Blogia
Terrae Antiqvae

'Turiasaurus riodevensis' El dinosaurio gigante de Teruel

Turiasaurus Riodevensis 00 TA

Recreación del dinosaurio gigante de Teruel. (Ilustración: Science)

EL ’TURIASAURUS RIODEVENSIS’ PESABA 45 TONELADAS

En mayo de 2003, un equipo de paleontólogos españoles encontró en el yacimiento de Riodeva, en Teruel, los restos de un saurópodo gigantesco: unos 35 metros de largo y 45 toneladas de peso, según las primeras estimaciones. Tres años después, la revista ’Science’ dedica un extenso artículo al hallazgo al tiempo que sostiene, como afirman los investigadores, que se trata de una nueva especie de dinosaurios gigantes nunca antes catalogada: el ’Turiasaurus riodevensis’.

Los restos encontrados, de unos 145 millones de años de edad, pertenecen a un saurópodo: dinosaurios de enorme tamaño con el cuello y la cola muy largos, cuadrúpedos y herbívoros. Los más de 70 huesos encontrados, entre ellos la pata delantera izquierda prácticamente completa, no dejaron lugar a dudas: se trataba de un animal nunca antes catalogado. La comunidad científica le ha bautizado como ’Turiasaurus riodevensis’. "Turiasaurio porque en latín significa lagarto de Teruel, y riodevensis por el yacimiento donde lo encontramos", señaló a elmundo.es Alberto Cobos, uno de los responsables de la investigación.

El hallazgo confirma que en el Viejo Continente "vivieron dinosaurios gigantes al final del Jurásico superior (hace unos 145 millones de años)". Hasta ahora sólo se habían encontrado restos significativos de estos animales en América y África.

El dinosaurio de Riodeva pertenece a un nuevo grupo de primitivos saurópodos (dinosaurios herbívoros, de cuello y cola largos) europeos, pero presenta una estructura ósea y unas extremidades mucho menos evolucionadas que las reconocidas hasta ahora en el límite Jurásico-Cretácico.

Los paleontólogos de la Fundación Dinópolis han identificado restos en otros lugares de España, Portugal, Francia e Inglaterra que podrían pertenecer a este nuevo grupo de saurópodos.

Anteriormente, se habían encontrado dinosaurios gigantes en América y África, como algún Argentinosaurus o algunos braquiosaurios, pero todos ellos más pequeños que el dinosaurio gigante de Teruel. "Un braquisaurio podía pesar unas 29 toneladas y medir unos 24 metros. El nuestro pesaba entre 40 y 48 toneladas y de largo medía entre 36 y 39 metros", remarcó Cobos.

Pero esos no son los únicos números grandes relacionados con este gigante turolense. El húmero, encontrado en mayo de 2003, es el más grande nunca encontrado de un dinosaurio, y mide 1Ž79 metros de longitud. Proporcional a una de las uñas del pie derecho, de 30 centímetros de longitud.

En total, los paleontólogos han recuperado 70 huesos, entre ellos la pata delantera izquierda casi completa con la articulación entera, lo que convierte estos restos en los más completos jamás encontrados de un dinosaurio de este tamaño.

Pero no sólo por eso el dinosaurio de Riodeva es de suma importancia para la comunidad científica. Este tipo de sautrópodos son muy diferentes de los populares Braquisaurios de Tanzania o los Diplodocus de Estados Unidos.

Según los paleontólogos, las características del «Gigante de Riodeva» son básicamente las de un dinosaurio saurópodo: se alimentaba de plantas, viviría en grupos y se reproducía mediante huevos. Sus movimientos serían de andar cuadrúpedo, tenía una sola garra en las patas delanteras y tres en las patas traseras. Su cuello y cola eran muy alargados, y al final del cuello había una pequeña cabeza en proporción al resto del cuerpo.

Riodeva, el ’Atapuerca’ de los dinosaurios

El yacimiento de Riodeva, situado al sur de la provincia de Teruel, lleva camino de convertirse en el ’Atapuerca’ de los dinosaurios. No sólo por los restos de este dinosaurio gigante aparecido.

Turiasaurus Riodevensis 04

Hace unos 145 millones de años, en el Jurásico medio, esta zona era un meandro de un río muy cercano al mar Thetis, que por entonces bañaba lo que hoy es el interior de la Comunidad Valenciana e incluso Aragón.

En el yacimiento, en el que siguen trabajando los científicos de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, aparecen nuevos huesos casi cada día, y los paleontólogos aún esperan conseguir más restos de este ejemplar gigantesco. Pero no son los únicos aparecidos en la zona.

Allí han encontrado también varios restos del ’Aragosaurus’, el lagarto de Aragón. Un saurópodo de unos 18 metros de largo que vivió en tierras aragonesas hace unos 125 millones de años y que se alimentaba de plantas. Los científicos siguen investigando si era cierto, como indican las excavaciones, que se trataba de un animal que tragaba piedras (gastrolitos) que le ayudaban a digerir las inmensas cantidades de alimento que necesitaban diariamente.

Y de la misma zona provienen fósiles de un diplodócido, un dinosaurio de larga cola y cuello con cabeza pequeña y de unos 20 metros, y de un tireóforo, un ejemplar de unos seis metros que disponía, para protegerse, de grandes placas y pinchos.

Fuente: OLALLA CERNUDA / El Mundo.es, 22 de diciembre de 2006
Enlace: http://www.elmundo.es/elmundo/2006
/12/21/ciencia/1166703779.html


Más Información:

Turiasaurus Riodevensis 01

Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis

Turiasaurus Riodevensis 02

Dinópolis

Turiasaurus Riodevensis 07

En primer plano, una reconstrucción del sauropodo "Turiasaurus riodevensis"
Efe / Francisco Moreno.

Turiasaurus Riodevensis 06

El paleontólogo Rafael Royo muestra dos vértebras cervicales del sauropodo "Turiasaurus riodevensis" encontrado en el yacimiento Barriohonda-El Húmero en Riodeva. Efe / Francisco Moreno.

Turiasaurus Riodevensis 05

Los paleontólogos Luis Alcalá, Rafael Royo y Alberto Cobos, junto a una pata delantera del dinosaurio. Efe / Francisco Moreno.

Turiasaurus Riodevensis 03

*** El vídeo de Discovery Channel es un extracto del documental “Caminando entre monstruos”, empieza hace 530 millones de años, durante el cámbrico, y realiza una cuenta adelante hasta hace 245 millones de años, ya en el triásico. Podemos observar cómo surgieron las primeras extremidades, cómo desaparecieron las bránqueas, cómo obtuvieron los huevos su cáscara, etc. ilustrando el viaje evolutivo que recorrió un pez primitivo hasta llegar a ser un dinosaurio, pasando por los anfibios y los reptiles. Narración en inglés.


(2) A la caza del dinosaurio gigante

El ejemplar, que pesaba lo que seis elefantes, está cerca del límite biológico de tamaño. El primer hueso en aparecer fue la uña del dedo gordo trasero; medía 30 centímetros.

Así hallaron los científicos el enorme saurópodo de Teruel, un fósil que redibuja la genealogía de los grandes reptiles.

Unas lomas áridas de tierra rojiza, cubiertas de matorral, encinas y almendros, rodean en Riodeva (Teruel) la excavación RD10: el yacimiento del que se han sacado los huesos fosilizados del dinosaurio gigante más grande de Europa, bautizado como Turiasaurus riodevensis. Este increíble hallazgo que, como publicaba la semana pasada la revista Science, no sólo constituye una especie hasta ahora desconocida de saurópodo (de cuello y cola largos), sino además un grupo nuevo que ha obligado a recomponer la filogenia de los mayores dinosaurios que poblaron el planeta, ha salido de un suelo de arenas y areniscas que se desmenuza en la mano, en un antiguo campo de labranza perdido en unas sierras ya agujereadas por la minería. Sin embargo, no se ha tratado de un descubrimiento casual. Como cuenta el paleontólogo Luis Alcalá, director de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, si bien han tenido mucha suerte, éste ha sido el resultado de una minuciosa planificación para la caza de un dinosaurio. Con la apertura en Teruel del parque Dinópolis, el Gobierno de Aragón fichó a todo un equipo de paleontólogos para que refrendaran la gran riqueza de esta provincia en restos de dinosaurios y hace cuatro años emprendieron la búsqueda de un esqueleto especial.

"¿Que cómo se busca un dinosaurio? Pues lo primero es identificar en la provincia terrenos geológicos entre el Triásico y el Cretácico, entre 250 y 65 millones de años, en sedimentos que hayan sido continentales, no marinos, y lo segundo ir allí a prospectar", detalla Alcalá. Por lo general, cuando se llega a una zona interesante se suelen encontrar a simple vista algunos pequeños fragmentos de huesos erosionados de dinosaurio con apariencia de simples piedras, pero al pisar por primera vez en mayo de 2003 el campo de cultivo de Riodeva los paleontólogos se toparon con miles de ellos. "Lo llamamos RD10 porque era el décimo yacimiento que localizábamos en esta zona y desde el primer día supimos que era diferente", comenta el director de la Fundación.

Poco después, empezaban a aflorar partes de huesos enormes de unos 145 millones de antigüedad. Se habían cobrado una buena pieza: nada menos que un dinosaurio gigante. Pero quedaba por comprobar si estaban ante los primeros fragmentos de un gran esqueleto o sólo ante los últimos vestigios de algo ya desaparecido. "El comienzo o el final de una buena historia", destaca Alcalá. Por si acaso, se pusieron a excavar de forma exhaustiva y a extraer todo con sumo cuidado para analizarlo en el laboratorio, para lo que requirieron a veces camiones grúa para retirar algunos de los huesos compactados en bloques de escayola.

El primer hueso en salir entero fue el de la uña del dedo 1 (dedo gordo) de la pata trasera derecha. ¿Su tamaño?: 30 centímetros. Era la confirmación de que se trataba de un ejemplar fuera de lo común. Sin embargo, la mayor sorpresa llegó al desenterrar un húmero de la pata delantera izquierda de 1,79 metros de largo, sólo dos centímetros menos que el que se considera el mayor animal terrestre inequívocamente identificado que haya poblado el planeta, el Argentinosaurus, un saurópodo gigante de Argentina. Habían pasado cerca de dos años, pero ya tenían su dinosaurio.

Cuando salió el húmero, la presión sobre los paleontólogos era ya muy fuerte y en febrero de 2004 anunciaron el hallazgo. Estimaban que el animal debía de pesar unas 40 toneladas y medir unos 30 metros de largo, lo que le convertía en el dinosaurio más grande encontrado en Europa. Sin embargo, todavía no sabían si tenían una nueva especie o un ejemplar excepcionalmente grande de alguna conocida, como las de Galve (Teruel), donde en 1987 se encontró el primer dinosaurio gigante en España, el Aragosaurus, de 18 metros.

Tras hacerse público, los paleontólogos empezaron a recibir llamadas de vecinos de Riodeva que tenían en sus casas fósiles como los que habían enseñado en televisión y algunos incluso sabían dónde hallar otros huesos enterrados. De hecho, si la clasificación de los yacimientos de este término municipal va hoy por RD38 es en gran medida por un pastor de la zona, Miguel, que ha localizado muchos de ellos mientras anda con sus ovejas. "Habiendo tantos restos en un área tan pequeña, lo que parece inaudito es que nadie encontrara antes al dinosaurio", comenta Alcalá.

Los paleontólogos recogieron 70 huesos que, a pesar de constituir sólo una cuarta parte del animal, componían el esqueleto más completo que se haya tenido de un dinosaurio gigante. Ahora debían compararlo con otros. Viajaron a otras partes del país, Reino Unido y Portugal y cotejaron sus fósiles con los de otras especies por medio de complicados análisis científicos. Hasta que en 2006 enviaron finalmente una propuesta de artículo a la revista Science defendiendo que el gigante de Riodeva era una nueva especie, género y grupo de rasgos más primitivos, que redibujaba el árbol genealógico de estos enormes saurópodos.

La revista científica exigió numerosas verificaciones que supusieron diez meses más de comprobaciones, pero al final la investigación era validada. "A los pocos minutos de levantarse el embargo del artículo recibimos el primer correo de un investigador de otro país al que acabábamos de cambiar parte de su trabajo", comenta el antropólogo. "Está mal que lo diga yo, pero es espectacular lo que hemos conseguido en unos pocos años, es como un sueño".

Cuál es el límite para crecer

En el yacimiento RD10 de Riodeva las excavaciones continúan, pues el dinosaurio gigante no estaba sólo. También se han encontrado restos de Stegosaurus (animales acorazados), ornitópodos y terópodos (carnívoros). Y, en el caso del Stegosaurus, al parecer también de un gran tamaño. Como subraya el antropólogo Luis Alcalá, aunque los dinosaurios se suelen asociar con animales muy grandes, también existieron muchos otros pequeños.

"Además, si se mira el conjunto de la vida del planeta, la mayoría compuesta por seres microscópicos e insectos, el propio género humano está formado por gigantes", destaca.

Una de las cuestiones debatidas por los científicos es hasta qué punto puede crecer un vertebrado terrestre. "Son sólo especulaciones, pero se piensa que el límite debe de estar cerca de las 40 toneladas del dinosaurio de Riodeva, que son como seis elefantes machos africanos, pues a partir de ahí se necesitan unas patas tan grandes para soportar el cuerpo que no permiten el movimiento. Otros creen que se puede llegar a las cien toneladas, como la ballena azul, pero eso me parece demasiado", subraya.

Fuente: CLEMENTE ÁLVAREZ - Riodeva - El País.com, 30 de diciembre de 2006
Enlace: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/caza
/dinosaurio/gigante/elpepusoc/20061230elpepisoc_7/Tes

(3) Giant Dino: Europe’s Largest Animal?

The fossil bones of what may have been Europe’s largest animal ever, a new type of dinosaur, have been discovered in Spain.

Discovery of the sauropod, estimated to have weighed between 40 and 48 tons, is reported in Friday’s issue of the journal Science.

Named Turiasaurus riodevensis, the animal lived in the Teruel area of what is now Spain in the late Jurassic period, about 150 million years ago.

The remains were found by a team led by Rafael Royo-Torres of the Joint Paleontology Foundation Teruel-Dinopolis.

In the past such large dinosaurs have primarily been found in Africa and the New World.

"The humerus — the long bone in the foreleg that runs from the shoulder to the elbow — was as large as an adult" human, Brooks Hanson, a Science deputy editor, said in a statement. The claw of the first digit of its pes, or hoof, is the size of an NFL football.

The researchers found several other bones as well and were able to group the new find with other remains from Portugal, France and Britain into a new clade, or branch, of dinosaurs that has more-primitive limb and bone structures than other giants.

Fuente: Associated Press / Discovery Channel, Dec. 21, 2006
Enlace: http://dsc.discovery.com/news/2006/12/21/giantdino_din
.html?category=dinosaurs&guid=20061221153030&dcitc=w19-502-ak-0000


(3) New giant dinosaur bones found in Spain

Big bones belong to a new type of dinosaur with claws the size of a football

Turiasaurus Riodevensis 08

Photo: An artist’s conception shows what the newly discovered sauropod might have looked like 150 million years ago. Carin L. Cain / AAAS / Science

Scientists in Spain have found the fossilized remains of one of the largest animals ever to walk the earth, a gargantuan plant-eating dinosaur up to 125 feet (38 meters) long and weighing as much as seven elephants.

Turiasaurus riodevensis, named for the region and village in Spain where it was found, lived about 145 million years ago and was a sauropod, that familiar kind of dinosaur with a long neck, long tail and massive body that walked on four stout legs.

It is the largest dinosaur ever found in Europe. Previous dinosaurs of this scale have been found mostly in the Americas and Africa.

Other well-known sauropods include Apatosaurus (formerly known as Brontosaurus), Brachiosaurus and Diplodocus. This one is emblematic of a previously unrecognized branch of European sauropod evolution, the scientists said. Sauropods are the largest land animals in Earth’s history.

“This discovery is the dream of a paleontologist,” Luis Alcala of Fundacion Conjunto Paleontologico de Teruel-Dinopolis in Teruel, Spain, said by e-mail. “Really, I’m not dreaming?”

Alcala and colleagues Rafael Royo-Torres and Alberto Cobos describe Turiasaurus on Thursday in the journal Science.

From Jurassic to Cretaceous

The dinosaur came from a time right at the boundary between the latter two periods of the Age of Dinosaurs, the Jurassic and Cretaceous. Relatively little has been known about European dinosaurs dating from then.

Turiasaurus Riodevensis 10

Photo: Researchers excavate fossils at the Spanish dig. Courtesy of Fundación Dinópolis.

Scientists believe Turiasaurus spent its days munching plants in an area close to the shoreline of the ancient Tethys Sea, forerunner of the Mediterranean Sea.

The first bones were found by Cobos and Royo-Torres in an abandoned wheat field near the village of Riodeva in northeastern Spain in May 2003, Alcala said.

Alcala said Turiasaurus weighed between 40 and 48 metric tons and was between 118 and 125 feet (36 and 38 metres) long -- longer than an NBA basketball court. By comparison, Tyrannosaurus rex was about 45 feet long (13.7 metres) and weighed 6 tons.

The humerus, the bone in the front leg that extends from shoulder to elbow, was as big as a full-grown man.

‘Tremendously large’

Turiasaurus rivals the size of the largest known dinosaurs, all sauropods, and its remains were more complete than those of many of them. These include the African giant Paralititan, Seismosaurus in North America and Argentinosaurus and Puertasaurus in South America.

Turiasaurus Riodevensis 09

Photo: La pata delantera izquierda, que se ha encontrado prácticamente entera. (Foto: Science) The fossilized left forelimb of the sauropod stands about 11.5 feet (3.5 meters) tall. Courtesy of Fundación Dinópolis.

“It’s a tremendously large animal, not quite to the scale of the ‘land whales,’ things like Argentinosaurus and Puertasaurus or Sauroposeidon. But it’s pretty darned big,” said Thomas Holtz, a dinosaur expert at the University of Maryland who was not involved in the research.

“This is the first real super-giant from Europe,” Holtz said.

Other fossils found at the site indicated Turiasaurus lived alongside other dinosaurs, including biped meat eaters, other sauropods and plant eaters similar to the armored Stegosaurus, as well as turtles and crocodilelike reptiles.

The researchers said Turiasaurus was more primitive from an evolutionary perspective than other known giant sauropods.

The team found 70 pieces of the fossilized remains representing about a quarter of its skeleton, including fragments of the skull, leg, back, toes, ribs, shoulder blade and teeth.

Finding most of the key parts — the only vital missing piece was the pelvic girdle — allowed them to ascertain its dimensions and appearance.

Fuente: Reuters, Dec. 21, 2006
Enlace: http://www.msnbc.msn.com/id/16314272/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Pepe Lanas II -

Como dice el comentario primero, este hallazgo demuestra que:

TERUEL EXISTE (desde el JURASICO)

Pepe Lanas -

Intentando contestar al anterior comentario, pidiendo perdon por no saber nada sobre el tema:

MI SENTIDO COMUN ME DICE QUE VINO POR EL MISMO CAMINO QUE EL RESTO DE LOS DINOSAURIOS QUE SE ENCUENTRAN Y ENCONTRARON EN LA ACTUAL PENINSULA IBARICA. DEBEMOS PENSAR QUE ES DE IGUAL PROCEDENCIA QUE OTROS MUCHOS.

Historike -

Tengo -de momento- solo una pregunta: ¿por dónde vino ese dinosaurio a la península ibérica?. Los estudios más recientes y autorizados en materia de geología y geomoforlogía de península ibérica demuestran que hasta mucho millones de años después de haber existido este dinosaurio, Teruel ni siquiera existía como tal, y de lo que es Iberia apenas era un pequeño trozo en medio del atlántico, una isla, sin conexión ninguna con Europa ni América ni con África, y repito, no tuvo ningún contacto litológico con Europa o con África hasta varios hasta más de 100 millones después de la fecha que se atribuye a este dinosaurio, entonces, una de dos, o se equivocan estos paleóntologos, o todo los geólogos que durante décadas enteras han estado trabajando en la reconstrucción geológica de la península ibérica.

Saludos y ¡Feliz Año Nuevo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres