Blogia
Terrae Antiqvae

Cádiz. El solar de la Ciudad de la Justicia reúne un centenar de enterramientos romanos

Cádiz. El solar de la Ciudad de la Justicia reúne un centenar de enterramientos romanos

Fotos: (1) Los trabajos para el acondicionamiento del solar donde se construirá la Ciudad de la Justicia comenzarán en breve. / Foto: ÓSCAR CHAMORRO. (2) Una arqueóloga dibuja los restos encontrados en el solar de la Ciudad de la Justicia, Cádiz (EDUARDO RUIZ)

Finalmente, dentro de la necrópolis las excavaciones han hallado valiosos ajuares, un columbario, piletas y una cisterna Cultura confirma que la excavación concluirá este mes.

A unas semanas de que finalicen los trabajos arqueológicos que se han venido realizando en el solar de la antigua Institución Provincial, donde la Junta pretende instalar la futura Ciudad de la Justicia, LA VOZ ha tenido acceso al conocimiento de la mayor parte de los importantes hallazgos que se han efectuado. «A falta de excavar un ángulo del solar, la excavación de la Ciudad de la Justicia concluirá a finales de febrero aproximadamente», han confirmado fuentes de la Delegación de Cultura.

Según ha podido saber este periódico -a través de fuentes especializadas, aunque extraoficiales-, tal y como aventuraban las catas previas realizadas, la parcela de más de 8.000 metros cuadrados ha dado origen a significativos descubrimientos. Como era de esperar, al tratarse de una zona ubicada en terrenos de extramuros, se han sacado a la luz numerosos enterramientos, aproximadamente un centenar, en su mayoría del siglo III a. C. (inicio de la República Romana), aunque también han aparecido restos tardopúnicos (s. IV a. C) y altoimperiales (s. I d. C).

Junto a las inhumaciones y exhumaciones, como era tradición en este tipo de enterramientos, se han encontrado gran cantidad de ajuares, al parecer muy significativos, cuya descripción y valoraciones más precisas se conocerán una vez que la Delegación de Cultura haga público el informe.

Nichos y conducciones

Dentro de esta gran necrópolis, también ha sido desenterrado un columbario -conjunto de nichos romanos donde se colocaban las urnas cinerarias-, de los que hasta fecha sólo se conservaba uno en Cádiz capital, el de la calle General Ricardos.

Además, en el mismo solar, próximo a la Plaza de San Severiano, han aparecido parte de conducciones de agua, una cisterna y restos de piletas romanas.

Durante las semanas que quedan para terminar, pese a que la porción de terreno que resta por desentrañar es reducida, aún es posible que aparezcan nuevos vestigios, aunque lo más significativo es posible que ya haya aparecido. En cualquier caso, habrá que esperar al informe que entreguen a Cultura los arqueólogos que han estado trabajando en la excavación, una de las más importantes y que más expectación han levantado en los últimos años en la ciudad.

Una vez concluidos los trabajos arqueológicos que ha venido desempeñando la empresa Arqueogades, la constructora Sanrocón, a la que la Consejería de Justicia ha designado para que se haga cargo de las obras previas en el solar, podrá empezar sin más dilación a acondicionar el terreno para la futura construcción de la ansiada Ciudad de la Justicia.

Y todavía quedan más

Al tiempo que se procedía a la excavación del terreno donde se ubicaba la antigua Institución Provincial, se han venido desarrollando en la zona de extramuros otros trabajos arqueológicos cuyos resultados aún se desconocen. Es el caso del yacimiento de la calle Acacias, 25 (Bahía Blanca), donde también se extrajeron numerosos enterramientos y ajuares funerarios, pero cuyo informe final y valoración detallada aún se desconocen pese a que la excavación se dio por finalizada el verano pasado.

También pendientes de datación y valoración por parte de la Delegación Provincial de Cultura, se encuentran las nuevas piezas aparecidas en la excavación del solar de las antiguas Bodegas Abarzuza, donde ya se encontraron dos pozos tardopúnicos el pasado mes de septiembre.

Fuente: ANA SORIA/CÁDIZ / La Voz de Cádiz, 2 de febrero de 2006
Enlace: http://servicios.lavozdecadiz.com/pg060202/
prensa/noticias/Cultura/200602/02/LVC-CUL-128.html


-------------------------

(2) Hallada una necrópolis en el solar de los juzgados de Cádiz
FERNANDO PÉREZ MONGUIÓ - Cádiz
EL PAÍS - 07-09-2005

Las excavaciones arqueológicas de urgencia que la Consejería de Cultura desarrolla desde el pasado 17 de agosto en el solar de la antigua Institución Provincial Gaditana donde se construirá la Ciudad de la Justicia de Cádiz, entre las calles Brunete y Tolosa Latour, han dejado al descubierto restos de una necrópolis romana con varias fosas y pequeños restos cerámicos.

Se trata de la tercera necrópolis romana hallada en Cádiz en los últimos años, después de que en junio de 2003 se descubriesen 350 tumbas de un gran camposanto tardopúnico y romano, del siglo V antes de Cristo, pertenecientes al Gadir fenicio, al siglo II d.C. romano. El otro camposanto se localizó en el casco antiguo en junio, cerca del mayor hallazgo arqueológico de aquella época, el teatro romano, ubicado en el barrio de Santa María

Las nuevas estructuras funerarias datan del siglo IV, de la República romana, según la delegación provincial de Cultura. Son fosas que se encuentran en muy mal estado, con algunos trozos sueltos de sillarejo de piedra caliza y una canalización realizada con trozos de tégula. Los arqueólogos han comenzado una segunda fase de desescombro a mayor profundidad, donde han localizado manchas y fosas que podrían pertenecer a una necrópolis más antigua a los enterramientos fechados en el periodo romano republicano. La delegación provincial de Cultura aseguró ayer que este hallazgo no retrasará los plazos previstos para la construcción del inmueble, un complejo de nueva planta de 25.000 metros cuadrados en el que se unificarán los múltiples órganos judiciales.

Enlace: http://www.elpais.es/articulo/elpepiautand/20050907elpand_2/
Tes/andalucia/Hallada/necropolis/solar/juzgados/Cadiz


-------------------------------


(3) Siete siglos de enterramientos en el solar de la Ciudad de la Justicia

De épocas diversas La excavación ha permitido hallar tumbas cartaginesas, columbarios romano republicanos, restos altoimperiales y otros que van desde el siglo III a.C. al IV d.C.

Cádiz. Desde el pasado mes de agosto de 2005, el solar donde se piensa edificar la Ciudad de la Justicia está siendo objeto de estudio arqueológico. A priori se esperaba que el terreno deparara hallazgos, toda vez que se encuentra en un lugar donde la existencia de la necrópolis romana está ampliamente documentada y que, además, los sondeos previos hablaban de la existencia de varias zonas con enterramientos. La excavación ha dado resultados positivos, y se han desenterrado un centenar de tumbas entre las que se encuentran cuatro columbarios o enterramientos familiares, y una amplia tipología funeraria datada entre los siglos III a.C. y IV d.C. De cualquier manera, los restos no tendrán que ser conservados in situ, con lo cual la construcción del inmueble no sufrirá retrasos al no tener que contemplar cambios en los planos. Para ello, ya se contempla desmontar los columbarios, aunque se advierte que éstos están "muy dañados y arrasados desde época antigua".

Sea como fuere, el estudio de los restos hallados en el solar, situado entre las calles Tolosa Latour y Brunete, ha deparado resultados interesantes. Las labores comenzaron a mediados de agosto de 2005, cuando se retiraron los niveles superficiales de época contemporánea, previamente definidos gracias a los sondeos. Las grandes dimensiones del terreno a excavar –unos 8.300 metros cuadrados– hicieron que los arqueólogos decidieran dividirlo en dos sectores independientes, que pasaron a denominarse noroeste y suroeste.

Aunque los arqueólogos no han elaborado aún el informe definitivo de su labor en el solar, sí se sabe ya que en el segundo de estos sectores el nivel arqueológicamente fértil se localizó a una cota aproximada de 1,80 metros por debajo de la superficie. La aparición, en un estrato de color oscuro, de numerosas piezas numismáticas de época tardía, permitió fecharlo en torno al siglo IV después de Cristo. Este estrato tardío cubría los restos de una construcción romana, consistente en una cisterna o depósito de agua del que parte un canalillo que vierte o desagua en el interior de la misma.

Tras este nivel arqueológico se localizó otro de arenas claras de posible origen dunar, donde se localizaron unas 28 tumbas de épocas variadas: desde la representada por tres enterramientos cartagineses de época Bárcida (siglo III a.C.) que se encontraron depositados en fosas cavadas en la capa de arcilla cuaternaria, hasta tumbas de época altoimperial. Una de las fosas bárcidas estaba cubierta por un conjunto de ocho ánforas púnicas del tipo Mañá D, que fecharon el conjunto "sin problemas", según indican los arqueólogos, mientras que las tumbas altoimperiales estaban cubiertas en su mayoría por tegulae (tejas romanas) colocadas a dos aguas, y en algunas de ellas se localizaron ajuares consistentes en piezas cerámicas y monedas.

En este sector también se ha estudiado un pequeño grupo de fosas excavadas en arcilla y cubiertas con lajas de piedras, datadas en el siglo II o finales del III a.C., que suelen estar orientadas hacia occidente, recordando los antiguos ritos feno-púnicos, ya que pertenecen a los primeros momentos de dominación romana.

Junto a toda esta tipología de enterramientos se ha desenterrado además un conjunto de cuatro piletas de contención de líquidos, que los arqueólogos creen que fueron "seguramente" usadas para la realización de ritos de purificación o lavatorios que solían acompañar a los actos funerarios.

En cuanto al segundo sector del solar, el noroeste, los expertos que han estudiado el terreno indican que inicialmente se dio en él un comportamiento similar al del sector suroeste. Así, se ha localizado un nivel de abandono de época tardorromana y, tras él, unos estratos en los que hasta hace poco se habían excavado hasta sesenta tumbas "de diferentes épocas y factura". Los arqueólogos destacan, en primer lugar, la aparición de los restos de un murete construido con fragmentos de ánforas que cruza todo el solar en dirección noroeste. Restos de ánforas completas de diferentes épocas aparecen apoyadas en las dos caras de este muro, "como si tuviesen la función de actuar de contenedores de algo que desconocemos", aunque los expertos no descartan que sirvieran de división interna de la necrópolis o que fueran restos de edificaciones que, desde muy antiguo, ayudaran a su ordenamiento espacial, actuando además como macetas o lucernarias.

Es en este muro donde aparecieron, hacia el norte, cuatro columbarios o mausoleos familiares, fechados en el cambio de era o a finales de la República, "los cuales están muy dañados y arrasados desde época antigua", y donde aparecieron algunos restos de los ajuares que en su día albergaron pero que fueron saqueados.

Uno de los columbarios tiene planta cuadrada, con tres peldaños estucados y rematados en chaflán como acceso al interior de la cámara, que tiene un pavimento de opus caementicium y las paredes de sillares o sillarejos de piedra caliza, estucadas de blanco. Se conservan en él seis nichos "bastante completos" y la huella de otros tres. Una pequeña moldura curva, a modo de cornisa, sirve de división entre la base de los nichos y las pareces del columbario.

En la otra parte del muro, hacia el suroeste, el panorama cambia totalmente, localizándose un nivel de coloración castaño oscuro donde aparecen enterramientos romanos de época republicana y altoimperial, en los que se constatan ritos tanto de inhumación como de incineración. Abundan, sin embargo, las incineraciones colocadas en urnas y depositadas posteriormente en fosas o cistas de lajas que a veces son cubiertas con hitos terminales, que hacen las veces de señal de la existencia del enterramiento. Las urnas son en su mayoría de cerámica, aunque hay una buena representación de piezas fabricadas en plomo. También aparecen en esta zona enterramientos de inhumación de época altoimperial cubiertas con tegulae, como en el otro sector delimitado en el terreno.

Bajo este nivel de época romana se encuentra la arcilla cuaternaria, representada por margas verdes con carbonataciones. En esta capa arcillosa también hay restos: fosas simples con inhumaciones, fechadas entre finales del siglo III y siglo II antes de Cristo, inicios de la presencia romana en la península, aunque también aparece un grupo bien definido de una decena de tumbas, cubiertas con lajas de piedra de gran tamaño, que podrían ser algo más antiguas, concretamente del siglo III a.C.

Así las cosas, los restos hallados en el solar donde se asentará la Ciudad de la Justicia son, cuanto menos, una buena muestra de la tipología de enterramientos localizados en la necrópolis de la ciudad. De todas maneras, expertos indican que los restos no tendrán que ser conservados in situ, esto es, en el mismo lugar donde fueron localizados, por lo cual la construcción del edificio de la Junta de Andalucía no se verá dificultada por este motivo. Los restos que se conservarán, como los columbarios, serán trasladados de lugar, práctica realizada en anteriores ocasiones en otros yacimientos arqueológicos de la ciudad. A falta del informe final de los arqueólogos, pero valorando igualmente las palabras pronunciadas al respecto por la consejera andaluza de Justicia y Administración Pública, María José López, la construcción de la Ciudad de la Justicia no sufrirá obstáculos.

La historia del terreno donde se asentará la sede judicial

Los terrenos donde se asentará la Ciudad de la Justicia se encuentran en una zona que formaba parte de la antigua necrópolis gaditana, aunque algo alejada del núcleo principal de enterramientos y situada en la que se podría definir como un "cinturón perimetral". Pero estando donde estaba, se realizaron en 2004 sesenta sondeos arqueológicos y una gran zanja longitudinal, que evidenciaron la existencia de enterramientos romanos con cubierta de sillares de piedra caliza y una gran fosa con abundante material romano de época imperial, según atestiguaba el proyecto de intervención arqueológica propuesto en diciembre de 2004 para el solar, realizado por Francisco J. Alarcón Castellanos y Francisco J. Blanco Jiménez. Los arqueólogos plantearon tres fases de estudio en una excavación en extensión, que llegaría hasta los niveles de la planta sótano, en un terreno que medía exactamente 8.302,86 metros cuadrados. Los expertos tuvieron en cuenta, además, que "una vez realizada la intervención arqueológica, en caso de hallazgos de estructuras de cierta entidad, se podría incluir en el futuro proyecto de construcción de la Ciudad de la Justicia la posibilidad de integración de estos restos dentro de la propia parcela o bien su traslado a una zona ajardinada próxima a este lugar". Este aspecto no será finalmente necesario, a tenor de los materiales localizados en el terreno, según confirmaron a este periódico fuentes oficiales y según dijo la propia consejera de Justicia y Administración Pública.

La parcela donde se ubicará la Ciudad de la Justicia está situada en la mayor de las islas del archipiélago gaditano, que se extendía desde el Castillo de San Sebastián hasta el Castillo de Sancti Petri.

Fuente: AIDA R. AGRASO / Diario de Cádiz, 19 de febrero de 2006
Enlace: http://www.diariodecadiz.com/diariodecadiz/
articulo.asp?idart=2469546&idcat=829

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

pablo -

Soy una aficionado a la historia antigua, sobre todo romana y medieval, me gustaría saber que tengo que hacer si quiero participar como voluntario en alguna excavación que se haga en la ciudad de cadiz. ¿Sería posible participar en alguna excavación sin ser arqueólogo profesional? a que órgano debo dirigirme.

Ana Soria -

Es muy fácil, como siempre, echar la culpa a la prensa de todo y juzgar negativamente lo que hacemos sin plantearse nada más. Nadie se para a pensar que todo el mundo quiere hacer lo mejor posible su trabajo, pero que a veces se ponen muchos obstáculos. Se critica a la prensa de Cádiz sin ningún pudor, sin plantearse cómo es posible que en una ciudad tan prolífica en yacimientos arqueológicos no exista un cauce entre la administración y la prensa que facilite de forma fluida el acceso a la información. Se decidió por norma no dar información a la prensa de ninguna excavación hasta su conclusión, dando pie a que se busque por otros cauces,a que continuamente se moleste con preguntas a los arqueólogos que, por otro lado, son muy reservados. Pero es que ni aún finalizadas las excavaciones llega muchas veces a darse esa información, cuando se trata de algo que es patrimonio cultural de todos. Ojalá se hiceran de verdad, como ocurre en otros sitios, notas de prensa con la asiduidad necesaria. Así si que no habría equívocos. De todas formas, también hay quien le busca tres pies al gato, porque por ejemplo cuando se dice en un texto que "el informe final se desconoce", evidentemente, quiere decir que no se ha hecho público, no que los propios arqueólogos no lo vayan a saber... También podríamos hablar nosotros de la celeridad con la que se concluyen algunas excavaciones o de cómo se hacen las adjudicaciones y no lo hacemos, entre otras cosas porque nunca se debe juzgar un trabajo que se desconoce tan superficialmente, como ustedes sí hacen. Al fin y al cabo la prensa de Cádiz sólo da información descriptiva, nunca crítica, y somos los primeros interesados en que una fuente oficial nos de los datos correctamente. Si quieren que la información se de mejor, den ustedes más información, llámenos. Si no pueden, exijan que lo haga a la administración como nosotros venimos reclamando. Por último, me gustaría también que de la misma manera que critican informaciones de hallazgos puntuales, se tomen la molestia de felicitarnos cuando se hacen reportajes en profundidad sobre el Cádiz fenicio, romano, árabe... cuando se denuncia, por ejemplo, el mal estado de conservación de las numerosas pinturas rupestres de la provincia. Pero es su elección: criticar por criticar es lo más fácil.

manuel altolaguirre -

me parece una idea genial que por fin un arqueoogo salga a enmendear los horrores de la prena , muestran una desconsideración absoluta al informar mal casi siempre. creo que es mas facil el sistema de nota de prensar, dar por escrito lo que se quiere que salga, y no dejar que la informacion se fltre a través de reporteros que ni se interesan ni les importan un bledo publicar mal documentado o poner simplemente lo wque recuerda de una charla al sol sonriente diciendo a mi me gusta mucho la arqueologia....

Isaac -

Autor: Isaac

En primer lugar decir que los artículos realizados por los periodicos La Voz y el País son vergonzosos, dejando ver la incompetencia de sus periodistas en estos temas. Los errores sobre la documentación arqueológica del solar son numerosos y graves, pero no los enumerare aqui,ya que no es el sitio indicado. El artículo del Diario de Cádiz es el que más se acerca a la realidad. Con respecto a la cita de la excavación de la calle Acacias 25 realizada por La Voz, tengo que decir que se vuelve a equivocar. En primer lugar la excavación no se puede dar por finalizada ya que quedan por excavar los bataches, que se dejaron por seguridad, y donde se detectaron enterramientos, y en segundo lugar si se hubiera dado por finalizada tenemos un año para entregar el informe, ya que el preliminar se entregó en su fecha (por lo tanto SÍ se conocen sus resultados). Por último comentar que sobre la excavación de las Bodegas de Abarzurza, también citada, solo se informa de la mínima parte de los hallazgos recuperados, pero observando la forma que tiene la prensa de Cádiz de publicar estos temas, quizás sea mejor así. Gracias por su atención. FDO: Isaac Legupín. Arqueólogo subdirector de las excavaciones de Acacias-25 y Bodegas de Abarzurza. Cádiz 19 Febrero 2006
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres