunciaron como la tumba de Filipo II de Macedonia, el padre de Alejandro que fue asesinado en 336 antes de Cristo. Pero análisis recientes que fueron realizados por Eugene N. Borza, de la Universidad Estatal de Pennsylvania, demostró que los restos son mucho más recientes de lo que se pensaba. 

Borza cree que es de la época de Alejandro, y que los restos arqueológicos son del mismo Alejandro, si bien no es su tumba. La tumba es una caja de piedra simple, que contiene los restos no identificados de un hombre adulto, una mujer joven y un niño recién nacido. La segunda tumba, abovedada y con dos cámaras, contiene los restos de una mujer joven y de un hombre maduro. La tercera, con dos cámaras abovedadas, contenía los restos humanos de un adolescente que se cree que sería un hombre. 

Las dos tumbas más grandes tienen ornamentos de oro, de plata, de marfil, así como vasos de cerámica y metal. 

Borza se contactó con Olga Palagia, historiadora del arte de la Universidad de Atenas, para evaluar las cerámicas y pinturas de las tumbas. Al poco tiempo se dieron cuenta del hecho de que las tumbas 2 y 3 fueron hechas con un estilo de cielorraso curvado llamado bóvedas tipo barril. "La fecha más temprana para una bóbeda barril en Grecia data de fines del 320 antes de Cristo, casi una generación luego de la muerte de Filipo II", dijo Borza. 

Palagia también descubrió que las pinturas en el friso exterior de la tumba reflejan temas que eran más típicos de la época de Alejandro Magno que de la de su padre. 

El cetro de dos metros encontrado en una de las tumbas es otra pista, dice Borza. "Tenemos muchas monedas acuñadas en vida de Alejandro, que lo muestran a él sosteniendo un cetro muy parecido", agregó. 

Y como si fuere poco los vasos encontrados también tienen un peso que se condice con el sistema de medidas que instauró Alejandro durante su reinado. 

Una vez determinado que la tumba no es de Filipo y que es una generación posterior a su muerte, entonces ya se puede realizar la pregunta de a quién pertenece. 

En los textos antiguos se pudo encontrar un doble entierro, así que pudieron identificar que la tumba pertenece a Filipo III Arrideo y a su reina Eurídice. La tercera tumba creen que puede ser de Alejandro IV, el hijo de Alejandro Magno, que reinó junto con Arrideo hasta que fue asesinado cerca del 310 antes de Cristo, ya que coincide con la edad atribuida a los restos y es el único adolescente mecedonio de la familia real que se sepa que fue enterrado. 

La tumba 1 si es antigua, así que esa podría ser la de Filipo II, ya que también tiene a una mujer, su esposa, y a un niño. 

Vía: National Geographic 

Fuente: Martín Cagliani/EspacioCiencia.com, 24 de abril de 2008 

 

(2) Alexander the Great's "Crown," Shield Discovered?  

Sara Goudarzi

for National Geographic News 

April 23, 2008  

An ancient Greek tomb thought to have held the body of Alexander the Great's father is actually that of Alexander's half brother, researchers say. 

This may mean that some of the artifacts found in the tomb-including a helmet, shield, and silver "crown"-originally belonged to Alexander the Great himself. Alexander's half brother is thought to have claimed these royal trappings after Alexander's death. 

The tomb was one of three royal Macedonian burials excavated in 1977 by archaeologists working in the northern Greek village of Vergina. 

Excavators at the time found richly appointed graves with artifacts including a unique silver headband, an iron helmet, and a ceremonial shield, along with a panoply of weapons and an object initially identified as a scepter. 

"Archaeologists announced that the burial in the main chamber of the large rich tomb was that of Philip II, father of Alexander the Great, who was assassinated in 336 B.C," said Eugene N. Borza, professor emeritus of ancient history at Pennsylvania State University. 

But recent analyses of the tombs and the paintings, pottery, and other artifacts found there, suggest that the burials are in fact one generation more recent than had previously been thought, Borza said. 

"Regarding the paraphernalia we attribute to Alexander, no single item constitutes proof, but the quality of the argument increases with the quantity of information," he said. 

"We believe that it is likely that this material was Alexander's. As for the dating of the tombs themselves, this is virtually certain." 

Tomb Mystery 

The original excavation at Vergina was led by Manolis Andronikos, an archaeologist at Greece's Aristotle University of Thessaloniki who died in 1992. 

His team found the first tomb to be a simple stone box containing human remains identified as a mature male, a somewhat younger female, and a newborn. 

Tomb II, a large vaulted tomb with two chambers, contained the remains of a young woman and a mature male. 

Tomb III, with two vaulted chambers, was the resting place of a young teenager, most likely a male. 

Both of the larger tombs contained gold, silver, and ivory ornaments, as well as ceramic and metal vessels. 

"Andronikos presented his theories that the tombs were those of Alexander's father and his family with great skill, and the Greek nation responded with fervent enthusiasm," Borza said. 

"Indeed I was one of those who, in two early articles in the late 1970s, accepted Andronikos' view that the remains were those of Philip II." 

Borza started to doubt Andronikos' conclusions, however, as he studied the evidence. 

He contacted Olga Palagia, an art historian at the University of Athens, to evaluate the tombs' construction, pottery, and paintings. 

Soon the duo realized the significance of the fact that Tomb II and Tomb III were built using a curved ceilings called barrel vaults. 

"The earliest securely dated barrel vault in Greece dates to the late 320s [B.C.], nearly a generation after the death of Philip II," Borza told National Geographic News. 

Palagia also found that paintings on the exterior frieze of the tomb reflected themes that were likely from the age of Alexander the Great, rather than that of his father. 

The paintings depict a ritual hunt scene with Asian themes, suggesting influences resulting from Alexander's extensive campaigns to the east. 

Treasures 

The six-foot (two-meter) scepter found at the burial site is another clue, Borza added. 

"We have several surviving coins issued in his own lifetime showing Alexander holding what appears to be a scepter of about that height," he said. 

Additionally, a number of silver vessels discovered in Tomb II and Tomb III are inscribed with their ancient weights, which use a measurement system introduced by Alexander the Great a generation after Philip II's death. 

"Once we have determined on archaeological grounds that Tomb II is a generation later than Philip II's death, we can then ask, Whose tomb is it?" Borza said. 

"We have a double royal burial from this era attested in the ancient literature. Thus the tomb is that of Alexander's half brother Philip III Arrhidaeus and his queen, Adea Eurydice." 

Borza and Palagia discussed their new analysis at the meeting of the Archaeological Institute of America in January. Their findings will be published in a forthcoming study from the German Archaeological Institute. 

Most of the ancient artifacts found at Vergina are on display today at a museum at the site of the tombs. 

Death of Alexander 

Alexander died of disease in ancient Babylon, near modern-day Baghdad, Iraq, in 323 B.C. 

His generals appointed Philip III to take his place, and the half brother claimed Alexander's royal objects as public symbols to solidify his power, historians suggest. 

Alexander's son, Alexander IV, who was appointed joint king along with Philip III, was assassinated around 310 B.C. He is likely buried in Vergina's Tomb III, which contains the remains of a young teenager, Borza said. 

Historically, the only known Macedonian royal teenage burial is that of Alexander IV, he explained. 

Alexander's father, Phillip II, is buried in Tomb I, along with his wife and their infant, according to Borza. 

"Tomb I is from the age of Philip II-unlike the big chamber tombs, which are later-and the human remains of the three burials accord well with the assassinations of these individuals." 

Winthrop Lindsay Adams, a professor of history at the University of Utah who was not involved with the study, said Borza's work builds on what other specialists have thought about the various aspects of the Vergina tombs. 

The work of Borza and his colleagues convincingly make the case that Tomb II is the final resting place of Alexander's half brother, Adams explained. 

"Indeed for most scholars working in fourth-century Macedonia, the original attribution by Andronikos now seems doubtful," he said. "This case is convincing."     

© 1996-2008 National Geographic Society. All rights reserved. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Gobekli Tepe (9500 a.C.), el Stonehenge de Turquía

De niño, Klaus Schmidt solía pasar el tiempo en las cuevas de su Alemania natal, con la esperanza de encontrar pinturas prehistóricas. Treinta años más tarde, y miembro ya del Instituto Arqueológico Alemán, ha encontrado algo infinitamente más valioso: un complejo templo que casi duplica en antigüedad a cualquier cosa comparable en el planeta. 

"Este lugar es una supernova", explicó Schmidt, en pie bajo un árbol solitario en una cumbre golpeada por el viento, a 55 kilómetros de la frontera turca con Siria. "Al minuto de verlo supe que tenía dos opciones: salir de allí y no contárselo a nadie o pasar el resto de mi vida trabajando en ese lugar". 

Tras él se encuentran los primeros pliegues de la meseta de Anatolia. Por delante, la planicie mesopotámica, como un mar de arena coloreada, se extiende hacia el sur a lo largo de cientos de kilómetros. Los círculos de piedra de Gobekli Tepe se hallan justo al frente, ocultos bajo la cima de la colina. 

En comparación con Stonehenge, conforman una estructura humilde. Ninguno de los círculos excavados (cuatro de un total estimado de 20) mide más de 30 metros de longitud. Los pilares tienen forma de T como el resto, y hay dos torres de cinco metros de altura que sobresalen al menos un metro sobre las demás. Lo que hace de este conjunto algo remarcable es que cuentan con grabados de jabalíes, zorros, leones, pájaros, serpientes y escorpiones, además de la época de la que data. Estas piedras, cuyo origen se calcula en el año 9.500 antes de Cristo, son 5.500 años más viejas que las primeras ciudades de Mesopotamia, y 7.000 años más ancianas que la composición de Stonehenge. 

Gobekli Tepe lo cambia todo 

Muy lejos de la rueda o la escritura, las personas que levantaron estas edificaciones no conocían siquiera la cerámica ni cultivaban el trigo. Vivían en aldeas y eran cazadores, no agricultores. 

"La gente pensaba que sólo las civilizaciones complejas y jerárquicas eran capaces de construir tales emplazamientos monumentales, y que sólo cambiaron de dirección con la invención de la agricultura", explicó Ian Hodder, catedrático de antropología de la Universidad de Stanford, al cargo de las excavaciones en Catalhoyuk, el más conocido emplazamiento neolítico de Turquía, desde 1993. "Gobekli lo cambia todo. Es elaborado, complejo y preagrícola. Todo esto convierte el emplazamiento en el descubrimiento arqueológico más importante desde hace mucho tiempo". 

Con tan sólo una fracción del emplazamiento al descubierto tras una década de excavación, la importancia de Gobekli Tepe para las personas que lo construyeron continúa siendo todo un misterio. Hay quien piensa que se trataba del punto central de un rito de fertilidad, y que las dos piedras elevadas en el centro de cada círculo representaban a un hombre y una mujer. Se trata de una teoría que el consejo turístico de la cercana Urfa ha adoptado con presteza. Visite el jardín del Edén, anuncian a bombo y platillo sus folletos: vea a Adán y Eva. 

Schmidt se muestra escéptico. Está de acuerdo en que Gobekli Tepe podría ser "el último florecimiento de un mundo semi-nómada que la agricultura estaba a punto de destruir", y apunta que su condición actual casi perfecta se debe a que aquéllos que lo construyeron lo enterraron al poco bajo toneladas de tierra, como si su rico mundo de animales salvajes hubiese perdido todo sentido. 

La mayor de las preguntas 

Pero el emplazamiento está exento de los símbolos de fertilidad que sí aparecen en otros emplazamientos neolíticos, y las columnas con forma de T no muestran sexo alguno, a pesar de su apariencia semi-humana. 

"Creo que aquí nos enfrentamos cara a cara con la primera representación de los dioses", comentó Schmidt, señalando una de las piedras de mayor tamaño. 

"No tienen ojos, boca ni rostro, pero sí que tienen brazos y manos. Son creadores. En mi opinión, la gente que realizó estos grabados ya se planteaba la mayor de las preguntas. ¿Qué es el universo? ¿Por qué estamos aquí?". 

Sin evidencia de la existencia de alguna casa o tumba cercana a las piedras, Schmidt considera que la cumbre de la colina era un emplazamiento de peregrinaje para las comunidades de un radio de aproximadamente 160 kilómetros. Las piedras más elevadas están todas colocadas hacia el sureste, como si observaran la planicie salpicada de emplazamientos contemporáneos, en muchos aspectos tan destacados como Gobekli Tepe. 

Como una pintura de Klee 

El pasado año, por ejemplo, los arqueólogos franceses que trabajaban en Djade al-Mughara, al norte de Siria, descubrieron el mural de mayor antigüedad jamás encontrado. "Dos metros cuadrados de formas geométricas de colores rojo, negro y blanco, como una pintura de Paul Klee", explicó Eric Coqueugniot, de la Universidad de Lyon, al cargo de la excavación. 

Coqueugniot describe la hipótesis de Schmidt de que Gobekli Tepe era un punto de reunión para la realización de rituales como "tentadora", dada su posición espectacular. Pero las investigaciones en la región aún se encuentran en una fase muy temprana. "Es posible que mañana alguien encuentre algo mucho más espectacular". 

Vecihi Ozkaya, director de una excavación en Kortiktepe, a 190 kilómetros al este de Urfa, duda de que los miles de cuencos de piedra que ha encontrado desde 2001 en cientos de tumbas de más de 11.500 años de antigüedad puedan calificarse así. Pero su entusiasmo llena su austera oficina de la Universidad de Dicle en Diyarbakir. 

"Eche un vistazo a esto", comenta, señalando una foto de una escultura exquisitamente tallada en la que se muestra a un animal, mitad humano y mitad león. "Es una esfinge, miles de años antes de la existencia de Egipto. El sureste de Turquía, o el norte de Siria, es la región que fue testigo de la noche de bodas de nuestra civilización". 

Fuente: Nicholas Birch, Estambul/The Guardian/El Mundo.es, 24 de abril de 2008

Egipto buscará mediante un radar las tumbas de Cleopatra y Marco Antonio

Los arqueólogos utilizarán a partir de noviembre un radar para buscar, cerca de Alejandría, las tumbas de los amantes más famosos de la historia del Antiguo Egipto: la reina Cleopatra y el general romano Marco Antonio. 

El secretario general del Consejo Superior de Antigüedades (CSA), Zahi Hawas, hizo el anuncio en una conferencia sobre los últimos descubrimientos arqueológicos en Egipto ante miembros del Rotary Club en El Cairo. La búsqueda de estas tumbas tiene lugar en la zona de Borg Al Arab, a unos 50 kilómetros al oeste de Alejandría (norte de Egipto), "ya que creemos que Cleopatra y Marco Antonio fueron enterrados en un templo allí", dijo Hawas. 

En esa misma área, los arqueólogos han descubierto en los últimos meses un busto de Cleopatra, una estatua real sin cabeza, y 22 monedas con dibujos de la reina, que muestran su belleza. Además, han hallado un túnel subterráneo de 120 metros de largo que da acceso a varias habitaciones que "pueden esconder más secretos de Cleopatra", explicó Hawas. 

'Valle de las momias doradas' 

Entre otros hallazgos relevantes que han tenido lugar últimamente en Egipto, Hawas destacó el descubrimiento de 250 momias en el llamado 'Valle de las momias doradas', que podría contener más de 10.000 cuerpos momificados, en el oasis de Bahariya, 375 kilómetros al sur de El Cairo. "Este año hemos utilizado el radar en el descubrimiento de 250 momias, que se añaden a las otras 52 halladas anteriormente, y que pertenecen a ciudadanos de un nivel social alto y medio (de 500 a.C.)", afirmó el experto. 

2008 podría ser testigo de nuevos hallazgos cuando se terminen las excavaciones actuales Además, aseguró que ha decidido "parar las excavaciones y dejar a las próximas generaciones que sigan ellos. Queremos dedicarnos ahora a la restauración de las momias". El descubrimiento de esas momias ha ayudado a los arqueólogos a conocer las relaciones sociales entre los egipcios antiguos, según Hawas. 

El año 2008 podría ser también testigo de nuevos hallazgos cuando se terminen las excavaciones actuales en un túnel en la tumba del faraón Seti I (1294-1279 a.C.), padre del famoso Ramsés II, en el Valle de los Reyes de Luxor, en el sur de Egipto. Los arqueólogos comenzaron en noviembre pasado las excavaciones en un túnel subterráneo de 137 metros en la tumba de ese rey, y "creemos que conduce a una habitación secreta de Seti I", dijo el arqueólogo. 

Fuente: EFE/20minutos.es, 24 de abril de 2008

La Columna de Trajano será “coloreada” de noche con haces de luz proyectada

Foto por cortesía de Rossella Lorenzi. El resultado sobre un fragmento de la columna proyectando una película de alta definición. 

Uno de los monumentos más famosos de Roma se mostrará el próximo año bajo una luz totalmente nueva. Investigadores italianos anunciaron que el plan para restaurar la columna original de colores brillantes "pintados" con haces de luz. 

Una de las mejor conservadas de todas las obras de arte romano, el monumento, sin embargo, ha perdido lo que podría haber sido su rasgo más distintivo: el color. 

"La columna, al igual que muchas otras estatuas de la antigüedad, fue un carnaval de color. Los caballeros, los escudos, los caballos, los ríos, el cielo, se pintó todo", Anastasi Maurizio, jefe de la oficina técnica de la Superintendencia Arqueológica de Roma dijo a Discovery News. 

Anastasi planea devolver a la columna su plena gloria policromada, utilizando un innovador procedimiento de tecnología totalmente reversible. El plan se anunció en una reunión internacional sobre restauración de arte en Ferrara (Italia) la semana pasada. 

"Básicamente, vamos a pintar la columna con haces de luz. La gente podrá ver el monumento, como se veía en el antiguo mundo romano durante unos minutos de noche. Luego, la columna regresará a su actual estado de mármol blanco, " comentó Anastasi. 

El proyecto, que está previsto para 2009, es parte de un plan más amplio de iluminación para todo el Foro Romano. 

"Vamos a usar un concepto dinámico de la iluminación. La luz se encenderá en momentos diferentes para producir una manera más fácil de leer y sugerente vista de toda la zona", dijo Corrado Terzi, profesor de diseño industrial en Roma de la Universidad La Sapienza. 

Para pintar la Columna de Trajano, el equipo de Anastasi empleará, controlada por ordenador, proyectores de luz y películas de alta definición. 

"Hemos probado la tecnología en una copia de un bajo relieve de la columna restaurada en Ferrara. Al ver el resultado primero pensé que era una fotografía.

A medida que te acercas, ves resaltadas las escenas de las batallas representadas. 

"La luz pintó la columna como un niño que colorea sus dibujos", dijo Anastasi.

La Columna de Trajano es un monumento conmemorativo erigido en Roma por orden del emperador Trajano. Se encuentra en el Foro de Trajano, cerca del Quirinal, al norte del Foro Romano. Concluida en el año 114, es una columna de 30 metros de altura (38 incluyendo el pedestal sobre el que reposa) recorrida por un bajorrelieve en espiral que conmemora las victorias de Trajano frente a los dacios (pueblo de Rumanía). 

La columna se compone de 18 enormes bloques de mármol de Carrara, cada uno de los cuales pesa aproximadamente 40 toneladas y tiene un diámetro de unos 4 metros. El friso escultórico completo mide unos 200 metros y da 23 veces la vuelta a la columna. En el interior de la misma, una escalera de caracol de 185 peldaños permite el acceso a una plataforma mirador en su parte superior. 

Originalmente, la columna estaba rematada con la estatua de un águila, y más tarde se colocó en su lugar una estatua del propio Trajano. En 1588 ésta fue reemplazada por una estatua de San Pedro por orden del papa Sixto V, que aún se conserva. 

El relieve narra dos victoriosas campañas de Trajano contra los dacios: en la mitad inferior de la columna se ilustra la primera (101-102) y en la superior la segunda (105-106). Ambas secciones están separadas por la personificación de la Victoria. 

El relieve estuvo completamente policromado. Las figuras talladas en mármol tienen el carácter de una crónica, por lo que no importa la técnica escultórica sino el mensaje que trata de transmitir. El escultor (o escultores) presta poca atención a la perspectiva, utilizándose varias diferentes en una misma escena. 

El lenguaje utilizado tiene rasgos metafóricos, no sólo en la representación de los dioses, sino que también aparece el Danubio representado por un anciano. Es por esto por lo que se observan muchas simplificaciones, como por ejemplo la isocefalia. La crónica se desarrolla en forma helicoidal y cronológicamente, narrando escenas muy diversas de las campañas dacias entre las que podríamos encontrar la vida en el campamento, la construcción de un acueducto o el asedio a una ciudad. Hay un total de 2.500 figuras humanas: el emperador aparece 59 veces, siempre visto de forma realista, no sobrehumana. El relieve constituye una valiosa fuente de información sobre el ejército romano. 

La siguiente inscripción se encuentra en el pedestal: 

SENATVS·POPVLVS·QVE·ROMANVS

IMP·CAESARI·DIVI·NERVAE·F·NERVAE

TRAIANO·AVG·GERM·DACICO·PONTIF

MAXIMO·TRIB·POT·XVII·IMP·VI·COS·VI·P·P·

AD·DECLARANDVM·QVANTAE·ALTITVDINIS

MONS·ET·LOCVS·TANT<...>IBVS·SIT·EGESTVS  

Traducido: 

‘El senado y el pueblo romano, al emperador César Nerva Trajano Augusto Germánico Dácico, hijo del divino Nerva, pontífice máximo, tribuno por decimoséptima vez, emperador por sexta vez, cónsul por sexta vez, padre de la patria, para mostrar la altura que alcanzaban el monte y el lugar ahora destruidos para <obras> como ésta.'

En otras palabras, según la inscripción la columna es tan alta como la colina que anteriormente existía en el mismo lugar. 

Es quizá el ejemplo más famoso de escritura quadrata (mayúsculas cuadradas romanas), un tipo de escritura utilizado a menudo en la epigrafía, pero menos frecuentemente en los manuscritos. Como está pensado para ser leído desde abajo, las letras inferiores son ligeramente más pequeñas que las superiores, para producir el adecuado efecto de perspectiva. Algunas, pero no todas, divisiones de palabras están marcadas con puntos; muchas palabras -sobre todo los títulos imperiales- aparecen en abreviatura. En la inscripción, los numerales se marcan con un titulus, una barra por encima de las letras. Falta una pieza pequeña en la parte inferior de la inscripción. 

Estas letras están constituidas a partir de formas geométricas como el cuadrado, el círculo o el triángulo y fueron el molde para las letras mayúsculas de nuestro alfabeto actual. 

El moderno tipo de letra para ordenadores Trajan, diseñado en 1989 porCarol Twombly (quien trabajó para Adobe Systems y para Bigelow & Holmes), se inspira en el utilizado en esta inscripción. 

La finalidad de la Columna de Trajano era triple: señalar hasta dónde llegaba el monte desplazado por el foro, cobijar las cenizas del emperador y conmemorar la conquista de la Dacia como victoria de Trajano. 

Suele creerse que la columna era un monumento propagandístico, destinado a glorificar al emperador. Sin embargo, es posible que la estructura no pudiese ser vista, ya que estaría rodeada de otras construcciones en el Foro de Trajano. Además, dada la evidente dificultad que entraña seguir el relieve de principio a fin, no parece haber sido muy eficaz como instrumento de propaganda. Según la inscripción, la columna pudo haber sido un indicador de medidas para la construcción del Foro. 

Tras la muerte de Trajano, en 117, el Senado romano votó que sus cenizas recibieran sepultura, dentro de una urna de oro, en la base de la columna (actualmente las cenizas ya no se encuentran allí). 

Un molde de yeso realizado en el siglo XIX preside el Cast Court del Victoria and Albert Museum, en Londres. Dividido en dos secciones, permite estudiar de cerca los relieves. Irónicamente, tras un siglo de polución en Roma, el molde es hoy más legible en muchos detalles que el original. 

Enlace relacionado: Iconografía completa de los bajorrelieves (inglés) 

Fuente: Wikipedia

 

(2) Light Beams to Color Rome Column 

Vía: Rossella Lorenzi, Discovery News 

April 10, 2008 -- The Trajan Column, one of Rome's most famous monuments, will be shown next year under a totally new light. Italian researchers announced they plan to restore the column's original bright colors by "painting" it with light beams. 

Erected in 113 A.D. in honor of the Emperor Trajan (53-117 A.D.), the huge marble column stands almost 100 feet in height. It is decorated with a spiral relief sculpture, winding 23 times around and depicting the story of Trajan's triumphant campaigns in Dacia, now part of Romania. 

One of the best preserved of all Roman artworks, the monument has however lost what might have been it most distinctive feature -- color. 

"The column, like many other statues of antiquity, was a carnival of color. The knights, the shields, the horses, the rivers, the sky were all painted," Maurizio Anastasi, head of the technical office of Rome Superintendency for Archaeology told Discovery News. 

Anastasi plans to return the column to its full polychrome glory using an innovative, fully reversible technology. The plan was announced at an international meeting on art restoration in Ferrara, Italy last week. 

"Basically, we will be painting the column with light beams. People will be able to see the monument as it appeared to the ancient Roman world for a few minutes every hour at night. Then the column will return to its present white marble state," Anastasi said.

The project, which is scheduled for 2009, is part of a wider scheme to light up the entire Roman Forum. 

"We are going to use a dynamic concept of lighting. Light will be turned on at different times to produce a more readable and evocative view of the entire area," said Corrado Terzi, a professor of industrial design at Rome's La Sapienza University. 

To paint the Trajan Column, Anastasi's team will employ computer-controlled light projectors and high-definition films. 

"We have tested the technology on a bas-relief copy of the column at the restoration fair in Ferrara. Visitors first thought it was a photograph. As they got closer, they perceived the relief, the shadows, and the unusual paint for the battle scenes. 

"Light painted the column like a child would paint his drawings," Anastasi said.

La antigua ciudad romana de Acci sale a escena

Aparecen restos arqueológicos en Guadix que se atribuyen a un teatro romano del siglo I de nuestra era.

A los pies del Torreón del Ferro, a la sombra de la antigua muralla de la ciudad, junto a la catedral, en la Huerta de los Lao, estas son las claves para localizar lo que podría ser un gran descubrimiento arqueológico. Un muro de más de cuarenta metros de largo, fustes de columnas, sillares y material cerámico nos hablan de un edificio de gran envergadura. Nos lleva hasta el siglo primero de nuestra era, hasta el Acci romano. La historia se repite, la construcción de un aparcamiento subterráneo y la aparición de restos arqueológicos. Esto ocurrió el pasado verano y a partir de ahí todo se inició la investigación y todos los procesos habituales que acompañan este tipo de hallazgos. La investigación tomó un giro cuando se comprobó hace diez días que el hallazgo podría ser el de un edificio importante, tal vez, un teatro romano.

¿Qué se ha encontrado? De momento un gran muro de cuarenta y tres metros de largo con siete metros de altura en la cimentación. Todo hace pensar que un muro de estas características está pensado para soportar una estructura de unos seis o siete metros, según López.

El arqueólogo comenta todos los datos con cautela, pero todo hace pensar que podríamos estar pisando el escenario del antiguo teatro romano de Julia Gemela Acci, o para hablar con propiedad, del 'proscaenium'. Pero hay más datos que apuntan a un teatro. Por la disposición del muro, por los cierres y por estar enfrentado al cerro sobre el que se asienta Guadix y en espacio cóncavo de la muralla podemos ver con nuestra imaginación la cávea, es decir, la grada. Aunque Antonio López vuelve a insistir en la necesidad de ser cautos. Hay otro indicio que apunta a la posibilidad de que se trate de un teatro romano y es que este tipo de edificios se construían en las afueras de las ciudades y éste está apoyado sobre la muralla de la antigua Acci.

Nada es por casualidad

¿Cómo se confirmaría que se trata del teatro romano? Pues cuando se descubra la cavea que es lugar hacia donde ahora se dirigen las investigaciones. Un dato para pensar en el que reflexiona Antonio López: «Los árabes cuando construyeron la muralla no hicieron ese retranqueo por casualidad, lo más lógico es que la hubiesen construido recta». Por tanto, la curva del comienzo del Paseo Ismael González de la Serna puede apuntar a la cavea del teatro que ha vuelto a salir a la luz.

El descubrimiento también ha despertado el interés del alcalde de Guadix, Santiago Pérez (PP), quien manifestó que «seguiremos expectantes a los resultados de los trabajos». Pérez López ha manifestó también su satisfacción ante el avance de los trabajos «ya que, según parece, el hallazgo podría no afectar tanto como en principio parecía al proyecto de aparcamiento existente en ese solar», porque según se comunicó desde Cultura en los primeros momentos del hallazgo «no podrá realizarse ningún tipo de obras hasta no haber finalizado la intervención arqueológica, puesto que las obras a ejecutar deberán contemplar medidas correctoras en caso de afección a bienes de naturaleza arqueológica».

Entre los sorprendidos también se encuentran los amantes de la cultura clásica. Antonio González Amador, miembro de la Asociación Culturaclásica.com destacó que de confirmase que estamos ante un teatro supondría encuadrar a la antigua Acci como una ciudad de primer orden en el mapa de la Bética. Además, supone dar «por fin» un referente romano a Guadix que se complementarían con todos los hallazgos de la última década.

Fuente: J. J. PÉREZ / Ideal.es, 2 de abril de 2008

FOTOS: TORCUATO FANDILA / VÍDEO: J.J. PÉREZ

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Halladas colosales estatuas de 3,6 m. junto a los colosos de Memnon de la XVIII Dinastía

Un equipo de arqueólogos europeos y egipcios anunciaron el sábado que hicieron una serie de descubrimientos que cambiarán la percepción del célebre sitio de los colosos de Memnon, en Luxor, en el sur de Egipto.

Coincidiendo con la visita a la antigua Tebas del ministro de Cultura egipcio, Faruk Hosni, los arqueólogos informaron del hallazgo de una estatua gigante de 3,62 metros de la la reina Tiya, la esposa del faraón de la XVIII Dinastía Amenofis III, que gobernó del 1417 a 1379 antes de Cristo, más dos esfinges representando a la pareja real y diez estatuas en granito negro de Sejmet, la divinidad con cabeza de león.

Los dos colosos reales de 15 metros descubiertos en precedentes excavaciones serán expuestos el año que viene a 100 metros de los dos colosos que dominan el lugar y que son una de las estampas más conocidas de Egipto.

"Con la instalación de los dos nuevos colosos y la exposición de todos los descubrimientos, la percepción que tenemos del lugar cambiará totalmente. Se convertirá en uno de los museos al aire libre más importantes de la época faraónica", dijo a AFP Hurig Suruzian, directora del equipo arqueológico.

El lugar donde se levantaba el templo de Amenofis III fue sacudido por un terremoto al principio de nuestra era, ocultando sus tesoros a los arqueólogos.

Fuente: AFP, Luxor, Egipto. 23 de marzo de 2008

Reportaje fotográfico

Fotos por gentileza de Steven Stanek / National Geographic

Los colosos de Memnón del antiguo Egipto pasarán a ser cuatro Egipto.- Erigidos como centinelas de las necrópolis de la antigua ciudad egipcia de Tebas, los dos colosos de Memnón pasarán a ser cuatro el año que viene para el deleite de los visitantes de Luxor, en Egipto.  Un equipo de arqueólogos y expertos de 12 países se ha puesto manos a la obra para dirigir lo que defienden como una revolución de la visión y la comprensión de este mítico lugar que ha fascinado desde hace 2000 años a generaciones de viajeros. El resultado "sorprenderá, íseguro!", exclama entusiasmada a la AFP Hurig Suruzian, directora del proyecto. A principios de 2009, dos nuevas estatuas gigantes del faraón Amenofis III lucirán a 100 metros de los célebres colosos. Otras dos, que todavía yacen enterradas parcialmente, serán restablecidas en un futuro próximo. Asentados en medio de campos de verde intenso, los dos gigantes de piedra de 18 metros de alto parecen montar guardia ante los templos y tumbas faraónicas cavados en la ribera oeste de Luxor.  Más allá de las leyendas, los colosos eran hasta ahora los únicos vestigios del templo funerario de Amenofis III, soberano de la XVIIIª dinastía, y padre del faraón disidente, Akhenaton. Reinó entre 1391 y 1353 antes de nuestra era. La crecida del Nilo, el pillaje a manos de otros faraones y un sismo en el año 27 AC, acabó desnudando y enterrando este inmenso templo. El estado del terreno se deterioró en los tiempos modernos debido a la irrigación permanente de los campos vecinos. Hasta que la reputada arqueóloga armenia Suruzian decidió hace diez años salvar este lugar milenario. Junto a su esposo, Rainer Stadelmann, ex director del Instituto Arqueológico alemán, Suruzian tomó medidas de urgencia bajo los auspicios del Consejo Supremo de Antigüedades. Primeramente, lograron que este lugar entrara en 1998 y, después en 2004, en la lista de los 100 monumentos más amenazados del mundo elaborada por el World Monument Fund, una ONG internacional basada en Nueva York y gestora de importantes donaciones.  A partir de 2000, la aventura dio un giro tan excitante como crítico: los tesoros empezaron a florecer del suelo, pero para entonces la caja ya estaba vacía.  Gracias al francés Alain Fouquet, se fundó la asociación Amigos de los Colosos de Memnón, que fue financiada por una mecenas muy generosa, Monique Hennessy. Y en Alemania, Ursula Lewenton, promotora de la Foerderverein Memnon de Múnich, hizo también una donación significativa. "A partir de entonces, todo fue posible", explica Suruzian. Con un equipo internacional de expertos y 250 trabajadores egipcios, las excavaciones fueron desentrañando más y más tesoros. En los últimos ocho años, se han descubierto cuatro nuevos colosos de Amenofis III, así como dos esfinges, 84 estatuas de la diosa Sekhmet, y una estela cuyos 150 pedazos estaban desperdigados por el lugar. Durante la décima campaña de excavaciones, que acabará este mes, también se ha descubierto una estatua de 3,60 metros de Tiya, la esposa de Amenofis III, que reposaba bajo la pierna izquierda del coloso real. "Es de una belleza extraordinaria", confía la arqueóloga. Tiya será adosada a su esposo cuando se restauren los dos colosos de cuarzo rojo de 15 metros de alto a principios del año que viene. Las otras dos estatuas gigantes, de alabastro, un material rarísimo, todavía no están listas para ser exhibidas. Dentro de unos cinco años, las estatuas de Sekhmet, la diosa con cabeza de leona y cuerpo de mujer, podrán ser dispuestas en el peristilo como "un gran museo a cielo abierto, uno de los más importantes del mundo faraónico", explica Suruzian. A diferencia de otros templos funerarios vecinos, como el de Ramsés II o el de Ramsés III, en éste se "admirará el contenido y no su envoltura", defiende. Fuente: AFP/Vanguardia.com.mx, 4 de abril de 2008

El meteorito que arrasó Sodoma y Gomorra

 

La inscripción tallada en esta tablilla del año 700 antes de Cristo describe la caída del meteorito que pudo destruir Sodoma y Gomorra. (Foto: Universidad de Bristol)

Según un estudio de la Universidad de Bristol, el texto de una tabilla del año 700 a.C. indica que un asteroide pudo ser la causa de la destrucción de las ciudades narrada en el Libro del Génesis de la Biblia.

Es asunto recurrente de la ciencia hurgar en la trastienda de los mitos fundacionales de la religión, casi siempre preñados de una base histórica o geográfica. Esta vez le ha tocado a Sodoma y Gomorra, símbolos del pecado y la perversión destruidos según el Génesis por Yahvé con una tempestad de fuego y azufre.

Científicos de la Universidad de Bristol dicen ahora que, anduviera o no Dios de por medio, lo de Sodoma y Gomorra fue cosa de un meteorito y sitúan la fecha del impacto con insólita precisión en el 29 de junio del año 3123 antes de Cristo. En realidad, se trata de una deducción en cadena que parte de una tablilla de arcilla que se exhibe en una de las salas del Museo Británico.

El objeto, rescatado en el siglo XIX de las ruinas del palacio de Nínive por el arqueólogo victoriano Henry Layard, está fechado en el año 700 antes de Cristo. Tiene forma de escudo e incluye un texto escrito en caracteres cuneiformes. Hasta ahora nadie lo había podido descifrar.

En realidad, hubo un excéntrico historiador azerí que presumió hace unos años de haberlo hecho y proclamó que era la prueba de un encuentro extraterrestre. Esta vez, parece que la cosa va en serio y que los científicos han descifrado el enigma de la tablilla, que no es sino la reproducción asiria del texto de un astrónomo sumerio escrito del cuarto milenio antes de Cristo.

Los responsables del hallazgo son Alan Bond, director de una compañía espacial, y Mark Hempsell, profesor de aeronáutica de la Universidad de Bristol. «Los trabajos anteriores en torno a este asunto», decía ayer Hempsell, «no han arrojado ningún resultado. Esto es un gran avance y las piezas que hemos encontrado encajan tan bien que creo que tenemos la prueba definitiva».

Como mínimo, el nuevo análisis indica que un asteroide impactó contra la tierra en esa lejana fecha, aunque no necesariamente demuestra la destrucción o la existencia de Sodoma y Gomorra. En todo caso, lo que deja fuera de toda duda es la proliferación de leyendas apocalípticas en esa época en todas las culturas de la cuenca mediterránea. Al menos 20 historias diferentes, según Hempsell, que podrían nacer del impacto del meteorito.

Una columna de fuego

Un impacto que los investigadores sitúan en los Alpes austriacos, muy lejos de la cuenca mesopotámica y que podría explicar otro misterio que ha traído de cabeza a geólogos de todo el mundo: el gigantesco desplazamiento de tierras junto a la localidad alpina de Koefels.

Los investigadores -que han utilizado un potente programa informático para descifrar el aspecto del cielo en el día del cataclismo- aseguran que el meteorito generó una columna de fuego que cayó sobre el Mediterráneo y rebotó en algún lugar del Sinaí o de Oriente Próximo, lo que explicaría la recurrencia del mito apocalíptico en las culturas del Creciente Fértil.

Las conclusiones del estudio se han publicado en un libro -"A Summerian Observation of the Koefels Impact Event"- que acaba de salir a la venta en el Reino Unido tratando de explotar el gancho comercial que es inherente al mito.

La Biblia hace un prolijo recuento de los días que precedieron a la destrucción de las ciudades de Sodoma y Gomorra y del insólito regateo que mantiene Abraham con Yahvé para que éste no las destruya en atención a los justos que viven en ellas. Sodoma y Gomorra son, además, escenario de la mítica conversión en estatua de sal de la esposa de Lot, sobrino de Abraham, que osó mirar atrás mientras escapaba. Pero de todos estos detalles la ciencia no dice ni dirá nada.

Fuente: Eduardo Suárez, Londres / El Mundo.es, 1 de abril de 2008

Descubren en Perú los objetos de oro más antiguos de toda América

 

Los objetos ornamentales de oro más antiguos elaborados en el continente americano, entre ellos un collar que data de hace 4.000 años, han sido descubiertos en el sureste de Perú, afirmaron investigadores estadounidenses.

En la edición del martes de la revista especializada Proceedings of the National Academy of Sciences, a la que tuvo acceso Efe, los investigadores describen el importante hallazgo de objetos ornamentales en Jiskairumoko, en la cuenca del Lago Titicaca.

Se trata, según los investigadores, del descubrimiento de oro más antiguo no sólo en la región de los Andes sino de todas América y reafirma la hipótesis de que, en esa área, 'la fabricación de artefactos de metal comenzó con la experimentación con el oro'.

En la zona residían pobladores dedicados exclusivamente a la caza y recolección de alimentos pero, según los investigadores, el descubrimiento sugiere el principio de 'una posible desigualdad social' en esa sociedad prehispánica.

Para los investigadores, entre ellos Mark Aldenderfer, de la Universidad de Arizona (EEUU), el hallazgo además desvirtúa prácticamente la idea de que una sociedad primero tenía que demostrar capacidad para producir excedentes agrarios antes de dedicarse a la tradición de la orfebrería.

De hecho, se han descubierto 'copiosas' cantidades de oro en diversos sitios arqueológicos de complejas culturas en las que el oro, frecuentemente utilizado en la elaboración de vestimentas y disfraces, servía de símbolo de estatus social, explicaron los expertos.

El uso del oro ha sido vinculado exclusivamente con un alto nivel de complejidad social y política, donde la elite daba apoyo material y financiero a los artesanos, indica el artículo.

De lo anterior proviene la hipótesis sobre el origen de la tradición de la orfebrería, que supone un proceso técnico de alta complejidad y, por lo tanto, 'sólo es factible cuando se ha acumulado suficiente riqueza', por ejemplo mediante excedentes agrícolas, que permita, a su vez, la producción de objetos de lujo, agregó.

Pero, el hallazgo del collar de oro en un sitio de entierros en la cuenca del Lago Titicaca, en el sureste de Perú, 'sugiere que el uso de artefactos de oro como símbolo social en esta región comenzó mucho antes de que surgieran sociedades más complejas capaces de generar excedentes', explicaron los investigadores.

En el artículo de cuatro páginas los expertos ofrecen una extensa descripción del terreno y de las excavaciones realizadas en Jiskairumoko.

En esas excavaciones, los arqueólogos no encontraron pistas claras sobre las herramientas utilizadas para la elaboración del collar de oro.

Sin embargo, Aldenderfer y sus colegas señalaron que las piezas muestran pequeñas abolladuras que sugieren que los artesanos recurrieron a una especie de mortero de piedra para aplanar y moldearlas.

Posteriormente, el oro fue colocado, con mucho cuidado, alrededor de un objeto cilíndrico donde fue nuevamente moldeado en forma de tubo.

Aunque ya se habían descubierto artefactos de oro y cobre en Mina Perdida, en el valle de Lurín, lo importante del hallazgo en Jiskairumoko es, precisamente, que los ornamentos encontrados en la cuenca del Lago Titicaca datan de unos 600 años antes, indicaron los investigadores.

Fuente: Terra Actualidad - EFE, 1 de abril de 2008

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres