Blogia
Terrae Antiqvae

México. Identifican a monolito como diosa Tlaltecutli

AjarcasMexicoTemploMayor2
REUTERS/Andrew Winning

La escultura mexica localizada el 2 de octubre pasado en el conjunto La Ajaracas, de esta ciudad, representa “sin lugar a dudas” a la diosa Tlaltecutli o Señora de la Tierra, que los antiguos pobladores veían como una “insaciable devoradora de los cuerpos de los sacrificados y de los cadáveres”.

Así lo dio a conocer hoy el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, coordinador del proyecto Templo Mayor, quien agregó que el monolito corresponde a una “deidad telúrica y nocturna del sexo femenino que porta un faldellín adornado con cráneos y huesos cruzados, además de lucir un adorno dorsal con tiras y caracoles, exclusivo de las deidades femeninas.

El arqueólogo explicó que la pieza de 12.5 toneladas tiene elementos “únicos”, como son cráneos en codos y rodillas, y banderas de papel en el pelo que simbolizan a la muerte y el sacrificio.

De acuerdo con las primeras hipótesis, agregó Matos, los especialistas han llegado a la conclusión de que el monolito del predio Las Ajaracas podría ser la lápida mortuoria de Ahuizotl, quien en su calidad de ser solar descendió muerto al Mitlán donde transmitió el poder a su sucesor Moctezuma II.

El arqueólogo agregó que la pieza corresponde a la séptima etapa constructiva del Templo Mayor, de 1502 a 1521, y que se encontró en su posición original que ocupó entre el Templo Mayor y el Tzompantli, en un lugar que estaría junto a un edificio llamado Cuauhxicalco, como lo describe Fray Bernardino de Sahagún en la obra “Primeros memoriales”.

Según fuentes históricas, en este edificio fueron colocadas las cenizas de algunos gobernantes como Axayácatl y Tizoc, pues era práctica común la de incinerar a los “Tlatoque” (reyes mexicas en una gran pira al pie del Templo Mayor.

Los mexicas, dijo, “creían que la diosa Tlaltecutli era una insaciable devoradora de los cuerpos sacrificados y de los cadáveres de los muertos, también engullía cotidianamente al sol en cada atardecer”, por lo que fue representada con los labios descarnados y un torrente de sangre emanando de su boca”.

El monolito, detalló, contiene fechas calendáricas en una garra de la Diosa que corresponde a la fecha 10-conejo, que hace alusión al año en que Ahuizotl muere y que corresponden a 1502 d.C.

Por su parte, Luciano Cedillo Álvarez, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia, confirmó que las dimensiones de la escultura tallada en piedra andesita rosa son de cuatro metros de largo por 3.57 de ancho y 40 centímetros de espesor, por lo que constituye “el más importante hallazgo realizado en 28 años en el centro de la ciudad”, después del descubrimiento de la Diosa Coyolxauhqui, ocurrido en 1978.

AjarcasMexicoTemploMayor1
REUTERS/Andrew Winning

Durante la prestación, Ana Lilia Cepeda, directora general del Fideicomiso del Centro Histórico, señaló que en los trabajos de exploración arqueológica que se realizan en el predio Las Ajacaracas (ubicado en la esquina que forman las calles de Guatemala y Argentina), el gobierno de la ciudad ha invertido tres millones 400 mil pesos y que el terreno de 390 metros cuadrados será donado al INAH.

El proyecto prevé la construcción de cinco ventanas arqueológicas que estarán listas el 28 de noviembre próximo, concluyó.

Fuente: La Opción de Chihuahua. México, D.F. 17 de noviembre de 2006
Enlace: http://www.laopcion.com.mx/cgi-bin/public/nota.pl?id=7168

Ajarcas1TA
REUTERS/Andrew Winning

(2) El monolito de Tlaltecuhtli podría ser lápida mortuoria. En honor de Ahuítzotl, octavo rey de Tenochtitlan, revelan especialistas

La roca tallada representa a la deidad bisexual Señor/Señora de la tierra. La investigación busca ahora en buscar los restos del gobernante mexica. El siguiente paso dentro de los trabajos arqueológicos será la conservación y restauración de la pieza.

Se revela un misterio, pero aparece otro. Se informó que la imagen tallada en piedra representa a Tlaltecuhtli (Señor/Señora de la tierra); sin embargo, a partir de los elementos que conforman a la escultura, que la colocan dentro del ámbito de la muerte, Matos Moctezuma planteó la hipótesis de que la piedra pudo haberse colocado como una lápida mortuoria en honor de Ahuítzotl, octavo rey de Tenochtitlan, entre 1486 y 1502.

“El monolito se encontró en su posición original, entre el Templo Mayor y el Tzompantli, en un lugar que estaría junto a un edificio llamado Cuauhxicalco […] Diversas fuentes históricas señalan que en este edificio se colocaron las cenizas de algunos gobernantes como Axayácatl y Tízoc, pues era práctica común incinerar a los tlatoque (reyes) mexicas en una gran pira al pie del Templo Mayor. También se indica que los despojos de Ahuítzotl se inhumaron ‘en el lado del Cuauhxicalco’”.

Matos Moctezuma pidió que se manejara la posibilidad de que la piedra haya servido como lápida mortuoria del gobernante mexica sólo como una hipótesis, porque no se conocerá más información hasta que no se trabaje en la oquedad que hay debajo de ella.

“Éste, en su calidad de ser solar, descendió muerto al Mictlán, donde transmitió el poder a su sucesor, Moctezuma II, quien luego ascendió y surgió a la superficie de la tierra por el oriente ‘tornando así a resplandecer el sol’ en Tenochtitlan”.

Para Matos Moctezuma, en caso de confirmarse que ahí se encuentran las cenizas del gobernante, ese simple hecho ya representaría una gran noticia, porque sería la primera vez que se encuentran restos de un tlatoani.

“De acuerdo con los análisis de quien suscribe y de sus pláticas con el doctor Leonardo López Luján, el monolito encontrado por los arqueólogos del Programa de Arqueología Urbana frente al Templo Mayor de Tenochtitlan representa, sin lugar a dudas, a Tlaltecuhtli”.

Con estas palabras, Eduardo Matos Moctezuma, coordinador del Proyecto Templo Mayor, confirmó la identidad de la imagen tallada en piedra de 12 toneladas y media hallada en el predio de la Casa de las Ajaracas, aun cuando ya había adelantado esa posibilidad (MILENIO 10/14/2006).

De acuerdo con Luciano Cedillo, director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el hallazgo del Tlaltecuhtli es “uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes en el Templo Mayor desde hace 28 años”.

A decir de Moctezuma, se tienen localizadas alrededor de 40 representaciones del Señor/Señora de la tierra, algunas de ellas fuera de la cultura mexica, en especial entre los mayas, si bien la hallada en el Templo Mayor es el único que cuenta con cráneos en las coyunturas, por lo general se representa a caracoles.

Revelada la identidad, el siguiente paso dentro de los trabajos arqueológicos será la conservación y restauración de la escultura, para lo cual tendrá que moverse del lugar, si bien existe la intención de que permanezca en el sitio, sobre una estructura de hierro, como una de las cinco ventanas arqueológicas que estarán en las Ajaracas.

El traslado de la pieza estará a cargo del restaurador Sergio Montero, quien adelantó que se transportará cada fragmento a un espacio en el cual será sometido a trabajos de restauración y consolidación para, después, regresarlo a su lugar.

Durante la presentación de los resultados, Ana Lilia Cepeda, directora del Fideicomiso del Centro Histórico, confirmó que el gobierno del Distrito Federal donará parte del predio al INAH, alrededor de 390 metros cuadrados, a fin de no detener la exploración arqueológica ni la restauración de los edificios que la rodean.

Fuente: Jesús Alejo / Milenio.com, México, 17 de noviembre de 2006
Enlace: http://www.milenio.com/mexico/milenio/nota.asp?id=455730

Ajarcas2TA
REUTERS/Andrew Winning

(3) Hipótesis sobre el monolito

1.- De acuerdo con los análisis de quien suscribe y de sus pláticas con el doctor Leonardo López Luján (Proyecto Templo Mayor, INAH), el monolito encontrado por los arqueólogos del Programa de Arqueología Urbana frente al Templo Mayor de Tenochtitlan representa, sin lugar a dudas, a Tlaltecuhtli (Señor /Señora de la Tierra). Esta deidad telúrica y nocturna tiene dos aspectos en la plástica mexica: uno masculino y otro femenino. En el caso del monolito de la Casa de las Ajaracas, nos encontramos ante una imagen del aspecto femenino de la deidad, ya que porta un faldellín adornado con cráneos y huesos cruzados, además de lucir el adorno dorsal con tiras y caracoles que es exclusivo de deidades femeninas asociadas a la tierra y lo nocturno. Esta diosa tiene, además, elementos únicos, como son los cráneos en codos y rodillas, y las banderas de papel en el pelo, símbolos respectivos de la muerte y el sacrificio. Estos elementos marcan simbólicamente a la escultura dentro del ámbito de la muerte.

2.- Se plantea la hipótesis de que el monolito pudiera ser una lápida mortuoria en honor de Ahuízotl, octavo rey de Tenochtitlan, quien gobernó los destinos de la Triple Alianza entre 1486 y 1502 d.C. Los argumentos investigados por el doctor López Luján y un servidor permiten suponer lo anterior por lo siguiente:

a) El monolito se encontró en su posición original, entre el Templo Mayor y el Tzompantli, en un lugar que estaría junto a un edificio llamado Cuauhxicalco, como puede verse en el plano del recinto sagrado de los Primeros Memoriales de fray Bernardino de Sahagún.

b) Diversas fuentes históricas (Durán y Alvarado Tezozómoc, entre ellas) señalan que en este edificio se colocaron las cenizas de algunos gobernantes como Azayácatl y Tízoc pues era práctica común la de incinerar a los tlatoque (reyes) mexicas en una gran pira al pie del Templo Mayor. También se indica que los despojos de Ahuízotl se inhumaron "en el lado de Cuauhxicalco". Otros cronistas corroboran que el enterramiento de algunos señores mexicanos se hacia cerca del Tzompantli.

c) Los mexicas creían que la diosa Tlaltecuhtli era una insaciable devoradora de los cuerpos de los sacrificados y de los cadáveres de los muertos. Tlaltecuhtli también engullía cotidianamente al Sol en cada atardecer. A este Sol se le llamaba Tlalchitonatiuth ("el Sol que esta próximo a la Tierra"). El rey, al morir, era comparado metafóricamente con el Sol del ocaso o con el Sol eclipsado por los dioses estelares y lunares del pulque. El monolito tiene precisamente una imagen de Tlaltecuhtli con símbolos de muerte y sacrificio.

d) El monolito tiene fechas calendáricas en una garra de la diosa Tlaltecuhtli. La fecha 10-Conejo hace alusión al año en que Ahuízotl muere, pues corresponde a 1502 d.C. La fecha 2-Conejo es el nombre del dios del pulque y viene al caso ya que existe una conexión entre la bebida y el final del reinado de Ahuízotl, conexión que hace la doctora Emily Umberger. Resulta que en el año 8-Pedernal (1500 d.C) hubo una terrible inundación en Tenochtitlan, la cual, según Ixtlilxóchitl, provocó que Ahuízotl sufriera un fuerte golpe en la cabeza con un dintel de su palacio, esto al tratar de huir de las aguas. Este golpe, dice Ixtlilxóchitl, causó la muerte del gobernante en el año antes dicho (10-Conejo, 1502 d.C). Pero lo interesante es que el día 8-Pedernal del calendario ritual es regido por el dios del pulque. A este respecto, es interesante que una lápida con el glifo onomástico del rey Ahuízotl y otra con el año 10-Conejo de su muerte se hayan descubierto en el templo del dios del pulque del Tepozteco. Ahora bien, dado que el número 2 y el 10 comparten la cabeza del conejo, podría pensarse en una tercera lectura: 12-Conejo. Esto coincide con el año 1478 d.C. De acuerdo con los anales, este año hubo un eclipse; se dice que fue "comido el Sol" y que aparecieron las estrellas tzitzimime. El eclipse se relacionaría simbólicamente con la muerte del rey solar.

Conclusión.- Por los datos anteriores y otros más que se están investigando, el monolito de la Casa de las Ajaracas sería hipotéticamente la lápida mortuoria de Ahuízotl. Éste, en su calidad de ser solar, descendió muerto al Mictlan, donde transmitió el poder a su sucesor, Moctezuma II, quien luego ascendió y surgió a la superficie de la tierra por el oriente "tornado así a resplandecer el Sol" en Tenochtitlan.

Fuente: Eduardo Matos Moctezuma* / El Universal / Viernes 17 de noviembre de 2006. *Coordinador del Proyecto Templo Mayor y del Programa de Arqueología Urbana.
Enlace: http://estadis.eluniversal.com.mx/cultura/50551.html


(4) Mysterious monolith may hide Aztec tomb

Mexican archaeologists say emperor’s remains could lie beneath stone

MEXICO CITY - Mexican archaeologists say they have found signs that the tomb of an Aztec emperor could lie beneath a recently excavated stone monolith showing a fearsome, blood-drinking god.

It would be the first burial site ever found of a leader of the 1427-1521 Aztec empire, said archaeologist Eduardo Matos, who leads the excavation project at the Templo Mayor ruins around Mexico City’s main square.

"We think this could be a gravestone covering the place where this ruler was laid to rest," Matos said Thursday, as he showed reporters the carved face of the stone for the first time since it was discovered Oct. 2.

The stone was unearthed at the foot of the western face of the Templo Mayor, the Aztecs’ main religious site. Matos said it was found in the same spot where the Aztecs are believed to have cremated their leaders and buried their ashes in funerary jars.

Researchers have spent more than a month removing dirt and stones covering the 13-foot (4-meter) monolith, and hope to begin excavating the fractured stone itself to explore a shallow pit that lies beneath it.

Matos said a date carved on the stone suggests it contains the remains of emperor Ahuizotl (1486-1502), the father of Moctezuma, the Aztec ruler defeated by the Spaniards.

Carvings on the stone show the Aztec god of the earth, Tlaltecuhtli, who is depicted as a woman with huge claws, a stream of blood flowing into her mouth as she squats to give birth. Tlaltecuhtli was believed to devour the dead and then give them new life.

The god was so fearsome the Aztecs normally buried depictions of her face down in the earth. However, this one was found face-up, covered by a layer of stone and mortar placed by the Aztecs.

In the claw of her right foot, the god holds a rabbit and ten dots, indicating the date "10 Rabbit," or 1502 — the year of Ahuizotl’s death.

The site may also hold the key to why more Aztec imperial burials have not been found; the Ahuizotl burial site — if it is that — was apparently covered by paving even in Aztec times.

The Spaniards then built houses on the site, the last of which was damaged in an earthquake and torn down in 1993.

In recent years, minor excavations on the edge of the site revealed the first steps leading up to the Templo Mayor pyramid. It was only accidentally, as they cleared a pedestrian walkway for viewing that staircase, that archaeologists stumbled on the monolith a few yards (meters) to the west.

While the Aztecs founded Mexico City in 1325, they did not establish their empire and begin conquering their neighbors until 1427.

Once the pit has been explored, the stone — fractured by the weight of the buildings that stood on top of it — will be reassembled and replaced in its original spot.

Fuente: Associated Press. 17 de noviembre de 2006
Enlace: http://www.msnbc.msn.com/id/15757468/

Ajarcas1412001


14 de diciembre de 2006


Localizan restos óseos de animales a unos metros del gran monolito de Tlaltecuhtli

Dos nuevos hallazgos prehispánicos en el predio de Las Ajaracas. Por falta de recursos, suspenden excavaciones para trasladar a la diosa de la Tierra

Ajarcas1412002

Alicia Islas, arqueóloga adscrita al Programa de Arqueología Urbana del Museo del Templo Mayor, durante el análisis de los restos óseos que se presume corresponden a un coyote o lobo que tiene un cuchillo de pedernal entre los colmillos; a la derecha, aparece una figurilla de mármol, de 25 centímetros, dedicada Tláloc, dios mexica de la lluvia Foto: Cortesía PAU/ INAH

Ajarcas1412003

Alicia Islas, arqueóloga adscrita al Programa de Arqueología Urbana del Museo del Templo Mayor, durante el análisis de los restos óseos que se presume corresponden a un coyote o lobo que tiene un cuchillo de pedernal entre los colmillos; a la derecha, aparece una figurilla de mármol, de 25 centímetros, dedicada Tláloc, dios mexica de la lluvia Foto: Cortesía PAU/ INAH

Dos ofrendas integradas por restos óseos de animales, cuchillos de pedernal, figurillas dedicadas a Tláloc y diversos materiales de mar son los hallazgos más recientes en el predio Las Ajaracas, descubiertos a unos metros del gran monolito de Tlaltecuhtli, frente al Templo Mayor.

A poca distancia de la monumental pieza que representa a la deidad bisexual de la Tierra, en la cosmogonía mexica, los especialistas del Programa de Arqueología Urbana (PAU), al proseguir los trabajos de excavación en esa área descubrieron ambas ofrendas y, según apuntan las investigaciones, el predio donado por el gobierno capitalino al Instituto Nacional de Antropología e Historia seguirá aportando vestigios prehispánicos.

El arqueólogo José Alvaro Barrera indicó que las ofrendas pertenecen al altar en el que fueron hallados hace unos meses el par de frisos adosados al muro, uno de los cuales se dijo representaba al dios Tláloc y el otro a una deidad asociada con la agricultura, localizadas en la etapa constructiva IV que data del gobierno de Moctezuma I.

El altar, explica Barrera, se cree que mide alrededor de 8 por 8 metros y su ubicación es frente a la edificación del templo de Tláloc, y las ofrendas se hallaron en posteriores etapas.

''La ofrenda descubierta apenas el 7 de diciembre, al norte de Tlaltecuhtli, contiene cetros serpentiformes, una valva de conchas (espondylus calcifer), bolas de copal y una figurilla a Tláloc de las denominadas penate y probablemente elaborada en mármol y la otra figurilla de copal es una deidad relacionada con la agricultura, recubierta de estuco y quizá originalmente pigmentada."

También se localizaron un coral, especie gorgonia, en forma de red, así como restos óseos de serpiente, peces, un centenar de pequeños caracoles y cuchillos de pedernal.

José Alvaro Barrera añadió: ''Esta ofrenda no se encontró en una caja, pues estaba colocada directamente en el relleno tal y como fue puesta en esa época y suponemos que fue ubicada en lo que sería la esquina del altar".

Nos falta, prosiguió, excavar a más profundidad para ubicar la esquina de ese altar cuadrangular y corrobar las medidas. ''Por regla general hay ofrendas en las esquinas o al centro de los basamentos y por ello es probable que existan más."

Osamenta completa de un felino

La ofrenda descubierta al sur de Tlaltecuhtli, localizada el 21 de noviembre, sorprende porque contiene restos óseos de un felino, probablemente coyote (en edad juvenil), con un cuchillo de pedernal en el hocico. La osamenta, prosigue el especialista, se halló completa.

También se encontraron restos de cinco serpientes enteras, un elemento elaborado en concha de la especie pinctada mazatlánica, que al parecer es un pectoral circular calado de 11 centímetros de diámetro y que se conoce como anahuatl.

Dicho pectoral es un elemento que portaban los dioses guerreros y se dice que era un atributo de los personajes estelares ligados a la acción bélica y a la muerte gloriosa en sacrificio. Aunado a ello en la ofrenda también se hallaron cetros en forma serpentiforme, cuchillos de pedernal, bolas de copal, puntas de proyectil y una piedra verde.

A propósito del traslado y restauración de Tlaltecuhtli, además de las excavaciones que deben hacerse debajo de ella, fueron suspendidas por el momento, debido a que se agotaron los recursos otorgados por el Gobierno del Distrito Federal.

Las teorías, explicó Barrera, que se manejan sobre la existencia de las cenizas del rey Ahuizotl en una vasija (anterior a Moctezuma II) se despejarán conforme se avance en las excavaciones, cuya fecha todavía no se determina.

Tlaltecuhtli y los frisos empotrados fueron dados a conocer el pasado 2 de octubre en Las Ajaracas, durante los trabajos rescate urbano a cargo del PAU en el Centro Histórico.

Fuente: ANA MONICA RODRIGUEZ / La Jornada, México, 14 de diciembre de 2006
Enlace: http://www.jornada.unam.mx/2006/12/14/
index.php?section=cultura&article=a05n1cul

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

15 comentarios

Papa -

Echale un vistazo a esta nota. La encontré porque busco una representación azteca del conjeo de la luna.
Fabo.

macoy neri -

sera bueno investigar en las areas de las calles de los alrededores del templo mayor en las calles de guatemala y argentina estan los demas monolitos y complementos del templo mayor abajo de la liberia porrua es parte del templo mayor y en la casa del marques

Oscar Romero -

Soy pintor y escultor mexicano radicado en Chicago, IL.
Es muy interesante todo esto, por años llevo leyendo la historia del México antiguo.-Soy un autodidacta de las civilizaciones Prehispánicas.
Tengo cientos de preguntas..... pero este medio es corto.
Lo que me llama la atención siempre es la falta de fondo para el cuidado, investigación y difusión.
No quiero dar un juicio al azar , pero me parece a manera de sugerencia , que no hay un liderazgo en diseñar apoyos financieros , nacionales , internacionales y sustento en otros artículos de reproducción artísticos para su venta para así recaudar fondos en la misión de los investigadores.
Me duele que eso sea siempre un factor importante y deje desprotejido este gran legado para su investigación y que no sea interrumpida he invite a mas arqueólogos y antropólogos en investigar.- Pero también a proteger y cuidar.---Los políticos y comerciantes neófitos que meten su cuchara como en el caso de la Pirámide de Teotihuacan en la cual brutalmente trabajadores contratistas perforan y manejan material inadecuado para iluminar y poner sonido sin supervisión .-Es un crimen cultural :- A que parasito , naco, mountruo , bruto le dan el derecho de decidir en llevar ese acto de destrucción sin tener materia gris en el cerebro.----¿Que funcionario publico pone a un inepto a tomar decisiones atroces?
Como mexicano y ser de este planeta , hay que detener a gente inepta antes que entre a círculos culturales y cometa estos destrozos.---Hay mas ejemplos que puedo añadir pero no hay espacio.............. Pero invito a otros lectores a que denunciemos males así.
Felicito a los investigadores profesionales y directores audaces y con gran visión en el cuidado de estas zonas arqueológicas que si cumplen normas éticas.----Ha ellos hay que apoyar y darles poder absoluto en el cuidado de estas piezas arqueológicas.

jose manuel arriola olguin -

esperemos que sea exibido en su lugar (el templo mayor)

Pastor Gómez -

"La ofrenda descubierta al sur de Tlaltecuhtli, localizada el 21 de noviembre, sorprende porque contiene restos óseos de un felino, probablemente coyote..."

Y yo que pensaba que los coyotes eran de la familia de los cánidos...

El descubrimiento es fantástico, pero no estaría mal cuidar un poquito más los detalles de su publicación.

uam -

una máquina no puede tener la más mínima comparación con un humano. hasta nunca...

maximilianozapata -

si encontró un albañil a la diosa creo que no merece que lo pongan sino mejor al señorísimo su santidad matos moctezuma y a sus hijos y a su abuelita

pancho villa -

quién descubrió américa, quien pisó por primera vez la luna
quién descubrió la radiactividad. según claudia lopez américa, todos los españoles; la radiactividad todos los científicos, la luna todos los astronautas,...

si hubiese sido un arqueólogo famoso todo mundo abría hablado de él... Creo que la diosa no le pertenece a los mexicanos y menos a los católicos o cualquier tipo de nirvanas, cristianos, budas, indúes.

Jazmín Gurróla -

Yo también estoy de acuerdo que es importante hacer público un reconocimiento tanto al investigador que vió por vez primera la escultura de la diosa Tlaltecuhtli como a los que hicieron finalmente su rescate y a aquellas personas que continúan con los trabajos de investigación. Visto de esta manera así si es posible reconocer un equipo de trabajo, de otra forma no.
Gracias

Margarita Ozuna García -

Gracias por el comentario, sigo creyendo que no es justo que personas que ni siquiera estuvieron en el momento del hallazgo de la escultura de la diosa Tlaltecuhtli se acrediten su descubrimiento.
Lo incongruente es que este tipo de gentes son las que más se adornan en los medios de comunicación cuando se refieren a esta magnífica escultura. Y también estoy de acuerdo que pertenece a todos los mexicanos, pero su hallazgo creo que no. Ahora, eso de que ¿para qué? dar los datos de quien la halla detectado por primera vez, es importante o no.? Sí no hubiese sido así, habría concurrido todo un equipo de especialistas para su rescate final?. pregunto,entonces, esta información no es relevante.? Ciertamente también se debe reconocer el trabajo de quienes finalmente limpiaron o desenterraron la pieza, pero el momento en que fue localizada parcialmente si se quiere, lo considero fundamental.
Gracias

Claudia López -

Señora Margarita
El descubrimiento de la Tlaltecuhtli fue producto de una casualidad, es decir; aunque se esperaba que en el terreno de la antigua casa de las ajaracas, se encontrarían restos de edificios aledaños al Templo Mayor, nunca se esperó hacer un descubrimiento tan grande. En efecto, quizá fueron solamente un par de ojos los que vieron el primer indicio del monolito, pero sí fue un gran grupo de profesionales los que la desenterraron, e identificaron. Dar el crédito a una sola persona, en este caso es absurdo, ¿para qué?, ¿que a caso la pieza es de quien la encuentra? Mejor pensar que es de todos los mexicanos... ¿no?

Margarita Ozuna García -

COMENTARIO DIRIGIDO A LOS MEDIOS DE INFORMACION DEL INAH:
A POCO MAS DE UN AÑO Y AUN NO DIVULGAN CON CLARIDAD QUIEN DESCUBRIÓ LA ESCULTURA DE TLALTECUHTL.YA DIGAN O INDAGUEN QUIEN HIZO ESTE EXTRAORDINARIO DESCUBRIMIENTO. ES OBVIO QUE NO FUE TODO UN EQUIPO DE INVESTIGADORES COMO LO HAN DIFUNDIDO. SU DESCUBRIMIENTO SE RUMORA QUE SE DEBE A UNA SÓLA PERSONA, ES URGENTE, LOS MEXICANOS SI QUEREMOS HACER PÚBLICO ESTE RECONOCIMIENTO. ES POR BIEN DE NUESTRA PROPIA HISTORIA, ACASO NO SE HAN PUESTO A PENSAR EN ESO. YA DEJENSE DE POLITICA QUE NO ES EL CAMINO ADECUADO.

oscar -

deberian prestar mas atencion a los descubrimientos efectuados en texcoco, para que se enteren de que la magnificencia de acolhuacan realmente eclipso a tenochtitlan (solo como muestra, el templo mayor de texcoco era mas grande y lujoso que el de tenochtitlan). pido a esta pagina prestar mas atencion sobre la arqueologia de acolhuacan,pues precisamente unos dias antes del descubrimiento del monolito de las ajaracas, en texcoco se desenterraron 160mts. aprox. de un acueducto de lo que probablemente fuera el jardin mas hermoso del mundo prehispanico.Ya es hora de de que todos sepan que la riqueza arqueologica es mucho mayor que la de la ciudad de Mexico (tampoco olvidemos a Chalco,Amecameca y Otumba)

Mario -

Espectacular hallazgo, de una importancia tremenda para la arqueología y la antropología en general. Estaría muy bien incluir, siempre que fuera posible, en estos artículos de prensa, un dibujo con los rasgos y perfiles principales de la imagen en relieve, para apreciar mejor los elementos artísticos.

Natalia -

Fantástico! Lo que no es tan fantástico son las faltas de ortografía y redacción del texto!!!!"deboradora"????
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres