Blogia
Terrae Antiqvae

Sevilla. Encuentran más de quinientas lucernas romanas en las excavaciones de la Encarnación

Sevilla. Encuentran más de quinientas lucernas romanas en las excavaciones de la Encarnación

Foto: Trabajos de excavación alrededor del horno de producción de lucernas que se halla a seis metros de profundidad. EFE

Con el descubrimiento de un horno y más de 500 lucernas romanas concluyen las catas arqueológicas.

El hallazgo en la plaza de la Encarnación de centenares de piezas del siglo I y del horno en el que se fabricaron supone encontrar «en dos días una colección que no tienen los museos o que, si la tienen, la han conseguido en cien años», según explicó a Efe el director de las excavaciones, Fernando Amores.

Con éste último descubrimiento concluyeron ayer las catas arqueológicas que se realizan en el solar, incluidas en las obras de emergencia previas al desarrollo del proyecto Metropol Parasol.

Amores detalló que se ha hallado un taller de producción de lucernas -lámparas romanas para la iluminación doméstica-, con su horno y «todos los desechos», que son el conjunto de piezas que salen defectuosas. En concreto, según indicó, hasta ahora han aparecido unas 500 lucernas fragmentadas y unas 85 completas, con motivos que representan el «repertorio iconográfico clásico», entre el que citó los temas de luchas, gladiadores, caza, peleas de gallos, motivos ecuestres, eróticos y mitológicos. Asimismo, hay imágenes de dioses y de tradiciones literarias como La Odisea, Ulises o Hércules, que pertenecieron al imaginario colectivo de la época. En la zona también han aparecido máscaras de teatro.

El director de la excavación indicó que «sólo se ha excavado una tercera parte del taller, que se encuentra a seis metros de profundidad, por lo que el espacio queda en reserva arqueológica» para realizar futuras intervenciones.

Sorprendente

En cualquier caso, Amores afirmó que se trata de un hallazgo «sorprendente» y «muy interesante», datado entre los años 50 y 70 después de Cristo, que tiene una «trascendencia científica y museística importante».

El arqueólogo subrayó que este hallazgo implicará un «conocimiento de lo que era la sociedad sevillana del momento», a la vez que detalló que probablemente, las lámparas «eran exportadas» a otros lugares, con lo que podrá comprobarse cuáles de las que existen en los diferentes museos pertenecen a este horno de Híspalis.

Con respecto a los trabajos, Amores indicó a Europa Press que, aunque hayan terminado las labores de excavación y se retire el noventa por ciento del equipo -integrado por cuarenta operarios y veinte arqueólogos-, parte de ellos permanecerán en el solar por el plazo de unos 15 días para terminar los informes e «ir preparando los últimos muros y mosaicos para su extracción».

En este sentido, resaltó que el resto de hallazgos son «muy espectaculares» y aludió a las estructuras de las casas, con sus mosaicos, a los zócalos de pinturas y a «toda esa diversidad que amplía el conocimiento de lo que antes se sabía», precisando que en esta campaña han aparecido 200 metros cuadrados de mosaicos.

Amores ya anunció el pasado mayo que preveía hallar con los nuevos trabajos restos del Alto Imperio Romano con «muchísimo valor histórico». El arqueólogo explicó entonces que a seis o siete metros de profundidad a partir de la rasante actual, se podrían encontrar áreas de producción artesanal, de almacenamiento y de transformación, cuyo valor se considera alto porque se trata de una etapa sobre la que «se ha excavado poquísimo en Sevilla» y en este solar se trabajará sobre unos 1.200 metros.

El arqueólogo, que inició las catas el 25 de marzo, comentó que el trabajo estaba concebido para unos cuatro meses, durante los que se excavaría, se documentaría todo para extraer información científica y, después, se retirarían a un lateral del solar los restos que estén conservados para, después, una vez ejecutados los trabajos de refuerzo de las pantallas perimetrales, volver a colocarlos en su lugar de origen.

Fuente: ABC Sevilla / EFE / Europa Press, 20 de agosto de 2005
Enlace: http://sevilla.abc.es/sevilla/pg050820/prensa/noticias/
Sevilla/Sevilla/200508/20/SEV-SEV-042.asp

--------------------------------------------------

(2) Halladas unas cien lámparas del siglo I en la Encarnación

Las excavaciones arqueológicas del proyecto Metropol Parasol finalizaron ayer con un descubrimiento de notable valor: un horno de fabricación de lucernas domésticas de cerámica.

Las excavaciones arqueológicas que se han desarrollado durante los últimos cuatro meses en el solar de la Plaza de la Encarnación concluyeron ayer con un importante último hallazgo: un pequeño horno que formó parte de un taller de lámparas domésticas de cerámica.

El equipo de arqueólogos, dirigido por Fernando Amores, ha localizado además durante estos días más de 90 de estas lucernas íntegras y alrededor de medio millar fragmentadas. Los objetos, fabricados entre el año 50 y el 70 después de Cristo, están siendo limpiados y catalogados en estos momentos por el retén de arqueólogos que continuará trabajando en la zona hasta mediados de septiembre. Este trabajo servirá además para preparar la extracción de los muros, mosaicos y demás hallazgos que formarán parte de la cripta arqueológica del proyecto Metropol Parasol, diseñado por el arquitecto alemán Jürgen Mayer.

"En dos días hemos hallado más lámparas que las que posee cualquier museo en su colección", dice Amores al explicar la importancia del reciente descubrimiento. No obstante, el gran número de piezas íntegras localizadas no es el único punto relevante del hallazgo, puesto que es muy poco frecuente que este tipo de objetos aparezcan –como en este caso– fuera de las tumbas.

Por otro lado, los restos han soportado bien el paso del tiempo y en ellos se identifican fácilmente los elementos decorativos. Según el director de la excavación, el repertorio iconográfico es muy amplio, con escenas de caza, de lucha de gladiadores, peleas de gallos, motivos eróticos, ecuestres y mitológicos. El análisis de los objetos permitirá, por tanto, aportar nuevos datos a los ya conocidos sobre la vida en la ciudad durante el siglo I.

Como el resto de bienes muebles hallados, en principio las lucernas pasarán a formar parte de los fondos del Museo Arqueológico de Sevilla. No obstante, tal como recuerda Amores, la ley permite que sean expuestos en otros espacios, siempre y cuando alguna entidad se haga cargo de su tutela. Por tanto, es posible que puedan contemplarse, junto al resto de hallazgos, en la Plaza de la Encarnación una vez finalicen las obras del Metropol Parasol.

Los trabajadores se encargarán además durante los próximos días de obtener un molde a partir del pequeño horno en el que se fabricaban las piezas. Esta operación, que se lleva a cabo por la imposibilidad de extraer el original, permitirá posteriormente fabricar una pieza a imagen y semejanza del hallazgo.

El equipo de expertos recuerda al explicar el descubrimiento que esta parte de la ciudad fue en el siglo primero un importante núcleo artesanal vinculado al puerto de Sevilla, debido a la cercanía del Guadalquivir, que en esa época discurría por la zona del Duque. De hecho, entre las estructuras encontradas en la Encarnación durante estos últimos cuatro meses hay además una factoría de salazones, donde se preparaba el pescado y el garum, la conocida salsa romana.

A la lista de estructuras que han sido desenterradas en estas últimas semanas de excavaciones, hay que añadir un zócalo de estuco adornado con pinturas; además de numerosos mosaicos, troceados, enteros o casi completos. Los más recientes pertenecen a la denominada Casa de las Columnas, una de las lujosas domus que se construyeron en la zona a partir del siglo III, época en la que comenzó su uso residencial.

Las piezas seleccionadas, incluidos los sólidos muros romanos que están siendo seccionados con hilo de diamante, serán restaurados en los próximos meses y trasplantados a su lugar de origen cuando finalice la fase de construcción de los profundos cimientos que soportarán los parasoles de la nueva Encarnación. Tras los trabajos desarrollados durante estos cuatro meses –con el objetivo de que la pérdida arqueológica por las obras sea mínima–, dos terceras partes del solar de la plaza ya han sido excavadas, mientras que el último tercio queda en reserva.

Fuente: JOSÉ LUIS DOMÍNGUEZ / Diario de Sevilla, 20 de agosto de 2005
Enlace: http://www.diariodesevilla.com/diariodesevilla/articulo.asp?idart=1694638&idcat=1421

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Migue -

Kiere un paketito fresaaaaaa.

paco -

Ummm Interesante. Esto es mu interesante.Me alegro muccho, yupi.

luis -

ME ENCANTA EL TRABAJO QUE HABEIS HECHO, ESPERO QUE SE PONGAN DE ACUERDO EN LLEVARSE LOS RESTOS
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres