Blogia
Terrae Antiqvae

Arqueólogos austriacos hallan escultura única en ruinas de Pompeya

Arqueólogos austriacos hallan escultura única en ruinas de Pompeya Foto: Escultura de Pan enseñando al pastor Daphnis a tocar la flauta. 100 a.C. Encontrado en Pompeya

Un grupo de arqueólogos austriacos informó hoy del descubrimiento "único" de la escultura en mármol de un macho cabrío a lado en las ruinas de la ciudad romana de Pompeya, devastada por la erupción del Vesubio en el año 79.

La escultura tiene unos 50 centímetros de alto, era una de las patas de una lujosa mesa de celebraciones y cuenta con ricos detalles ornamentales profusamente trabajados en mármol.

El director del Instituto de Arqueología de la Universidad de Innsbruck, Dieter Feil, señaló que se trata "del mayor descubrimiento hecho hasta ahora" por su equipo de trabajo en los restos de la antigua ciudad situada en el golfo de Nápoles.

"Incluso para Pompeya se trata de una pieza especialmente bonita. Y el motivo de la escultura es también especial, porque apenas se la puede comparar con lo descubierto hasta ahora. Conocemos patas de mesas en mármol con figuras de águilas, panteras y leones, pero un macho cabrío alado es un caso seguramente único", dijo Feil.

El descubrimiento lo realizó el grupo arqueológico denominado "Fritz", que sitúa la pieza en la época del emperador Augusto, al comienzo de la era cristiana.

El director del Instituto aseguró que este tipo de piezas sólo se encontraban en las casa de los habitantes más adinerados.

Este es el tercer año que el equipo de investigadores austriacos trabaja en Pompeya, especializado en la "Casa de Popidio Prisco", un complejo de edificios de un rico patricio de la ciudad que tenía un destacado papel en la vida política.

La erupción del Vesubio el 24 de agosto del año 79 borró del mapa la ciudad de Pompeya, que quedó sepultada por las cenizas y la lava, pero desde hace decenios se ha convertido en una fuente casi inagotable de conocimientos sobre el mundo romano.

Los orígenes de la ciudad se remontan al siglo IV antes de cristo y en el momento del desastre natural contaba con 20.000 habitantes, de los que la mayoría murieron.

En el desastre también murió Plinio el Viejo al mando de la flota romana del Miceno, que también pereció casi en su totalidad por las emanaciones tóxicas del volcán cuando pretendía auxiliar a las víctimas.

Hasta mucho tiempo después se pensó que la ciudad había desaparecido, ya en el siglo XVIII bajo el entonces rey de Nápoles Carlos de Borbón, se realizaron las primeras exploraciones arqueológicas; en 1997 la Unesco catalogó los restos como patrimonio de la humanidad.

Fuente: La Crónica/EFE, 8 de junio de 2005
Enlace: http://www.cronica.com.mx/nota.php?idc=185923

---------------------------------------------------------------------------

Estimado José Luis Santos Fernández:

Con esta fecha traslado a ahuertas54@jccm.es escrito sobre su consulta referente a orígen e interpretación del Dios Pan o "macho cabrio", en relación con vuestro artículo: "Arqueólogos austriacos hallan escultura única en ruinas de Pompeya", aparecido en el mes de Junio.

Si considera oportuno, insertarlo como comentario adicional, al píe del mismo le estaría agradecido, y cuyo texto reza como sigue:

Estimada asunción:

Al Dios Pan o "macho cabrío", como se le ha denominado en diversas ocasiones, se le han conocido y estudiado hasta 19 genealogías distintas, aunque quizá la leyenda con mayor consistencia, como sabes, corresponda a la de ser nieto de Zeus e hijo de Hermes.

Sin duda, como sátiros, centauros, minotauros u otras criaturas mitad ser humano y resto animal, haya que definir su orígen recurriendo a la especulación de los datos recibidos, y en este caso, según la tradición oral, que se insertó en la fantasía popular, se menciona que: "...cuando Hermes pastoreaba los rebaños de Driops, tuvo una relación amorosa con una de sus hijas, de cuyo incesto nació Pan, presentando la morfología física con que se le ha identificado, aspecto humano con rasgos de caprino." Abundando en su fisonomía, conviene decir que las imágenes que nos han llegado en pintura o escultura, le siluetean con extremidades inferiores análogas a las patas del carnero cubiertas de pelo y pezuñas, y el resto de su cuerpo con apariencia de hombre, pese a que su cabeza se le reconozca con dos cuernos, un rostro arrugado y la barbilla prominente con una fuerte y tupida barba de chivo.

Evidentemente, el mensaje e interpretación que se nos transmite desde la antiguedad, es que con el uso del incesto, la conscuencia puede acarrear castigo deformante en la descendencia. Realmente nuestra cultura clásica, no nos permite entender tan tremenda concupiscencia; sin embargo, existieron tribus primitivas que lo practicaron instintivamente en defensa de la conservación de la especie. No obstante, en nuestra actual civilización, este capítulo de la copulación incestual, sólo debería ser juzgable por la conciencia moral, de acuerdo con la práctica tradicional, que en la teología cristiana son tres las fuentes de las que se nutre:

a).- El objeto elegido.
b).- El fín perseguido.
c).- Las circunstancias.

Bien es cierto que aunque estas no pueden cambiar por sí mismas la calidad moral del acto, si pueden aumentar o disminuir la bondad o malicia del mismo.

Volviendo al asunto de referencia, mi trabajo sobre el pastoreo trashumante (números 25 y 26 de la Revista Cangilón. Museo Etnológico de la Huerta de Murcia. 968.893866), me aproximó al mayor conocimiento de este personaje mitológico, Pan, que tanto ha servido a lo largo de la historia, cooperando y coadyuvando en la inspiración, creación e ingenio de eminentes tesis y documentaciones, surgidas de la investigación, ciencia y pensamiento -desde Virgilio hasta nuestros días-, siempre en la constante busqueda y rememoración, para localizar y encontrar el habitat de la Arcadia perdida.

En este personal trayecto recopilatorio, tambien me he acercado a los grandes santuarios; a las formas de fertilidad; a los sistemas y comprensión de la sexualidad de los pueblos; al misterio y elucubración sobre deidades y divinidades emergentes de las fuentes y manantiales de agua o sumergidas en el mar, ya sea ninfa, driada, sílfide, oréada, náyade o sirena; en definitiva, insinuante y cautivadora indagación para saciar el hambre de mística mitologica que padecemos en algunas ocasiones, como la que tu has demostrado con tu consulta sobre el orígen e interpretación del tema, interesada por esta cuestión que forma parte de la formación del espíritu humanista de la filosofía a la que pertenecemos y al que debemos aspirar todos.

Con mis mejores deseos de haber colaborado en la proporción posible de información, que supongo, deseas se te envíe, recibe un afectuoso saludo.
Angel Luis Riquelme Manzanera."

Felicidades por la extraordinaria labor que realizais y anticipadamente reconocido, por incluir este texto en la página correspondiente.

Muchas gracias.
Angel Luis Riquelme.
director.museohuerta@alcantarilla.es
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

shirley -

hola, buscando informacion del pasado entre a esta pagina, y viendo esta escultura pienso si realmente el Dios Pan es realmente lo que usted aduce o es mas que, la malformacion de un cruce de familia

sheyla -

ok

Isabel -

Caí en este espacio por casualidad.
Felicitaciones, extraordinario y precioso trabajo el que realizan

asuncion -

Viendo la imagen me surge la duda de que el tema del macho cabrío ha tenido varias connotaciones en las diversas culturas de la antigüedad, pero se sabe exactamente cuál fue su origen y qué interpretaciones se dieron a este tema. Muchas Gracias Asun.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres