Blogia
Terrae Antiqvae

Agricultor descubre monumento a batalla de hace 2.000 años

DEREK GATOPOULOS, Associated Press, Posted on Wed, Dec. 08, 2004

ORCOMENOS, Grecia - Un agricultor que trabajaba en su campo de algodón en Grecia central ha descubierto un monumento de piedra que marca el lugar donde el ejército romano detuvo una gran ofensiva enemiga desde oriente hace más de 2.000 años, dijo un funcionario arqueológico el miércoles.

"Aquí se libró una de las mayores batallas de la historia griega... donde un gran ejército del este avanzaba sobre Roma", dijo el funcionario de arqueología, Vassilis Aravantinos.

La batalla de Orcomenos, unos 120 kilómetros al noroeste de Atenas, fue descrita por el historiador griego Plutarco. Pero el lugar del monumento, que se creía era de unos ocho metros de altura, era desconocido hasta el mes pasado, cuando el agricultor que araba su campo descubrió una columna enterrada que permitió a los investigadores desenterrar la base de piedra del monumento.

Otro monumento romano, en la vecina Queronea, fue hallado en 1990 por estudiantes de la Universidad de California en Berkeley.

Las batallas de Queronea y Orcomenos, en el 86 a.C, significaron una derrota grave para Mitrídates VI, rey de Ponto en el Mar Negro, que durante 20 años libró una guerra contra Roma.

El monumento fue erigido por el general romano Lucio Cornelio Sila, que derrotó a los asiáticos.

"Las fuerzas de Sila de 15.000 hombres enfrentaron a los ejércitos de Mitrídates, rey de Ponto, cuyas fuerzas superaban los 100.000" hombres, dijo Aravantinos.

"Es una de las raras ocasiones en que los textos antiguos confirman la arqueología. Para Roma, esta batalla fue la salvación, y para Grecia tuvo grandes consecuencias porque Sila castigó brutalmente a las ciudades griegas que tomaron partido por su enemigo".

La columna fue tallada en la forma de un tronco de árbol con armaduras de soldados muertos del ejército derrotado, como era la costumbre de la época, dijo el ministerio de Cultura en un comunicado.

Aravantinos dijo que el agricultor dejó los restos de la columna en la puerta del instituto arqueológico cuando éste estaba cerrado, y se fue sin identificarse ni indicar dónde los había encontrado.

Pero "esto era demasiado grande para ocultarlo", dijo Panayiotis Kravaritis, un funcionario del instituto que ayudó a encontrar el emplazamiento de la columna. "Finalmente hallamos el campo, y el agricultor nos llevó al lugar".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres